Mundo


Mujer que murió en un congelador de hotel: familia recibirá millonaria suma

Kenneka Jenkins fue encontrada sin vida en el congelador del hotel Crowne Plaza en los suburbios de Rosemont, Chicago (EE.UU.) en septiembre de 2017.

AP

14 de diciembre de 2023 07:10 PM

La familia de una mujer de Chicago que murió congelada después de quedar encerrada en el congelador de un hotel acordó un acuerdo legal de 10 millones de dólares.

La madre de Kenneka Jenkins, Tereasa Martin, recibirá alrededor de 3,7 millones de dólares, según registros judiciales hechos públicos el martes, informó el Chicago Tribune . Otros miembros de la familia recibirán 1,2 millones y 1,5 millones de dólares. Otros 3,5 millones de dólares cubrirán los honorarios de los abogados y 6.000 dólares cubrirán el coste del funeral de Jenkins.

Jenkins fue encontrada muerta en el congelador del hotel Crowne Plaza en los suburbios de Rosemont en septiembre de 2017, un día después de asistir a una fiesta allí. La oficina del médico forense del condado de Cook determinó que murió de hipotermia y que su muerte fue accidental. Lea aquí: Muere turista canadiense al ser atacado por un animal en playas de México

La intoxicación por alcohol y el uso de un medicamento para tratar la epilepsia y las migrañas fueron “factores que contribuyeron significativamente” a su muerte, dijo la oficina. Los videos de vigilancia publicados por la policía mostraron a Jenkins deambulando sola por un área de la cocina cerca del congelador alrededor de las 3:30 am del día de su desaparición.

Martin presentó una demanda en diciembre de 2018 alegando que el hotel, una empresa de seguridad y un restaurante en el hotel que alquiló el congelador fueron negligentes porque no aseguraron el congelador ni realizaron una búsqueda adecuada después de la desaparición de Jenkins. La demanda inicialmente pedía más de 50 millones de dólares en daños y perjuicios. Lea también: Muere la madre de cuatro menores asesinados por error en Ecuador

Según la demanda, los amigos con los que Jenkins había asistido a la fiesta alertaron a Martin alrededor de las 4 am de que ella estaba desaparecida. Martin se puso en contacto con el hotel y le dijeron que revisarían las imágenes de vigilancia, según la demanda.

Pero el cuerpo de Jenkins no fue descubierto hasta más de 21 horas después de que se creía que había entrado en el congelador. Según la demanda, las imágenes de vigilancia no fueron revisadas hasta que la policía llegó al hotel. Si el hotel hubiera monitoreado adecuadamente las cámaras de seguridad, Jenkins todavía estaría vivo, argumentó la demanda.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS