Colombia


¿Se acaba la ‘Segunda Marquetalia’ tras caída de Romaña y El Paisa?

¿Qué le espera a este grupo armado sin estos cabecillas? ¿Cómo queda el panorama de los grupos armados en la frontera? Hablan expertos.

COLPRENSA

11 de diciembre de 2021 08:45 AM

El asesinato de los emblemáticos jefes guerrilleros Henry Castellanos, conocido con alias de ‘Romaña’, y Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, ha dejado dudas entre los colombianos, no solo por la falta de información en torno a la forma en la que perdieron la vida, sino también porque hay quienes se preguntan qué es lo que va a pasar con la disidencia de la ‘Segunda Marquetalia’, misma que dirigían junto a alias ‘Iván Márquez’.

Y es que la caída de estos dos guerrilleros no es cualquier cosa, pues además de ser el brazo armado de una de las disidencias más importantes del país, estos hombres se encargaban del control del narcotráfico y los negocios y rentas criminales a nivel internacional para el sostenimiento de esta estructura ilegal.

Carlos Alfonso Negret, exdefensor del Pueblo, asegura que este grupo armado quedó sumamente debilitado, por lo cual invita a ‘Iván Márquez’ a que se entregue ante la justicia colombiana.

“Los integrantes de la ‘Segunda Marquetalia’ lo que deben hacer ahora es cumplir con el acuerdo de paz... Este grupo está dedicado únicamente al narcotráfico, a la extorsión y desde fuera de Colombia están realizando sus acciones, eso es supremamente grave”, dijo el exdefensor.

Así mismo, Negret dice que posiblemente lo que pasará con este grupo armado es que “serán reemplazados ‘El Paisa’ y ‘Romaña’ por otros comandantes militares que se encarguen, como ellos, de la estrategia militar. Sin embargo, el llamado es a que ‘Marquez’ se entregue”.

El exdefensor agregó que es importante que el Gobierno realice todos los esfuerzos diplomáticos para poder lograr el restablecimiento de las relaciones con el vecino país y poder controlar estos movimientos guerrilleros que se asientan del otro lado de la frontera, como lo son el ELN, las disidencias de las Farc y grupos paramilitares, como el ‘Clan del Golfo’.

Entre tanto, Juan Carlos Ruiz Vásquez, profesor de la facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, asegura que esta estructura queda gravemente debilitada sin estos mandos guerrilleros y que no descarta que se movilicen a otra zona del país, en donde puedan resurgir y resguardarse, al no encontrar una zona de protección en Venezuela.

“Evidentemente el grupo queda muy debilitado. Su plana mayor prácticamente murió y solamente queda ‘Marquéz’. El proceso de consolidación que estaban construyendo gracias al narcotráfico y al tráfico de armas, construyendo un espacio en donde se sentían tranquilos... Todo eso se acabó de un tajo”, dijo el docente.

Y agregó que posiblemente “‘Iván Márquez’ va a buscar otro sitio y va a irse totalmente de Venezuela, porque aparentemente ese ya no es un lugar seguro para él, entonces la ‘Segunda Marquetalia’ aparentemente se desestructuró... Puede haber una reconfiguración, como pasó con el ELN en los años 70, cuando prácticamente estaba acabado y volvió a renacer de sus cenizas, entonces no se puede dar por sentado que se acaban por debilitada que esté”.

Ruiz Vásquez agrega que la consecución de rentas criminales de esta estructura se verá gravemente afectada, pues al morir estos mandos guerrilleros, se pueden complicar los negocios criminales a nivel internacional que estos personajes encabezaban.

Los analistas coinciden en afirmar que el panorama en la frontera con Venezuela seguirá siendo complejo, sin importar cómo se encuentre en este momento la ‘Segunda Marquetalia’, pues allí confluyen más actores al margen de la ley que tienen constantes confrontaciones por el control territorial, que luchan por el tráfico de armas, la minería ilegal y el narcotráfico, que siguen teniendo prevalencia en el territorio.

“Los demás grupos delincuenciales están intactos y el Ejército colombiano y el venezolano no parecen ni muy dispuestos ni muy fuertes para acabar con este fenómeno que tanto daño está haciendo en la frontera”, concluye Ruiz.

LA ‘SEGUNDA MARQUETALIA’ Y SUS JUSTIFICACIONES PARA SEGUIR EN LAS ARMAS

La ‘Segunda Marquetalia’ se define como una organización político-militar revolucionaria comunista que reivindica el discurso de las antiguas FARC. Se propone “instalar un gobierno de transición entre estamentos afines al proyecto guerrillero”.

Esta organización justifica el regreso a las armas con lo que señala como el incumplimiento del Estado colombiano a lo pactado en La Habana y en principio contaba con experimentados comandantes que tienen conocimiento estratégico, discurso político, diversidad regional, relaciones con actores locales, nichos de reclutamiento y experiencia en obtener y extraer recursos.

No obstante, con la caída de estos dos líderes guerrilleros, la parte estratégica de esta guerrilla sufre un grave golpe, por lo que tendrían que nombrar nuevamente fichas importantes en torno a la estrategia militar.

Según un informe presentado por la fundación Ideas Para la Paz, la ‘Segunda Marquetalia’ está aún lejos de tener las dimensiones y capacidades de las antiguas FARC.

“Si bien busca evocar a esta guerrilla, se asemeja más a una combinación ecléctica de facciones armadas que aspiran a tener mayores niveles de autonomía y que buscan respaldo económico o ganar sustento ideológico”, asegura la FIP.

Así mismo, el informe señala que esta organización está en una fase de formación y configuración, “con algunas incursiones regionales aún incipientes. Si bien ha ido sumando agrupaciones locales y expandiendo así su influencia, su capacidad militar continúa siendo limitada, con algunas excepciones como el Frente Acacio Medina. En esta fase, la ‘Segunda Marquetalia’ ha evadido la confrontación con el Estado y no ha incurrido en acciones de alto impacto”.

La Fundación señala que, como proyecto, la ‘Segunda Marquetalia’ ha encontrado resistencia en las estructuras lideradas por ‘Iván Mordisco’ y ‘Gentil Duarte’, que tienen una importante influencia en el suroriente del país y al otro lado de la frontera.

“Los desacuerdos y disputas entre estas dos agrupaciones armadas están atravesados por los legados del conflicto armado, las diferencias y divisiones que se encontraban dentro de las FARC, y las motivaciones y posiciones individuales de sus comandantes. Por el momento, es difícil pensar que se vaya a consolidar un actor dominante que someta al otro o lo saque del juego”, asegura la organización.

La FIP además asegura que la caída de sus principales comandantes, “y las disputas con otros grupos armados ilegales, podrían ser leídos como un momento de desestabilización temporal o como una ruptura que aumenta la vulnerabilidad de este grupo”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS