Construcción


Cinco recomendaciones para alquilar un inmueble

Tanto en lo financiero como en lo arquitectónico y estructural, hay asuntos que debe tener en cuenta para hacer un buen negocio y escoger una casa que le convenga.

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

22 de junio de 2021 12:00 AM

Cuando se trata de tomar decisiones que ponen en juego su dinero, el consejo de oro siempre es el mismo: asesorarse con alguien que sea de confianza y experto en la materia. Con todo, siempre hay algunos factores básicos que usted puede tener en cuenta para que nadie lo estafe y usted pueda ir descartando opciones sin temor a equivocarse. En esta ocasión, le presentamos algunos consejos sencillos que puede tener en cuenta a la hora de alquilar vivienda.

1. Haga un presupuesto y un “estudio de mercado”: considere su salario actual, si usted está en condiciones de tomar créditos, cuál es el estrato de la zona o las zonas a donde planea mudarse, a cómo está el canon de arrendamiento, cuánto cuestan los servicios públicos, qué tipo de precios ofrecen en promedio y cómo los justifican. No se arriesgue con algo que está fuera de sus posibilidades por el momento, en especial si no tiene garantizado un ascenso o nuevas opciones de ingresos (Puede leer: Arriendos para 2020 se incrementarán en 3,8%: Fedelonjas).

2. Considere si la ubicación y el sitio le convienen: no solo por la cercanía a su sitio de trabajo o de estudio, sino por la presencia de servicios complementarios que le podrían ser útiles, como tiendas de abarrotes o supermercados, hospitales o Entidades Prestadoras de Servicios de Salud (EPS), zonas verdes, gimnasios, sitios de recreación (como restaurantes o parques), oficinas gubernamentales y demás. Esto se vuelve especialmente importante si usted está interesado en alquilar un apartamento, pues la mayoría de las propiedades horizontales hoy en día ofrecen algunos de estos beneficios.

3. Una vez dentro del inmueble, esté alerta ante cualquier desperfecto: “revise que todo funcione, que no haya filtraciones de agua ni de gas, que las cerraduras estén en buen estado, que no haya pisos levantados, grietas, comején, ni elementos estructurales que podrían ceder”, advierte Héctor Anaya Pérez, arquitecto y docente universitario. Cualquier desperfecto significaría dinero adicional en reparaciones y, lo que es peor, un posible peligro para su vida. Si no sabe reconocer este tipo de fallos, infórmese o asesórese con un ingeniero o arquitecto de confianza.

4. Asegúrese de que toda la documentación del inmueble esté en orden: es decir, que le estén ofreciendo una construcción construida legalmente y que le pertenece a la persona que la ofrece. El certificado de Tradición y Libertad, las escrituras, el impuesto predial al día, los permisos ambientales y demás. Consulte con un abogado para tener plena certeza.

5. Los contratos, a través de inmobiliarias, no de particulares: esto le dará mayor seguridad financiera y garantías legales a la hora de que ocurran conflictos entre las partes. “Está demostrado por la experiencia que los contratos que se celebran únicamente entre particulares casi siempre terminan en impasses. Cuando hay una inmobiliaria de por medio, es más probable llegar a condiciones equitativas y hacer valer lo estipulado”, afirma el arquitecto Héctor Anaya (Le puede interesar: ¿Quién asume los daños en una vivienda arrendada?).

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Antes de firmar

Si ya eligió una buena opción de vivienda para alquilar, acorde con sus expectativas y necesidades, revise muy bien el contrato de arrendamiento.

Además del valor mensual de la renta, asegúrese de cuál es la vigencia del contrato, si incluye algunos servicios públicos, si limita el número de habitantes en el inmueble, si hay cargos en caso de atrasos en el pago, cuáles son las causales de desalojo y las penalidades en caso de que decida mudarse antes de lo pactado.

Esto le evitará sorpresas desagradables e inconvenientes con el arrendador.