Política


Coalición Centro Esperanza, ¿ahora sí entran a la competencia presidencial?

Antes de la reunión en la que fueron redefinidas sus bases y su futuro, el grupo, que engloba a sectores de centro y de centroizquierda, sorteaba días difíciles.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

29 de noviembre de 2021 11:38 AM

Ayer domingo 28 de noviembre se reunieron los líderes de la anteriormente llamada Coalición de la Esperanza con el precandidato presidencial Alejandro Gaviria, y así definir y reinventar la facción con la que quieren llegar a la Casa de Nariño. (Lea: Nació la Coalición Centro Esperanza)

La primera conclusión de una reunión promovida por la excandidata presidencial, Ingrid Betancourt, fue la de cambiarle el nombre a la alianza que ahora pasa a llamarse: Coalición Centro Esperanza. Además, se concretó que irán a una consulta popular el 13 de marzo de 2022 en donde se batirán en duelo: Juan Manuel Galán, Sergio Fajardo, Juan Fernando Cristo, Jorge Enrique Robledo, Carlos Andrés Amaya y Alejandro Gaviria.

“Hoy hay humo blanco, el centro está unido, la coalición de centro está unido. Este acuerdo nos va a llevar a escoger de una forma democrática en la consulta popular el 13 de marzo del 2022 al mejor candidato”, expresó Betancourt, quien expuso que temas programáticos y logísticos del gran acuerdo se socializarán en los próximos días.

“Esta es la consulta popular para escoger al líder que llegará a la segunda vuelta. Tendremos un programa y unas listas conjuntas para presentar al Congreso”, precisó Juan Fernando Cristo en referencia a la unión restablecida luego de días con dudas y tensiones en el interior del movimiento.

Uno de los protagonistas de cierta incertidumbre reciente que arropó a la coalición fue Juan Manuel Galán, líder del Nuevo Liberalismo; movimiento que tuvo cierta reticencia por parte de algunos miembros de seguir en La Esperanza por una presunta falta de garantías políticas y por dudas de la puesta en valor de la colectividad galanista.

Sin embargo, Galán expresó que el centro salió unido y fortalecido con un propósito y objetivo claro, para no dejar la segunda vuelta a los extremos, y reafirmó que el Nuevo Liberalismo continuará en la coalición de la Esperanza.

El encuentro

La premisa del encuentro fue la de unir fuerzas en el centro político de cara a las elecciones presidenciales del próximo año y fortalecer un bloque político potente y competitivo frente al Pacto Histórico, de izquierda, y al candidato que surja en los próximos meses de las facciones de derecha, sea Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, o alguno de los miembros de la Coalición de la Experiencia.

En el espacio se promovió la prohibición de la guerra sucia ante las diferencias internas y siempre recurrir al diálogo. “Vamos a competir fraternalmente, tendremos listas al Congreso respaldadas por todos nosotros. Hoy le demostramos al país que sí es posible ponerse de acuerdo en medio de las diferencias”, señaló Cristo.

Para varios analistas políticos y miembros de los partidos y grupos pertenecientes a la Coalición Centro Esperanza, esta reunión fue positiva para despejar dudas y reorganizar su senda electoral. “Luego de meses de trabajo y esfuerzo, el centro logró reunirse para evitar la atomización y la división que nos debilitaría en las urnas, y liderar ese cambio sereno, sin odios y sin extremos que necesita Colombia para vivir en paz”, señaló Mauricio Toro, representante a la cámara por la Alianza Verde.

La coalición centro esperanza es un propósito bastante loable en virtud de obtener una candidatura sólida de centro”

Orlando Higuiera, docente de ciencia política de la Universidad Tecnológica de Bolívar.

Alejandro Gaviria = oxígeno

Para Néstor Julián Restrepo, doctor en política y docente de la universidad EAFIT, el ingreso de Alejandro Gaviria fortalece a la Coalición Centro Esperanza. “Oxigena a eso que quieren llamar ‘centro’, creo que los demás no habían podido cuajar un proyecto atractivo para votantes y encuestas, ahora con Gaviria, sí considero que pueden competir contra los extremos, más firmes, radicales y concretos, abanderados por Petro y el uribismo”.

El académico considera que la carta Alejandro Gaviria en esta coalición aporta un mayor interés a la contienda presidencia, ya que ahora si se puede hablar de un candidato definido de izquierda, de derecha y de centro, lo que brinda pluralidad discursiva y programática al votante.

“Con esta unión fortalecida y ratificada, superando sus problemas internos, ahora sí podrán quitarle votos de opinión que hasta anteayer estaban con Petro, una opción que despierta cierto miedo por su discurso radical o por la desinformación que gira en torno a él”, precisó Restrepo.

Críticas

En redes sociales muchos ciudadanos han publicado ciertas discrepancias a la Coalición Centro Esperanza, con relación a la escasa representación de minorías raciales, sociales y sexuales en su barco presidencial. “Seis hombres blancos y heterosexuales, no hay mujeres, no hay indígenas, no hay comunidad LGBTIQ, ni presencia de otras minorías sociales en Colombia”, tuiteó un usuario.

“Tienen toda la razón. Si vemos la foto las mujeres están en segunda línea. No hay ninguna mujer en contienda. Y el rol de Ingrid Betancourt es solo de garante. ¿Posible candidata vicepresidencial? No lo sabemos. Pero este es un problema estructural de la política colombiana. Se basa en dinámicas de exclusión. Ojalá en las otras coaliciones las figuras femeninas como Francia Márquez ganen más peso”, acotó el profesor Higuera.

Con relación a esto el profesor Restrepo indicó que: “aún es prematuro exponer este tipo de críticas a un movimiento que tiene horas de reconstituirse, luego de múltiples disputas internas. Esta representación social, racial y de género queda como un nuevo reto al corto plazo para una coalición unificada”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS