Económica


Los motivos del rezago en el acceso al sistema financiero en la Costa

Las transacciones digitales tuvieron un incremento de 62,9% en el último año en Colombia, destaca el Director de Banca de las Oportunidades.

EL UNIVERSAL

21 de julio de 2021 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

21 de julio de 2021 12:00 AM

El más reciente Reporte de Inclusión Financiera (RIF), correspondiente al 2020, elaborado por la Banca de las Oportunidades y la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC), deja entre sus conclusiones más importantes que la Costa Caribe es la región del país con mayor rezago en materia de acceso a los servicios financieros.

“La Región Caribe tiene los mayores retos en materia de acceso a los servicios financieros. El 75,3% de los adultos en la región tenía al menos un producto financiero al cierre del año pasado, cuando la mejor región del país, la Centro Oriente, tenía un porcentaje de acceso del 95,7%”, destaca Freddy Castro, director de la Banca de las Oportunidades.

Los índices de acceso de esta región están por debajo del promedio nacional y de todas las otras regiones, precisa el funcionario.

“Eso se explica por varias hipótesis: La primera tiene que ver con desconfianza al sistema financiero. Cuando hay desconfianza no se usa el servicio. La segunda está asociada a la informalidad de la economía de la región. Cuando la economía es informal prefiere usar canales distintos al sistema bancario. Las cifras del Dane señalan que la mayoría de municipios con informalidad laboral son de la Costa Caribe. Y lo tercero tiene que ver con los menores niveles de apropiación digital”, sostiene Castro.

En términos generales, el estudio también concluye que en el último año, en medio de la pandemia, hubo un mayor uso de las alternativas digitales, “la pandemia logró acelerar la transformación digital en el sistema financiero que ya estaba preparado con alternativas para que las personas pudieran acceder a sus productos”, indica el director de Banca de las Oportunidades.

Castro añadió que “las restricciones a la movilidad y las medidas de distanciamiento social impulsaron las transacciones digitales, las cuales tuvieron un incremento de 62,9% en el último año”.

El Reporte de Inclusión Financiera señala que “al cierre de diciembre de 2020, 2,6 millones de personas accedieron por primera vez a un producto del sistema financiero, mientras que en 2019 lo habían hecho 1,4 millones”. El número de adultos con al menos un producto activo o vigente subió de 23,5 millones a 26,4 millones entre 2019 y 2020, ubicando al indicador de uso de los productos en el 72,6%, lo que equivale a un crecimiento de 6,6 puntos porcentuales.

La Costa también tiene el peor indicador de uso por regiones con el 60,5%.

Como dato curioso, entre 2017 y 2020 se han vinculado 242.601 ciudadanos venezolanos al sistema financiero. Es decir, aproximadamente el 14% de la población estimada por Migración Colombia accede a estos servicios.