Cultural


Camilo Díaz, el cartagenero que hace cine independiente en EE. UU.

Su anhelo es dirigir y producir la película que escribió y que toma lugar en las calles que lo vieron correr con espadas de madera y toallas en su cuello.

ANDREA V. CARO MARTÍNEZ

10 de septiembre de 2023 12:00 AM

Aquel niño que paseaba de la mano de su padre, disfrazado con una toalla partida por los pasillos del Magali París de Bocagrande, hoy es un cineasta independiente en Atlanta, Georgia.

Camilo Díaz nació en Cartagena de Indias, el 22 de enero de 1996. Por sus venas corre la sangre bajograndera y zambranera de su madre, mezclada con la paisa de su padre. No representa los estereotipos físicos del hombre caribeño pero su pelo rizado y el desdén en su hablar confirman sus raíces. Lea aquí: ‘El otro hijo’, la película que narra la crudeza de perder un hermano

Sus padres trabajaron para que creciera sin pena ni conflictos. En un mundo real, plasmado de películas y actuación.

La sumersión en el mundo de la fantasía que supera la realidad, comenzó a los cinco años en la sala de la casa de su tía frente a un pequeño televisor. Lea aquí: Ya llega el Festival de Cine Verde de Barichara

“Mi madre se mudó a los Estados Unidos para finalizar sus estudios profesionales. Siempre muy presente de lo que necesitaba, me mandó una cámara de video. Tenía como seis o siete años cuando empecé a hacer películas con mis amigos del barrio, recreamos escenas del ‘Señor de los anillos’”, cuenta.

Su abuelo materno era un alcahueta, el todero de su nieto, quien hacia con sus propias manos espadas de madera con las que los niños corrían por todo el barrio. Su tía viajaba de Almirante Colón hasta Blockbuster en la entrada de Bocagrande para alquilar las películas que más le gustaban y así estudiar los detrás de escena. Fue ahí, que se dio cuenta que su arte es un trabajo colaborativo.

Se mudó en 2005 con su madre y comenzó lo que el denomina como la segunda etapa de su vida. Lea aquí: Prepárese para los Premios Macondo, lo mejor del cine colombiano

Creció en años y estatura, pero la idea de hacer cine se intensificó, así que sus padres deciden inscribirlo en una escuela de artes ‘Alabama School of Fine Arts’, donde se decidió por el teatro destacándose en la actuación. Pero su pasión es escribir, dirigir y producir películas, así que reunió a sus amigos y utilizó la parodia como medio narrativo para recrear, en cortometrajes, éxitos del cine como la película de Leonardo DiCaprio, ‘El Origen’.

Se graduó en 2015 y ese mismo año comenzó la universidad, una etapa de la vida que no salió como planeó.

“Decidí ingresar a la Georgia State University, porque mis padres se mudaron a Atlanta pero planeaba durar un año y pasarme a un programa de cine más grande en Nueva York, Los Ángeles, el sur de California o Chicago, pero todo cambió cuando llegó la publicación de una producción que buscaba extras para una película”, narró. Lea aquí: Robert de Niro, el actor más demandado para cine llega a los 80 años

Decidió llenar el formulario sin mayor expectativa, y sin creerlo estaba contratado para interpretar un guerrillero en la película de Tom Cruise ‘Barry Seal: solo en América’.

Camilo decidió apelar al profesionalismo, lo que llamó la atención del asistente de director, quien le preguntó qué le gustaría hacer con su vida. El cartagenero, con un poco de malicia caribeña, le respondió con firmeza que le gustaría llenar sus zapatos en un futuro. Aquella respuesta le abrió las puertas para trabajar desde la parte cinematográfica y de producción del films, hasta guardaespaldas en una alfombra roja fue del actor de Misión Imposible. En ese proyecto descubrió que el mundo del cine se había mudado al estado de Georgia y lo mejor era apostar por quedarse allí.

Empezó a trabajar con un grupo de amigos, que como él, lo único que querían hacer era cine en rollos de 16 mm. Con el club ‘Terminus’ realizó 6 cortometrajes que presentó en diferentes festivales a nivel nacional, como el prestigioso Festival de Atlanta y ganó la beca de Sundance. Lea aquí: El cine colombiano gana un nuevo e importante galardón

En 2018, recibió el título de ‘Film and Media’. Y cada trabajo que tuvo fue determinante para que en 2020 abriera, junto a su amigo y colega, Aidan Guthrie, CineAstra, una compañía de producción cinematográfica.

Para él, la experiencia en la empresa ARRI, fue fundamental para el conocimiento de las cámaras como protagonistas del cine. Es una casa de alquiler de cámaras, y cuenta que, aún lejos de la ciudad que tanto añora, la vida se encarga de acercarlo al Caribe que adora.

“Nosotros fuimos quienes proporcionaron las cámaras que llegaron a Cartagena para filmar la película que protagonizó Will Smith ‘Gemini Man’. Desee tanto ser una de esas cámaras”. Lea aquí: ¿Quién es la actriz colombiana que participó en la película ‘Sound of Freedom’?

Trabajó con la Academia de Cine de Georgia, donde ganó importantes contactos y aliados en el medio para su empresa. Construyó una fuerte amistad con la compañía Kodak, quienes lo han invitado a conversar sobre cine en diferentes eventos.

Hoy, a sus 27 años disfruta de lo que hace, goza de llevar su nombre al lado de la palabra ‘productor’ en los eternos créditos de ‘Popular Theory’ y ‘The Throwback’, y como director y escritor de ‘The Old Lady and The Boxer’. Lea aquí: Banda colombiana estrena su primera “película musical”

En Cartagena nació y a Cartagena regresa cada vez que tiene la oportunidad. Recorre las calles del Centro como si fuera la primera vez que lo visita, se sienta en los diferentes cafés a escribir historias en un pedazo de servilleta. En su corazón está la necesidad de pisar tierra caliente y recargarse del amor de su familia. Pero a EEUU regresa para seguir trabajando en su sueño, para seguir cultivando ese amor por el cine, porque está seguro que regresará a la Heroica a filmar la historia que guarda y que espera, con tanto anhelo, venir a grabarla.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS