Deportes


Este es el niño cartagenero que dejó sin palabras a Falcao García

GABRIEL JAIME GARCÍA GARCÍA

14 de noviembre de 2013 12:15 AM

La creatividad y la pasión logran hasta lo imposible. Así lo demuestra Wilson Andrés Nobles Cabarcas, un niño que pintando sus sueños asombró al goleador de la Selección Colombia, Radamel Falcao García. Mire aquí el video: Este es el niño cartagenero que dejó sin palabras a Falcao García

El menor es un aficionado ferviente del fútbol, amante del combinado patrio y seguidor del delantero del Mónaco de Francia, que, por su falta de recursos para adquirir la indumentaria de la Selección, pintó el nombre y el número de su jugador estrella en una de sus camisetas.

Todos los domingos, Wilson la luce con orgullo en la cancha de fútbol de la Vía Perimetral, Zona Suroccidental de Cartagena, en donde da pinceladas con el balón cada vez que puede y donde se ha dado a conocer como el recoge pelotas de los campeonatos de mayores que se organizan en el sector.

Fue uno de esos domingos que El Universal captó una fotografía de él. La imagen -tomada por el periodista Luis Carlos Prado- que expresa la humildad y la afición del niño por este deporte, llegó hasta Falcao García, quien, entre la emoción y el orgullo, la compartió en sus cuentas de redes sociales. (Lea también: Avanzan torneos de fútbol en barrios de Cartagena)

La fotografía se popularizó entre los seguidores del futbolista, quienes se conmovieron por la humildad de Wilson Nobles, a quien definieron como un hincha ejemplar.

SUEÑOS A LO GRANDE
Wilson Andrés Nobles, de 12 años, vive en una calle sumida entre el contraste de belleza y pobreza que inspiran la Vía Perimetral y los barrios que la circundan. 

El menor es la representación de una infinidad de niños, que sumidos en un sistema social indiferente, intentan escapar de sus realidades a punta de sueños.  

Wilson forja sus metas allí, en la calle San Juan, en la carrera 48 del barrio Boston. Dice que sueña con ser un futbolista profesional y con vestir la camiseta de la Selección Colombia.

“Yo pinté la camiseta de Falcao porque me parece que es el mejor jugador del mundo. Yo veía los partidos de Falcao y como no tenía para que me compraran una camiseta de él, la pinté, le hice el número 9 y le puse su nombre”, señala con timidez Wilson, que es el menor de ocho hermanos.

Por su labor como recoge pelotas dice que le pagan entre 7 mil y 9 mil pesos por domingo, dinero que entrega a su mamá.

Maryoris Cabarcas Mendoza, su madre, dice que el niño le ha pedido que lo ingrese a una escuela de fútbol, pero que no tiene los recursos para hacerlo, por lo que tiene que conformarse con jugar en las calles y la cancha de la Vía Perimetral con sus amigos.

“Él se va para la cancha los fines de semana a jugar y a recoger balones en los campeonatos. En ocasiones me ha tocado ir a buscarlo porque hasta enfermo se va para la cancha”, dice Maryoris.

Pero Wilson no solo es reconocido en su barrio por su afición al fútbol. En el colegio República de El Líbano, donde cursa sexto grado, es distinguido por su buen desempeño académico y su gusto por el deporte.

“Es uno de mis mejores estudiantes, un joven muy atento, disciplinado y con ganas de progresar. Es importante que a estos niños se les brinden oportunidades para salir adelante”, apunta Jorge Arrieta Martínez, uno de los profesores de Wilson, que se ha convertido en el héroe de la clase por captar la atención del ídolo colectivo, Falcao García.

  NOTICIAS RECOMENDADAS