Mundo


Polémica en Estados Unidos: donar un riñón rebajaría las penas a los reclusos

Un proyecto del Congreso plantea que los reos que donen órganos pagarían entre dos meses y un año menos de cárcel.

COLPRENSA

04 de febrero de 2023 06:22 PM

A los condenados y reos de Boston y de todo el estado Masachussets, en Estados Unidos, les abrieron las rejas a la esperanza con una propuesta que, de ser aprobada en el Congreso de los Estados Unidos, les permitiría una rebaja sustancial a la pena que pagan. Lea: Le donó un riñón a su novio y siete meses después le puso los cuernos

El ofrecimiento es que si los presos donan un riñón, parte del hígado o médula ósea podrían obtener una rebaja en el tiempo en la cárcel entre dos meses y un año, algo parecido a los que hacen puntos por buen comportamiento o trabajos dentro de la prisión.

El proyecto ha sido promovido por congresistas demócratas, entre ellos Carlos González, quien ha expresado a distintos medios de comunicación de Estados Unidos que esta idea ayudaría a promover la donación de órganos, una práctica que en ese país no ha tenido gran acogida, por lo que el tiempo de espera para un donante varía de acuerdo a la disponibilidad del órgano que necesita y la urgencia.

Además, el representante a la Cámara indicó que se busca es que aquellos presos enfermos y sin calidad de vida mejoren esa perspectiva, y en ese camino, ayuden a salvar otras vidas.

González explicó que el proyecto se basó en la historia de un amigo que tiene en prisión y debe acudir a diálisis a diario, lo que no le permite tener calidad de vida.

“Amo a mi amigo y rezo a través de esta legislación para que podamos extender las posibilidades de vida para él y cualquier otra persona en una situación similar de vida o muerte”, dijo el congresista al medio Boston.com. Lea: 12 mitos sobre la donación de órganos en Colombia

Con este antecedente, el representante a la Cámara agregó que “debemos proporcionar a cada persona encarcelada la orientación de expertos médicos y defensores para garantizarles los mismos derechos y oportunidades que cada persona en Massachusetts tiene para salvar la vida de su madre, padre, hermano, hermana, hijo o amigo”.

Un proyecto polémico

La idea de que personas condenadas entreguen órganos a cambio de rebajas en sus penas desató una oleada de críticas de opositores, personas y ONG dedicadas a proteger los derechos de las personas en prisión, quienes calificaron esta propuesta como falta de ética y valores.

Michael Cox, director ejecutivo de la organización para la abolición de las prisiones Black and Pink Massachusetts, manifestó a Boston.com que es una idea poco ética y hasta depravada porque “incentivar la venta de partes de tu cuerpo a cambio del bien más preciado del mundo es simplemente espantoso”.

El comité de ética de la red nacional de trasplantes de EE. UU. (UNOS, por sus siglas en inglés), constituida como una asociación sin ánimo de lucro, mostró en sus declaraciones un rechazo rotundo y manifestó que “cualquier ley o propuesta que permita a una persona intercambiar un órgano por una reducción de condena plantea muchos problemas”.

UNOS hace referencia a que dentro de la población carcelaria existe un sinnúmero de enfermedades infectocontagiosas, y a renglón seguido señala que entre las más comunes están el sida, hepatitis, tuberculosis, entre otras, lo que llevaría a sospechar de la calidad del órgano a donar.

La otra situación que reclaman las entidades que velan por los derechos de los reos está relacionada con la falta de igualdad racial, esto relacionado a que es más difícil para negros, indígenas y gente de color, y con la medida se debería estudiar en que renglón de prioridad quedaría esta población vulnerable.

365
días sería la mayor rebaja en una condena para un preso que entregue uno de sus órganos.

El gran interrogante es cómo o quien tasaría la rebaja de las penas de acuerdo con la entrega de los órganos del preso que desee donar.

Una iniciativa que no prosperó en el pasado
No es la primera vez que en Estados Unidos proponen una reducción de penas a los penados a cambio de donación de órganos. En 2007, los congresistas de Carolina del Sur estudiaron una propuesta similar que reduciría a la pena del condenado 180 días de prisión si entregaban algunos de sus órganos. Estudiosos y críticos analizaron la propuesta y manifestaron que no era legal, por lo que decidieron cambiarlo por uno voluntario de donación para los presos pero sin recibir alguna contraprestación. Actualmente, la Oficina Federal de Prisiones permite que los presos donen sus órganos mientras en prisión a sus familiares directos. En 2013, Utah autorizó la donación de órganos de presos que murieron mientras estaban tras las rejas. En Estados Unidos, la mayoría de estados no permiten la donación de órganos de presos.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS