Farándula


Darío Gómez: lo que pasó el día en que mató accidentalmente a su papá

El Rey del Despecho relató el suceso que “marcó su vida”, y que en más de una ocasión, “lo hizo pensar en quitarse la vida”.

COLPRENSA

27 de julio de 2022 07:45 AM

El Rey del Despecho, Darío Gómez, falleció a las 7:31 de la noche del martes en la Clínica Las América de Medellín. Los 71 años de vida del cantante de música popular estuvieron marcados por dos tragedias en su familia: una de ellas fue el accidente con arma de fuego en la que el cantante mató a su papá.

“Clínica Las Américas se permite informar que en el día de hoy 26 de julio de 2022 ingresó al servicio de emergencias el señor Darío de Jesús Gómez Zapata en estado de inconciencia, luego de haber sufrido un colapso súbito en su hogar”, confirmó el centro asistencial en un comunicado. Lea: Luto en la música: falleció Darío Gómez, el Rey del Despecho

Cuando Gómez tenía 24 años mató por accidente a su padre. En una entrevista concedida al Canal Caracol en 2016, el cantante dijo que este episodio lo llevó a querer quitarse la vida en varias ocasiones.

Él llegaba y cuando tenía mucha rabia, decía que la tenía que matar. Incluso, decía algunas veces, que él quería matarla a ella (...)”.

Darío Gómez

“A mi papá lo enyerbaron. Sabemos quién le dio el maleficio por ser amante de él. (...) Le dieron el maleficio tan concentrado que a mi papá le dio por matar a mi mamá”, explicó Gómez. Y agregó, “él llegaba y cuando tenía mucha rabia, decía que la tenía que matar. Incluso, decía algunas veces, que él quería matarla a ella y también acabar con los hijos, y por último, matarse él”, relató.

Gómez recordó entonces que el hecho en el que mató a su padre ocurrió hacia las 11:00 de la noche de un día de 1975. Su papá había agredido a su mamá.

“Le dio unos cinco planazos a mi mamá y, luego, le dio un puño en un costado de su nariz que la tiró al suelo. Ella quedó derramando sangre. Creímos que la había matado”, relató Gómez.

Mientras su mamá se recuperaba de la golpiza, el padre de Darío tomó una escopeta, “le apuntó para matarla”, relató. “Yo me le tiré y le agarré la escopeta y salí corriendo con ella a botarla a la huerta. Pero cuando salí corriendo con ella yo no sabía que estaba montada”, narró.

En ese punto, por accidente, el cantante apretó el gatillo y el arma se disparó. La bala impactó a su padre. “Él se desangró de inmediato. Yo boté la escopeta”, puntualizó en su momento el Rey del Despecho.

“Salí corriendo. Yo era el niño mimado de mi papá, qué desgracia tener que haber quedado en mis manos. Yo me quería suicidar. Yo dije pero cuál es la forma de yo quitarme la vida”, continuó en la entrevista.

Tras lo ocurrido, sus hermanos gritaron y notaron que el señor Gómez yacía en el piso con graves heridas.

“La autopsia dijo que él no habría durado más de dos meses (por sus problemas del corazón). Un maleficio tenía que ser”, expresó. Y “Mi mamá me decía ‘usted es inocente, tranquilo. Usted es un angelito que Dios puso en este problema’”.

El cantante reveló que superó la situación porque sabía que tenía la conciencia tranquila.

  NOTICIAS RECOMENDADAS