Farándula


Kim Kardashian y Kanye West estarían en crisis y piensan divorciarse

Medios internacionales aseguraron que el divorcio es “inminente”, pero que lo están llevando de forma discreta.

EFE

06 de enero de 2021 09:34 AM

Kanye West y Kim Kardashian, que forman una de las parejas más populares y poderosas del mundo del espectáculo, se encuentran al borde del divorcio, según varias noticias publicadas hoy por la prensa del corazón en Estados Unidos.

La información más contundente de las desveladas hoy sobre Kardashian y West correspondió a Page Six, que aseguró que el divorcio es “inminente”, pero que lo están llevando de forma discreta.

Este portal especializado en noticias de famosos sostuvo también que Kardashian ha contratado a Laura Wasser, una conocida abogada que, entre otras celebridades, representó a Angelina Jolie cuando se divorció de Brad Pitt.

Por su parte, TMZ fue algo más cauta que Page Six y señaló que Kardashian y West están acudiendo a terapia matrimonial, aunque sí contemplan el divorcio; pero sostuvo que todavía no han decidido separarse.

En cambio, la revista People afirmó que Kardashian ya se está preparando para pedir el divorcio.

“Ella ya ha tenido suficiente y le ha contado que quiere un poco de espacio para resolver su futuro”, dijo una de las fuentes no identificadas de People. “Él está bien. Está triste, pero bien. Sabe que lo inevitable sucederá y sabe que pasará pronto“, añadió.

Kardashian se casó con West en 2014; ha triunfado en la televisión con ‘Keeping Up with the Kardashians’, y es una de las celebridades más populares en las redes sociales (tiene 198 millones de seguidores en Instagram).

Por su parte, West está considerado como uno de los raperos más importantes de la historia gracias a discos como ‘My Beautiful Dark Twisted Fantasy’ (2010) o ‘Yeezus’ (2013).

Los rumores en torno al matrimonio de West y Kardashian se sucedieron a lo largo de 2020, especialmente cuando West anunció que quería optar a la presidencia de Estados Unidos.

Las desconcertantes aspiraciones políticas de West unidas a un comportamiento muy errático e impredecible en las redes sociales han hecho sonar las alarmas en torno a la salud mental del rapero.