Deportes


Así va la polémica entre Orlando Cabrera y Carlos Arroyo sobre el caso de Michael, cartagenero que firmó con Seattle

Este medio conoció la versión del agente del jugador y también la del padre del pelotero.

JUAN CARLOS MARTÍNEZ CASTELLAR

22 de enero de 2022 12:08 PM

Michael Arroyo se convirtió, hace poco, en el pelotero colombiano que firma en el país el bono más alto para integrarse a una organización de Grandes Ligas. El campocorto cartagenero se vinculó a los Marineros de Seattle, equipo que pagó por él un millón 375 mil dólares, cifra récord. Ante semejante cifra se han presentando inconvenientes fuera de lo deportivo.

¿Cuál es la polémica?

Cuando se trata de grandes cantidades de dinero esto, algunas veces, atrae problemas. El caso de Michael Arroyo no se escapó de esas diferencias, generadas por intereses en el entorno del jugador. LEA AQUÍ: Marineros firmarán a un cartagenero por más de un millón de dólares

La polémica nace por el porcentaje del bono que le corresponde a Orlando Cabrera, exGrandes Ligas y agente de Michael Arroyo. Hubo un acuerdo que el 30% le corresponde a Cabrera, pero Carlos Arroyo, papá del jugador, no está dispuesto a dar el 30%, sino el 10%. Ante esta situación, este medio logró comunicarse con los dos implicados, quienes dieron sus versiones.

“Hubo un acuerdo”

“Hubo un acuerdo del 30% para Cabrera Consulting. Yo tengo un contrato firmado con el padre y la madre del jugador, aunque no vivan juntos. El acuerdo no lo puedo romper, en el 2019 cuando los Marineros aseguraron a Michael todo quedó claro. El más perjudicado con esta situación es Michael, si no se resuelve este tema, los Marineros no pagarán el bono, a las organizaciones no les gustan estos líos”, sostuvo Cabrera, quien aseguró que el personal de Seattle está a favor de él.

“Ellos están aconsejando a Michael para que entreguen lo pactado, que es el 30%”, agregó Orlando.

“Incumplió el contrato”

Esto lo dice Carlos Arroyo, papá de este gran pelotero.

“Orlando incumplió el contrato. El contrato dice que la compañía, en este caso, Prospect Sport, la de Orlando Cabrera, se tiene que encargar de todo hasta que el pelotero firme. Orlando tiene dos años que no le da nada a mi hijo, no la da implementos. Uno tiene que ser serio con el contrato”, dijo Carlos, quien también jugó en el béisbol organizado.

“Él todo lo hablaba era con la mamá y no conmigo. Yo le hacia reclamos a él por eso, yo fui el que jugó béisbol, no la mamá”, añadió Arroyo padre, quien se mantiene en dar el 10% al agente.

Antes estas afirmaciones, Cabrera se pronunció: “Lo que dice Carlos sobre que no le daba implementos es mentira, él se quiere pegar de eso. Cuando yo llevaba los implementos, Michael nunca estaba, tengo meses que no lo veo. Cuando se metió la pandemia, todo estaba cerrado. En ese tiempo yo le mandaba mercados a la mamá de Michael, siempre he estado pendiente a ellos”, aseguró Orlando.

“Mis abogados ya están al tanto de todo, ya se le mandó una notificación para conciliar, sino nos vamos a juicio. Yo tengo todas las pruebas que Cabrera no le daba nada a mi hijo antes de firmar. Él sabia que yo le estaba haciendo los trámites a mi hijo para llevarlo a USA, por eso era su ausencia”, también aseguró Carlos.

Orlando, en los últimos años, ha venido preparando, junto a su personal, a peloteros colombianos para lograr la firma. Se ha caracterizado por ser uno de los mejores agentes, sin ninguna duda.

“Nosotros hicimos el trabajo, logramos que Arroyo firmara por más de un millón de dólares. Esos porcentajes que nos ganamos es para invertirlo a la academia para seguir con los procesos de esos jóvenes que quieren firmar. A Michael lo llevamos a todas partes”, informó el exGrandes Ligas.

“Yo quiero que todo se soluciones, pero si hay incumplimientos, uno tiene que actuar, tomar medidas. Uno debe ser serio”, respondió Carlos, quien junto a Orlando son los protagonistas de esta novela llamada: Michael Arroyo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS