Mundo


Biden promete a floridanos afectados por huracán Ian que no los abandonará

Este miércoles había todavía en Florida poco más de 290.000 personas sin electricidad, más de la mitad de ellas en el golpeado condado de Lee.

EFE

05 de octubre de 2022 06:31 PM

El presidente de EE. UU., Joe Biden, llegó este miércoles a Florida para enfatizar que el Gobierno federal no va a “abandonar” a los afectados por el huracán Ian en este estado, al que su Administración ha desplegado el mayor operativo desde la Casa Blanca tras un desastre natural y con miras a una recuperación que tardará “años”.

Biden ofreció unas breves palabras tras realizar una inspección aérea sobre Fort Myers, en el suroeste del estado, donde Ian tocó tierra hace una semana como huracán de categoría 4, de un máximo de cinco en la escala Saffir-Simpson, y en su paso por la península dejó decenas de muertos y una estela de destrucción cifrada en miles de millones de dólares.

(Lea aquí: Florida cuenta 68 muertos por Ian y avanza restauración de energía)

Hoy tenemos un trabajo y solo un trabajo, y esto es asegurarnos de que las personas en Florida obtengan todo lo que necesitan para recuperarse total y completamente”.

Presidente Joe Biden.

“Tienen mi compromiso de que no nos vamos a ir”, aseveró Biden durante su discurso ente miembros de la prensa, acompañado del gobernador de Florida, Ron DeSantis, con quien momentos antes sostuvo una reunión informativa sobre los daños y el proceso de recuperación hasta el momento, así como con residentes y pequeños empresarios locales.

El presidente enumeró las diferentes ayudas que el Gobierno ha aportado siete días después del impacto de Ian, que tras Florida continuó su recorrido por el sureste de Estados Unidos, y señaló que unas 200.000 personas han aplicado a las ayudas a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

Las diferencias políticas puestas a un lado

Biden hizo un recorrido hoy en una zona en la que, en las elecciones de 2020, el entonces presidente Donald Trump ganó con clara mayoría, y además se reunió con uno de sus más feroces críticos, el gobernador floridano, pero, tal como se preveía, las diferencias políticas fueron dejadas de lado y el foco ha estado en cómo ayudar a la población afectada.

(Le puede interesar: ¿Por qué sigue el peligro en Florida tras el paso del huracán Ian?)

En la breve rueda de prensa, el republicano DeSantis agradeció a Biden y a la Administración federal por la ayuda prestada desde el primer momento. El día anterior también tuvo palabras de agradecimiento para FEMA.

“Tenemos filosofías políticas muy diferentes, pero hemos estado de la mano”, dijo el presidente en respuesta a una pregunta de un periodista. “Al lidiar con esta crisis, hemos estado completamente al unísono”, agregó.

Durante el vuelo rumbo a Florida, Deanne Criswell, administradora de la FEMA, informó al pool de periodistas que acompaña al mandatario que hay 17 equipos de operativos de búsqueda y rescate en el condado de Lee, la zona más impactada, y se mantienen ahí unos 4.000 miembros de la Administración, incluidos efectivos del Cuerpo de Ingenieros del Ejercito de EE. UU.

El Gobierno abrió el martes un centro para paliar el desastre y el jueves abrirá otros tres en el condado de Lee, donde se asienta el área de Fort Myers.

Los senadores por Florida Marco Rubio y Rick Scott, ambos republicanos y también críticos con Biden, han sido algunos de los políticos y funcionarios que han participado de la reunión que el presidente ha sostenido hoy durante su estancia en Fort Myers.

A su llegada a Southwest Florida International Airport, el mandatario y su esposa, la primera dama estadounidense, Jill Biden, fueron recibidos en la pista de aterrizaje por funcionarios locales y un grupo de socorristas, pero no por DeSantis, que poco antes informaba en una rueda de prensa sobre la apertura hoy del puente a Pine Island, destrozado tras el paso de Ian, lo que impidió el acceso a sus residentes.

290.000
Personas seguían todavía sin electricidad en Florida, más de la mitad de ellas en el golpeado condado de Lee.

Junto a sus vecinos condados de DeSoto y Charlotte tienen más del 50% de su población fuera del suministro de energía.

DeSantis informó que hasta la fecha han realizado unos 2.500 rescates y se ha restablecido el 97% de electricidad de los afectados en todo el estado.

“Agradecemos el esfuerzo del equipo”, señaló el gobernador, quien en las elecciones intermedias del próximo noviembre es favorito de resultar reelegido mientras se impone a su rival demócrata, Charlie Crist, según las últimas encuestas.

Este mismo miércoles, Biden extendió por otros 30 días el plazo de ayudas para la remoción de escombros y la implementación de medidas de emergencia para los afectados por el huracán Ian en Florida.

  NOTICIAS RECOMENDADAS