Estudiantes del Neri se repartirían en 3 colegios

23 de enero de 2019 12:00 AM
Estudiantes del Neri se repartirían en 3 colegios
En esta calle queda el Centro Educativo Alberto Jiménez Fuentes, donde se reubicaría a una parte de los estudiantes del San Felipe Neri. //Nayib Gaviria - el universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En una constante zozobra viven los estudiantes y padres de familia de la Institución Educativa San Felipe Neri, en Olaya Herrera, no solo por el pésimo estado de la infraestructura de su colegio, sino porque aún no tienen claro dónde recibirán clases este año. Tras definirse hace unas semanas que el 90 % de los 1.700 estudiantes se trasladaría a la IE Nuestra Señora del Carmen (antiguo Departamental), en la avenida Pedro de Heredia, por una propuesta de la Secretaría de Educación, esto no será posible porque el colegio no tiene las 25 aulas disponibles.

De eso se enteraron los padres de familia el lunes en la noche, por lo que creció la indignación ante los incumplimientos del Distrito y ayer revisaron la nueva propuesta.

“Tenemos una segunda propuesta con una escuela provisional porque no están todos los cupos que supuestamente había constatado la Secretaría de Educación, y nos dimos cuenta que todo fue una mentira, que no estaban todas las aulas y nos dieron una segunda opción para mirar las instalaciones ayer”, explicó Alicia Cardiles Fontalvo, presidenta de la Asociación de Padres de Familia.

Sobre esta nueva propuesta, el rector de la institución educativa Remberto Navas aclaró que luego de constatar las instalaciones del Departamental y, teniendo en cuenta que aún están matriculando estudiantes, solo quedarían 13 aulas disponibles permanentes.

Es decir, faltarían 12 aulas para reubicar a toda la población del colegio. Estas fueron ubicadas en el Centro Educativo Alberto Jiménez Fuentes, también en Olaya Herrera, pero en otro sector.

“Hoy -ayer- debemos definir con la Secretaría de Educación para asegurar la contratación de las aulas, porque esta semana se les hace la sensibilización a los estudiantes que irán a otro colegio”, resaltó Navas.

Para los padres de familia la infraestructura es adecuada, añadiéndole arreglos de pintura, aseo y dotación de pupitres. Sin embargo, la preocupación es que el sector es peligroso y las calles por donde ingresarán los estudiantes están en mal estado.

“Una de las opciones es que dejen a los estudiantes en la carretera y que reparen esa vía para evitar accidentes cuando se dirijan a la escuela. Allí los factores de riesgo se incrementan más. El Departamental es más central y el otro centro educativo está en un sector más complicado, por el sector Playas Blancas”, reiteró la madre de familia.

Con esta propuesta, los estudiantes se reubicarían de la siguiente manera: en la IE Nuestra Señora del Carmen los grados tercero de primaria, noveno, décimo y undécimo; en el San Felipe Neri el preescolar, segundo, cuarto y quinto de primaria. Y en el centro educativo de Olaya Herrera, sexto, séptimo y octavo de bachillerato. La jornada nocturna continuaría en la misma sede del San Felipe Neri.

El pasado 15 de enero hubo una mesa de trabajo con la secretaria de Infraestructura, Clara Calderón, la secretaria de Educación Claudia Almeida, y la comunidad estudiantil en la que aceptaban el plan de contingencia con varias condiciones. Entre esas estaban el acompañamiento permanente de la Policía para el traslado de los estudiantes, el psicosocial para los estudiantes, garantizarles el transporte y que si a marzo no tenían fecha para las obras, se regresarían a la sede de su colegio.

Recordemos que un fallo de la Corte Constitucional ordena provisionalmente la reubicación de los 1.700 estudiantes para protegerles la integridad y la vida, debido al mal estado de la infraestructura.

Sin pupitres

Al parecer, el San Felipe Neri no es la única institución con inconvenientes para el comienzo del calendario académico, pues hay varias instituciones educativas que no cuentan con los suficientes pupitres para los estudiantes matriculados.

Esto ocurre en la IE Antonia Santos, donde el rector Alfonso Cassiani Herrera reveló que hay un déficit de 200 pupitres, por lo que han establecido un pico y placa. “Dentro de las diversas problemáticas, la más grave es la falta de sillas para garantizarles a los estudiantes desde preescolar hasta grado 11 en la sede principal la educación que merecen. Tenemos un déficit de 200 sillas, por esta dificultad para la jornada de la mañana de la sede principal programamos un pico y placa para que los estudiantes de diferentes grados se turnen para evitar que la falta de sillas agudice la situación y genere conflictos entre los estudiantes”, indicó el rector. La problemática también se presenta en la IE Olga González Arraut, donde faltan 50 sillas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS