Económica


Los lineamientos de la misión de empleo para las próximas reformas laborales

Entre las recomendaciones se plantea identificar las fuentes y los usos de la protección social y separar el papel del salario mínimo.

COLPRENSA

12 de enero de 2022 12:10 PM

Hoy el Ministerio de Trabajo y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) presentaron los resultados de la Misión de Empleo, una iniciativa del Gobierno que se centró en analizar el mercado laboral colombiano, con el objetivo de encontrar sus fallas y plantear una propuesta que permita llegar a dos objetivos específicos: ampliar la protección social a los trabajadores y mejorar su eficacia; y reducir los obstáculos de la regulación laboral y de la protección social que inciden negativamente en el desempeño de las empresas y, por tanto, en la generación de empleos.

Los jefes de la Misión, Santiago Levy y Darío Maldonado, presentaron los resultados del estudio. Una de las primeras conclusiones de los académicos es que el mercado laboral en Colombia funciona mal y, como resultado, la mayoría de los trabajadores recibe protección social deficiente y tiene empleos precarios, con pocas posibilidades de mejora durante su carrera.

En esa misma línea, se destacó que la disfuncionalidad del mercado laboral genera exclusión social, castiga el crecimiento y la productividad, y genera tasas de desempleo persistentemente altas.

Según los expertos, el mal funcionamiento del mercado laboral proviene de varios elementos: los malos incentivos de la protección social asociados a la forma en la que se financia; las deficiencias en los mecanismos para proteger a los trabajadores contra el despido; un salario mínimo muy alto frente a la distribución salarial; un sistema de formación para el trabajo que no conecta con las demandas del sector productivo; y la debilidad en los mecanismos de fiscalización de la justicia laboral.

Además, la situación también sería producto de un proceso de reformas que empezaron hace tres décadas y que no tuvieron la consistencia necesaria para alcanzar eficiencia, universalidad y solidaridad.

Con este panorama, los expertos plantearon que hacia el futuro Colombia debe construir una visión objetivo que amplíe y mejore la protección social, ello en un contexto de un mercado laboral menos segmentado y más favorable para la productividad.

Así, se sugirió diseñar un proceso de varias reformas pues, dada la complejidad del mercado laboral colombiano, una sola reforma no resolvería la problemática.

Se señalaron seis lineamientos generales para el conjunto de reformas. El primero tiene que ver con identificar los elementos de protección social, separando los que son intrínsecos a la relación trabajador-empresa de aquellos que no lo son.

Como segundo punto, se sugirió identificar y determinar las fuentes de financiamiento de dichas herramientas de protección social.

Un tercer lineamiento es separar el papel del salario mínimo como piso y umbral, con el propósito de reconocer las especificidades del trabajo rural; contemplar salarios diferenciados para los jóvenes; desvincular las pensiones del salario mínimo; usar pensiones no contributivas como garantía de una pensión mínima; y desvincular las aportaciones de los trabajadores para las pensiones de retiro y seguros de invalidez y muerte.

Como cuarto punto se sugirió renovar los instrumentos de protección al cesante, con elementos como un seguro de desempleo ampliado, el uso más eficaz de las cesantías, entre otros.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Seguido, se recomendó renovar y fortalecer las instituciones de fiscalización e implementación de la justicia laboral, adecuándolas al entorno de los primeros cuatro lineamientos.

La última recomendación tuvo que ver con la reorganización de las instituciones de capacitación y formación de recursos humanos.

Al finalizar la presentación de los resultados, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que, con este diagnóstico, el país deberá plantear una ruta de trabajo.

“Este es un marco para que, de aquí en adelante, nosotros hagamos cualquier reforma como un todo. La invitación que nos hace la Misión es a que no hagamos una reforma muy puntual, para un tema en específico, porque eso no nos lleva a ninguna solución”, dijo el jefe de la Cartera.

  NOTICIAS RECOMENDADAS