Conozca costos y enfoque de la formación después del pregrado

La formación posgradual es clave para que los profesionales puedan avanzar y ser más competitivos en el mundo laboral. ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir?

LIA MIRANDA BATISTA

28 de febrero de 2020 12:00 AM

Se acabaron los tiempos en que para conseguir un buen empleo solo bastaba mostrar un diploma de pregrado de una universidad acreditada. Los trabajadores de hoy saben que la formación posgradual es clave al momento de fijar sus metas y propósitos de vida.

Terminar un pregrado implica prepararse para continuar un nuevo proceso de formación. En Colombia, la formación posgradual se desarrolla en los niveles de especialización, maestría, y doctorado, ofrecidos por una variada gama de instituciones de educación superior.

Alejandro Dáger Otero, vicerrector académico de la Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco, explica que la elección del posgrado dependerá de los intereses y gustos de cada persona.

Según él, un estudiante con formación de pregrado puede arrancar en cualquiera de los mencionados niveles, de acuerdo con sus metas y objetivos. ¿Qué ventajas tiene cada uno? ¿Qué factores se deben tener en cuenta al momento de elegir un posgrado? Revisemos.

Especialización

Es el primer nivel de la modalidad posgradual en Colombia. El vicerrector Dáger Otero señala que este tipo de formación se enfoca en profundizar en un área especifica del programa o la carrera universitaria escogida. “Una de las ventajas de la especialización es que es muy corta, por lo general solo dura un año”, afirma.

Dáger sostiene que “una especialización le da los jóvenes recién egresados la oportunidad de profundizar en un área del conocimiento especifica. A los que ya trabajan, en el campo de acción donde se desempeña. Los profesionales deben que escoger un programa que sea de su interés, revisar el plan de estudio y si el modelo académico es más teórico o práctico”.

El costo de una especialización varía entre $ 5 millones y $ 8 millones por semestre.

Maestría

Se trata de un programa académico y formativo más extenso (dos años de duración) y que ahonda en un tema especifico desde un enfoque investigativo. “Las áreas de formación de una maestría son más amplias. En este tipo de formación encontramos estudios de casos y método científico, es decir, generación de nuevo conocimiento”, afirma Alejandro Dáger.

Una de las ventajas de estudiar una maestría es la posibilidad de reforzar habilidades que orienten al profesional a desempeñarse mejor en situaciones reales y recibir mejores ingresos salariales.

“El Observatorio de Educación Laboral del Ministerio de Educación comprobó estadísticamente que las personas con maestría tienen mayores ingresos salariales que un recién egresado o que una persona con especialización”, sostiene Dáger.

El costo de una maestría varía entre los $ 7 y los $ 12 millones por semestre.

Doctorado

El doctorado es el último nivel de formación posgradual, el más intenso y de mayor duración. “Desde que el estudiante pisa el doctorado está inmerso en un proceso de investigación, por eso dura entre tres y cinco años”, explica el vicerrector Dáger.

La mayoría de docentes universitarios son profesionales con doctorado. Además, el país ofrece incentivos para la producción científica. “Muchos profesionales han podido cursar doctorados gracias a becas ofrecidas por el Gobierno. También hay becas para posgrados en otros países”, señala el experto.

El costo de un doctorado varía entre los $ 7 millones y $ 18 millones de pesos por semestre.