Home


Diana Agámez gana premio de poesía en Italia

Criada al pie del mar de Cartagena, Diana Agámez Pájaro acaba de ganar un premio de poesía en Italia.

REDACCIÓN CULTURAL

05 de abril de 2022 03:51 PM

Con su poema ‘Mi cuerpo: un lugar feliz’, la escritora venezolana-colombiana (1979) ganó el XVII Concurso Literario Nacional Lengua Madre ‘Le Vincitrici’ 2022, en Italia.

El segundo premio fue para Adelina Zarnescu, de Rumania, y el tercer puesto para Chiamaka Sandra Madu, de Nigeria. Le puede interesar: JJ Carbonell y un libro obligado para los amantes de la champeta.

Mención Especial para Bárbara Pennisi, de Italia. Premio Especial para Margarita de Oliveira Freitas, de Brasil; Mahnaz Hassanlou, de Irán, y Sonia Spennacchio, de Francia.

Diana Agámez Pájaro es egresada de Lingüística y Literatura de la Universidad de Cartagena (Colombia). Estudió Mediación Social e Intercultural en Roma, Italia, y tiene una maestría en Estudios Interculturales de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned), de Madrid, España. Autora del poemario ‘El tiempo me deslíe como un caramelo’ (2016). Ha participado en el XVI Festival Internacional de Poesía de Cartagena de Indias (Colombia, 2012) y en el Festival Internacional de Poesía de Barranquilla, PoeMaRío (Colombia, 2019), así como en la exposición fotográfica y poética ‘We Care: narración y erotismo en la vejez’, en el Centro de Estudios y Documentación Latinoamericanos (Cedla) de la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos, 2019), y en varios recitales de poesía. En colaboración con el escritor Aleesandro Baricco, condujo el taller de poesía ‘Rime e Ritmo: de Dante a Leopardi’, en Roma (2019). Ha publicado artículos de actualidad, entrevistas y textos poéticos en diferentes revistas y blogs literarios. Uno de sus ensayos es ‘La desnudez del esquimal’.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Diana ha trabajado como educadora en un Centro de Agregación Juvenil, en el marco de un proyecto de inclusión social, frecuentado por adolescentes inmigrantes; y actualmente trabaja en la Escuela de Artes “MaTeMu – CIES Onlus” desarrollando actividades y proyectos educativo – artísticos cuyo objetivo es contribuir a la inclusión social de adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad; conduce también el taller de lengua española y literatura ‘Palabras sueltas’ en la Cárcel de Rebibbia; y ha trabajado también en Italia impartiendo clases de español a gentes de diversas nacionalidades. Tiene inédito un poemario ‘De tripas corazón’, que alude la impiedad de la condición humana, el amor, la ternura y la muerte, la violencia contemporánea, el desarraigo y la batalla de la soledad entre las fronteras.

Una narradora

En su texto ‘Arroz con mango’, Diana Agámez nos sorprende su lenguaje poseído por la gracia de lo cotidiano. En su poética y narrativa hay imágenes inusitadas:

“El día de los mangos me fui para el monte. En mi casa no había espacio para llorar. La intimidad del llanto también se nos la estaban llevando. Nuestros cuerpos se fueron amontonando en la sala, los tres cuartos, la cocina y el baño. Toda la familia, que había comenzado a emigrar como los pájaros, se había reunido en mi casa para de allí salir volando a Colombia, Perú o Chile. La casa se fue quedando pequeña y nos apretaba alrededor del cuerpo. Mi lugar sagrado, mi casa, mi cocina con mis gabinetes color verde agua y su música perenne se me estaba pareciendo a una camisa de fuerza. Así que por eso, ese día de los mangos, me fui para el monte, para desvestirme de todo lo que me apretaba, incluso de mi propio llanto”.

El poema de Diana

La poesía de Diana Agámez interpela la cotidiana con sus maravillas y horrores. En su poema laureado lo consagra a la abuela:

“La abuela es amiga de su cuerpo/ de buena gana acepta sus carnes caídas/ sin reparos teje los relatos de su piel/ la invoca cual entidad mística/que habita en la fuerza de un recuerdo/ no hay nostalgia ni melancolía/cuando dice que entre sus piernas/ hay un lugar feliz”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS