Gastronomía


Armonía de sabores, maridaje con cerveza artesanal

Al igual que el vino, la cerveza tiene una amplia gama de sabores y aromas que pueden complementar o contrastar con los alimentos.

EL UNIVERSAL

10 de septiembre de 2023 08:00 AM

El arte de combinar cerveza con alimentos es una emocionante manera de fusionar sabores y sacar el máximo provecho de esta popular bebida. Dado que no todas las cervezas reaccionan de la misma manera con los ingredientes de la comida, Andrés Barón, maestro cervecero de 3 Cordilleras, explica qué se debe hacer para convertirse en un experto en el maridaje cervecero.

En primer lugar, al igual que el vino, el maridaje con cerveza tiene una amplia gama de sabores y aromas que pueden resonar o contrastar con los alimentos. El maridaje por resonancia es cuando la característica de un alimento potencia el de la cerveza y viceversa, es decir, se complementan. Y en el caso del maridaje por contraste, es cuando la característica aparentemente fuerte de un alimento o cerveza por sí solo, se redondea, y se balancea en conjunto. La clave está en encontrar equilibrios y resaltar los sabores en cada bocado.

Las características únicas de las distintas variedades de cerveza permiten que al maridarlas se generen nuevas experiencias gastronómicas.

Por eso, es importante atreverse a probar distintos tipos de cerveza para poner a prueba el paladar y crear una armonía entre las notas de la bebida y los ingredientes. Además, es importante saber que para cualquier maridaje el secreto es dejar el bocado de comida en la boca y llevar el sorbo de la bebida, “solo combinando ambos sabores en boca, es posible encontrar si hay armonía”, destaca Barón. y añade, “es importante combinar percepciones opuestas, lo salado con lo dulce, por ejemplo”. (Lea aquí: Fritos, el indiscutible sabor costeño)

Barón también señala que una de las claves es entender los diferentes estilos de cerveza. Las Lager, conocidas por su sabor suave y refrescante, se identifican por su color dorado brillante. Este tipo de cerveza, es adecuada antes del inicio de una buena comida, la cual ayudará a abrir el apetito. Además, son ideales para acompañar mariscos, sushi, ceviches, ensaladas o platos más ligeros.

Armonía de sabores, maridaje con cerveza artesanal

Por otro lado, las Ales suelen tener sabores más intensos y complejos, eso las convierte en excelentes compañeras para carnes asadas, quesos fuertes o platos especiados.

Finalmente, el maestro cervecero comparte algunas combinaciones tradicionales: En la categoría de resonancia, una cerveza oscura, tipo Stout con matices dulces, armoniza muy bien con una torta de chocolate oscuro, ya que logra equilibrar de manera efectiva los sabores dulces.

Otra opción es la cerveza Rosé, elaborada con maltas de trigo y reconocida por su aroma y sabor a frutos rojos, se fusiona perfectamente con un postre de moras, logrando una armonización que realza los sabores en el paladar.

En el caso de los maridajes por contraste, una American Pale Ale, que presenta un amargor distintivo, se integra muy bien con platos picantes, como un ceviche peruano. “A pesar de que ambas opciones puedan parecer fuertes individualmente, al combinarlas, sus características se atenúan y se complementan de manera efectiva”, destaca Barón.

También en el ámbito de los contrastes, una carne ahumada y salada encuentra su contraparte ideal en una cerveza de tipo Amber Ale. Esta variedad, con sus notas agridulces, se fusiona de manera perfecta con los sabores salados y especiados de la carne, creando una experiencia muy sabrosa.

Además de las combinaciones clásicas, también es posible experimentar con maridajes más creativos. Por ejemplo, una cerveza de trigo con una ensalada de frutas, la suavidad y las notas afrutadas de esta cerveza se mezclan a la perfección con la frescura y dulzura de las frutas, creando un maridaje refrescante y sorprendente.

Consejos prácticos para maridar:

Probar diferentes estilos de cerveza: No hay que limitarse a un solo estilo.

Considerar las características del plato: Pensar en los sabores dominantes del plato que se deseen maridar y elegir una cerveza que complemente o contraste con ellos. Por ejemplo, una cerveza ácida puede equilibrar la grasa de un plato frito, mientras que una cerveza amarga puede resaltar los sabores de una salsa picante.

Buscar recomendaciones: Consultar con los expertos en cervezas locales será perfecto para tener una guía y realizar las mejores combinaciones.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS