El rol destacado de los investigadores universitarios durante la crisis

La pandemia del COVID-19 abrió una gama de oportunidades a los nuevos investigadores para resolver las problemáticas de la coyuntura .

LIA MIRANDA BATISTA

24 de febrero de 2021 12:00 AM

La científica colombiana Nubia Muñoz, nominada al Nobel en 2008 por liderar el trabajo que condujo a una vacuna contra el cáncer de cuello uterino, dijo en entrevista con la Deutsche Welle (DW) que “la pandemia ha supuesto un estímulo para la investigación y la unión de esfuerzos de las compañías privadas y los gobiernos”.

Muñoz destaca que siempre fue curiosa y que su deseo de hacer ciencia nació cuando ingresó a la universidad. “Siempre me estoy haciendo preguntas que quiero resolver”, dice. Durante su carrera, logró desarrollar proyectos de investigación en más de 40 naciones de todo el mundo sobre los cánceres más frecuentes en países pobres.

La historia de Nubia Muñoz puede ser replicada por decenas de jóvenes en la región que han apostado por la investigación aun en medio de los retos que impone la pandemia del COVID-19. Para el científico de la Universidad de Cartagena, Jesús Olivero Verbel, aunque el cierre de universidades frenó muchos procesos investigativos ante la imposibilidad de acceder a los laboratorios, “nada puede detener el manantial productor de ideas en los científicos, muchos pudieron seguir trabajando en sus antiguos y nuevos proyectos desde la casa” (Puede leer: Universidades, ejemplo de adaptación).

Para el docente, la pandemia generó una “inmensa gama de oportunidades para los investigadores en temas como la contaminación del aire por agentes biológicos y el papel del cambio climático, las infecciones por virus, los procesos inflamatorios, los tratamientos con moléculas provenientes de nuestra biodiversidad, el desarrollo de vacunas y la creación de herramientas para evitar contagios por virus y ayudar en el tratamiento de pacientes en cuidados intensivos, entre muchas líneas de trabajo fascinantes”.

Olivero resalta que fueron investigadores colombianos quienes facilitaron los procesos de diagnóstico del virus Sars-Cov-2 en el país, un hecho que permite evaluar las ventajas de contar con científicas y científicos en esta crisis. “Creo que nunca habíamos sentido la necesidad de contar con buenas científicas y científicos como ahora y con ellos debemos prepararnos, no solo para avanzar en esta contingencia, sino para las que vienen”, afirma.

Para él, tanto el gobierno local como el nacional deben garantizar que los ciudadanos tengan educación de calidad y eso solo es posible “si se incluye el componente de investigación. Con la pandemia, el Estado ha desarrollado una serie importante de iniciativas de investigación que deben ser aprovechadas al máximo. Ya es hora de depender menos de la tecnología internacional y empezar a creer que nosotros, los colombianos, sí podemos hacer cosas extraordinarias que nos ayuden a resolver nuestros problemas” (Le puede intersar: La emergencia por el coronavirus no detiene a la academia).

Finalmente, el docente reitera que lo investigadores universitarios están trabajando desde distintas aristas para buscar soluciones a esta problemática. “Sin duda, el trabajo de nuestros investigadores será fundamental para generar capacidades en materia de descubrimientos, avances en ciencia y tecnologías lo suficientemente robustas como para permitirnos sobrevivir como sociedad y garantizar un futuro digno para futuras generaciones”, puntualiza.