Mujer


Mujeres y sus derechos: la desinformación juega en contra

La asesora general de la Unidad de Asuntos para la Mujer, Gina López, resalta que la pedagogía es esencial para avanzar contra la violencia de género.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

26 de noviembre de 2021 12:00 AM

Las mujeres se encuentran “sometidas a dobles afectaciones” en las violación de sus derechos humanos, asegura Gina López Gulfo, asesora general de la Unidad de Asuntos para la Mujer de la Secretaría de Participación y Desarrollo Social.

Estas dobles afectaciones saltan a la vista cuando se trata de defender, por ejemplo, el derecho a una vida libre de violencia, en el que se contempla que ninguna acción u omisión les cause daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial, o la muerte, por el hecho de ser mujeres.

Pero, “seguramente le pegaron porque le hizo algo” o “se lo merece por no hacer caso”, son micromachismos comúnmente escuchados -señala López Gulfo-, cuando una mujer denuncia públicamente ser violentada por su pareja.

“La cultura machista revictimiza a la mujer”, recalca. Porque aunque estas expresiones son lanzadas y repetidas en el día a día, incluso por mujeres, ubican a los hombres en una posición tradicionalmente privilegiada y dominante que debe erradicarse.

“¿No te vas a arreglar para salir?”, “Qué suerte, tu marido te ayuda en casa”, “Corres como una niña”, son otras de las frases que se suman a esta “violencia blanda” en la vida cotidiana.

“Las vulneraciones a los derechos se dan desde diferentes actores, el primero es el sistema patriarcal y la cultura, luego siguen los escenarios más cercanos a las víctimas como las familias, las parejas, exparejas y luego cualquier tipo de relación interpersonal termina también generando presión baja, que al final se convierte en la reproducción de imaginarios sociales que exponen a la mujer a la violencia”, explicó la politóloga e internacionalista.

Haz valer tus derechos

La asesora general de la Unidad de Asuntos para la Mujer resalta que “las mujeres, al igual que todas los ciudadanos somos sujetos activos de los derechos humanos universales y de los derechos fundamentales contemplados en la Constitución de Colombia”.

Agrega que “desde la comunidad internacional se han impulsado derechos diferenciados, como lo son una vida libre de violencias, que implica obligaciones como la debida diligencia y la no confrontación con el victimario. Asimismo, se cuenta con los derechos sexuales y reproductivos”.

Sin embargo, “el desconocimiento de los derechos de las mujeres es un fenómeno social nacional e incluso internacional.

Para hacer frente a esta situación, “trabajamos ampliamente el componente de prevención de violencia a través de la pedagogía de nuevas masculinidades o masculinidades no hetero normativas, así como la educación de mujeres, adolescentes y niñas bajo el ejercicio pleno de sus derechos desde la Unidad de Mujer de la Secretaría de Participación”, dice la funcionaria.

Una de las principales barreras para hacer valer los derechos de las mujeres es el desconocimiento”.

Gina López Gulfo

¿A quién acudir?

La Ley 1257 de 2008 estipula quiénes deben actuar ante la violencia contra la mujer, desde los componentes de prevención, atención, seguimiento y tránsito a una vida libre de violencias.

“De tal manera, que en las rutas de atención en el sector salud encontramos a los hospitales regionales, EPS e IPS; en el sector protección a la Comisaría de Familia, jueces de Control de Garantías, ICBF y Policía Nacional; en el sector justicia, a la Fiscalía, Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y jueces de Control de Garantías y finalmente, en el sector inspección y vigilancia, Personería municipal, Procuraduría y Defensoría del Pueblo”, precisa López Gulfo. Le puede interesar: “Hay un subregistro de casos de violencia contra la mujer en Cartagena”.

Destaca que “la línea 155 es una línea nacional para de orientación a mujeres víctimas de violencia. Surge como parte del Plan Integral para garantizarles una vida libre de violencias, uno de los ejes definidos en el Conpes 161 Equidad para la mujer, dispuesto por el Gobierno nacional en su interés por atender las desigualdades y solucionar las dificultades que diariamente viven muchas mujeres en el país. Representa uno de los más grandes esfuerzos económicos que ha hecho el Estado colombiano en su historia por proteger los derechos de las mujeres”.

En cuanto al esfuerzo local, indicó que en Cartagena, “contamos con un hogar de acogida para mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, en donde se le brinda hospitalidad, y seguimiento de caso a las víctimas”.

El reto

La educación integral de las personas que abordan los casos de vulneración de derechos es un reto para las entidades que abanderan esta causa. “Para que el léxico esté de acuerdo al acto delictivo al que fue sumergida la mujer víctima”, dijo la funcionaria.

Reconoció que “sí hay dificultades, sin embargo, cuando damos una mirada al pasado vemos que han avanzado algunos asuntos de suma importancia, como el reconocimiento del delito. Una de las principales barreras para hacer valer los derechos de las mujeres es el desconocimiento, por esto es vital seguir hablando de una vida libre de violencias para las mujeres”. Puede leer: La estrategia para disminuir la violencia de género en Cartagena.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS