Colombia


Uribe frente a la Corte Suprema: ¿Qué vendrá después de la indagatoria?

El senador Álvaro Uribe rendirá indagatoria este martes por el proceso en su contra por presunto soborno de testigos y fraude procesal.

COLPRENSA

07 de octubre de 2019 05:00 PM

Llegó el momento: este martes el senador Álvaro Uribe se presentará en la Corte Suprema de Justicia a rendir indagatoria por el proceso que se surte en su contra por su presunta participación en delitos de soborno y fraude procesal, esto luego de que el alto tribunal consideró pertinente abrir investigación por presunta manipulación de testigos.

El caso Uribe es uno de los más sonados que ha tenido el país, pues se desenvuelve tanto en lo político como en lo judicial. Este proceso empezó hace un poco más de un año, cuando la Corte decidió ponerle fin a una investigación que tenía abierta contra el senador Iván Cepeda, por el mismo caso.

La cita, entonces, será en el Palacio de Justicia, en el centro de Bogotá, allí Uribe estará frente a los magistrados, en un histórico momento en el que un expresidente rinde indagatoria ante la Corte.

(Lea aquí: Uribistas en Cartagena se tomaron la plaza de la Proclamación)

¿QUE SIGUE AHORA?

El tiempo que ha pasado en el proceso ha sido suficiente para que la Corte conozca, en cabeza de César Reyes, el magistrado que lleva el caso, que el testimonio de al menos 40 personas son necesarias para desenmarañar todo el proceso que pretende determinar si hubo presiones indebidas de testigos en contra de Uribe, como argumenta la defensa, o si, por el contrario, fue el hoy senador quien impulsó la búsqueda de declaraciones que lo beneficiaran.

El magistrado Reyes tiene en su poder los testimonios de esas personas que ya declararon, con las citas que se empezaron a surtir desde septiembre y culminaron este viernes 4 de octubre, y lo que sigue ahora, según explica el exfiscal general y exmministro, Alfonso Gómez Méndez, lo ideal sería que al término de la diligencia de este martes y en un estimado de diez días hábiles, la Sala determine la situación jurídica del senador.

Sin embargo, Gómez Méndez señaló que en el ejercicio de las funciones jurídicas, muchas veces el número de días para tomar una decisión pueden llegar a ser mayor.

En caso que la Corte cumpla con los tiempos establecidos por la ley, se podría decir que a finales de octubre se estaría conociendo si se libra la orden de captura en contra de Uribe.

El exfiscal explicó que hay tres situaciones precisas por las que la Corte determinaría imponer una medida de aseguramiento.

“Además de las pruebas que el magistrado tiene en su despacho, él debe considerar tres situaciones: si se debe evitar que se fugue, si se debe evitar que entorpezca la investigación o si pone en peligro a las víctimas. En este caso, lo más preciso es que haya una medida de aseguramiento dado que el caso que se investiga es muy diciente”, señaló.

Gómez argumentó que si bien existen tales requerimientos para que se surta la medida de aseguramiento, la decisión del magistrado debe estar soportada en una prueba testimonial o documental que fue recolectada a lo largo del proceso.

En dado caso que el magistrado Reyes determine que Uribe no representa un peligro para las víctimas y que por el contrario comparecerá ante la justicia, podría dejarlo en libertad, sin embargo, vinculado al proceso.

Después de ello se determinará si es llamado a juicio.

(Lea aquí: Se acerca la ‘hora cero’ para que Álvaro Uribe rinda indagatoria en la Corte)

¿Y SI RENUNCIA?

Muchas versiones se han dado alrededor de una posible la renuncia del senador a su cargo en el Congreso, lo que podría, de acuerdo con hechos específicos, cambiar el escenario jurídico para él.

Si Uribe renuncia a ser senador, como él mismo ha sugerido en entrevistas, el análisis es que si los delitos que investiga la Corte fueron ocurridos cuando el fungía como gobernador, la Fiscalía tendría que hacerse cargo de la investigación.

Si, por el contrario, los delitos fueron cometidos en su ejercicio de senador, por su fuero sigue siendo competencia de la Corte Suprema.

Así las cosas, fuentes cercanas al proceso le confirmaron a Colprensa que los hechos por los que se acusan al senador, fueron cometidos durante 2017 y 2018.

En ese entendido, el senador así presente su renuncia seguirá siendo investigado por el alto tribunal.

EL CASO CONTRA URIBE

El proceso contra el expresidente Uribe se inició cuando él inició un proceso jurídico en contra del senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, al acusarlo de estar buscando a exparamilitares para ofrecerles beneficios a cambio de testificar en contra del líder natural del Centro Democrático.

Pero los papeles se cambiaron y el investigado resultó siendo el expresidente, dado que la Corte no encontró responsabilidad del senador del Polo Democrático en lo que mencionaba Uribe.

El proceso judicial del expresidente se empezó a desarrollar en julio de 2018, momento en que se conmocionó el sector político del país debido a que llamaron a rendir indagatoria al senador. La noticia no la esperaba nadie, mucho menos él, pues en ese entonces hasta puso en la cuerda floja su puesto en el Senado. Sin embargo, decidió darle frente y seguir.

El senador no la tiene fácil. En su contra tiene testimonios que lo vinculan con paramilitares. Además de ello, tiene un abogado en su equipo, Diego Cadena, que, al parecer, habría ofrecido plata a delincuentes recluidos en varias cárceles del país para hablar a favor del expresidente.

Los señalamientos en contra y a favor del senador están en este momento en el despacho del magistrado de la Sala de Instrucción de la Corte, César Reyes, quien es el que conoció el caso luego de que se lo retiraran a la también magistrada Cristina Lombana, por su cercanía con las Fuerzas Militares cuando Uribe fungió como presidente.