Política


Dau instó a Gloria Estrada a que probara la presunta corrupción en su gobierno

“Cartagena y sus institucionalidad está secuestrada por los corruptos”, fue la tesis expuesta por el alcalde con la que hizo señalamientos a distintos grupos políticos.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

12 de abril de 2022 05:08 PM

El alcalde de Cartagena, William Dau, hizo sendos señalamientos sobre lo que definió como: “el secuestro de la institucionalidad por los malandrines” a nivel nacional, departamental y local. ¿La motivación? La presunta tenencia por parte de Martín Barreto, pareja de la concejala Gloria Estrada, de un elemento con el que supuestamente se demostraría que la corrupción que tanto persigue la actual administración impera en algunas dependencias.

En los últimos días, misiles vienen y misiles van entre las dos instituciones. Dau y algunos secretarios de su gabinete alegaron que muchas críticas de los concejales son “mentiras y verdades a medias o amañadas”, y cuando invitan a debates de control político, al parecer, los cabildantes se apoderan del micrófono y no permiten el controvertir sus pronunciamientos.

“Todo el tiempo me tildaron de mentirosa sin poder demostrarle que las mentiras las decían ellos. Siempre que iba a hablar, intervenían. Así es muy difícil”, señaló Johana Bueno, directora del Dadis, luego de una tensa sesión de control político, la que para muchos fue la antesala de una moción de censura en su contra, convirtiéndose en el tercer funcionario distrital en ser apartado por el Concejo.

(Lea: ¿Concejo va por la cabeza de otro funcionario de la administración Dau?)

Por su parte, los concejales, entre ellos Luder Ariza, citante del debate, enfatizaron que el Dadis ha fallado en la aplicación de protocolos y estrategias contra el Dengue; y en la garantía de la prestación del servicio de salud en la ciudad.

Sin embargo, la directora Bueno definió como falaces las posturas de los concejales y que sus críticas se basaban en datos inexactos. “Por ejemplo, dijeron que Cartagena era la ciudad con mayor letalidad del dengue a nivel nacional, cuando somos la sexta”, aseguró.

Dau instó a Gloria Estrada a que probara la presunta corrupción en su gobierno

Datos INS

Nuevos señalamientos

El fuego en la batalla más reciente entre el Distrito y el Concejo fue atizado desde el Palacio de la Aduana. El alcalde se pronunció en torno a lo que llamó: “el secuestro de la institucionalidad por los corruptos”. “A nivel departamental podemos ver con absoluta nitidez como diferentes casas y familias políticas han capturado la institucionalidad a favor de sus intereses. Han capturado a Cartagena para que funcione en pro de unos pocos”, aseguró Dau.

El alcalde invitó a la ciudadanía a “romper las cadenas de los círculos viciosos políticos que perjudican la democracia y aumentan la brecha de igualdad”. Su iniciativa nace, según afirmó, a combatir la herencia de caudales políticos y el poder incrustado de las maquinarias electorales en Bolívar, quienes según Dau gobiernan en cuerpos ajenos, por lo que los enumeró en su transmisión mediática.

El mandatario expuso que el poder de estos grupos políticos se fortalece, presuntamente, con el combustible local y barrial que proporcionan diputados, concejales, ediles y líderes barriales. “Es un sistema que entrelaza el narcotráfico, la política y la corrupción. Estas empresas criminales ven la política más rentable que el mismo narcotráfico. Así que imagínense la plata que sacan de nuestros presupuestos personas como ‘el Turco’ Hilsaca y ‘la Gata’ Enilce López”, expuso Dau.

Y recalcó: “Estos dos últimos les han puesto su sello por décadas a la contratación pública en Bolívar y muy especialmente en Cartagena”.

Garras felinas y pagarés

El mandatario prosiguió la senda de acusaciones haciendo hincapié en el capítulo protagonizado por Enilce López Romero, la Gata, quien, según narró Dau: “está condenada, pero por su influencia nunca ha estado en la cárcel. Ella supuestamente está muy enferma en una clínica donde sale y entra como se le dé la gana”.

Y añadió: “Si seguimos desenredando la madeja nos encontramos con Gloria Estrada, expresidente del Concejo de Cartagena, quien fue capturada el pasado 14 de enero por habérsele hallado en la camioneta que desplazaba un kilo de cocaína, armamento y dinero. Ahora está en casa por cárcel. ¿Pero quién era ella o cuáles son sus vínculos para irrumpir con éxito en la arena política? ¿Quién es su marido y qué relaciones tiene con los concejales?

El alcalde relató la línea de tiempo y de peldaños laborales y políticos que permitieron la evolución política de Gloria Estrada, asegurando diferentes tesis del porqué es una ahijada felina, lo que permitió que llegará a ser edilesa de la Localidad 3 por dos periodos con el apoyo de Enilce López, tiempo en el que fraguó una supuesta fructífera relación con la exalcaldesa menor, Patricia Zapata, actualmente inhabilitada por diez años por la Procuraduría por irregularidades contractuales. “Dos hijos de la Gata, presuntamente, son los padrinos de la hija de Gloria Estrada, ¿a quién le das ese honor? Tiene que ser alguien de tu absoluta confianza”, acotó Dau.

(Le puede interesar este contexto: ¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera)

Y estableció: “Luego de llegar al Concejo con el apoyo de su pareja Martín Barreto comienza a estructurar su poder con una mayoría en el recinto y con un contralor, Rafael Castillo Fortich, que la respalda desde el ente de control para chantajear a nuestra administración”.

El alcalde se refirió a un supuesto: la presunta entrega de dinero a los concejales que votaron a favor del nombramiento de Castillo como contralor encargado.

“Es así como se ha consolidado un corrupto poder político que busca extorsionar a los funcionarios del Distrito para que se dobleguen ante la amenaza de la apertura de procesos fiscales en su contra. Ella alguna vez me indicó que Martín Barreto tenía pagarés firmados de préstamos a funcionarios de la Alcaldía, pero no me muestra las pruebas para yo actuar. A mí no me tiembla el pulso para sacar a un funcionario corrupto y sacar a esa manzana podrida. Así que la invito a comprobarlo”, recalcó el mandatario.

Dau mencionó los supuestos pagarés de préstamos hechos por Martín Barreto a funcionarios del gabinete distrital. Un nuevo capítulo en la guerra latente entre la administración y el Concejo en el que pidió pruebas de ello a Gloria Estrada.

Alcaldes locales

El alcalde Dau reconoció que si de él hubiese dependido no habría escogido a ninguno de los tres actuales alcaldes locales: Luis Negrete (1), Andy Reales (2) y Aroldo Coneo (3). “Me tocó elegir de las ternas enviadas por los ediles de cada localidad. “Andy Reales me dijo que por orden de Gloria Estrada comenzaron a presionarlo para que aflojara el billete de la contratación de su localidad. Además, que Óscar Marín, el nuevo presidente del Concejo, le había pedido 2 mil millones de pesos. Pero, al parecer, en esa localidad mandaba el edil Pedro Aponte y por eso se formó la guerra por el botín del presupuesto. Los ratones peleándose el queso. En esta guerra, Gloria Estrada, Marín y su combo tenían a una arma poderosa: el contralor calanchín Rafael Castillo, y es por eso que este suspende a Reales”, precisó Dau.

Toda la trama descrita por Dau fue referenciada por El Universal en el momento que Aponte denunció un presunto plan de asesinarlo: (“Gloria Estrada y su pareja me quieren asesinar”: edil Pedro Aponte) y aquí: ¿Quién estaría detrás de la presunta conspiración contra Gloria Estrada?)

“La misma modalidad quisieron hacerla intimidando al alcalde Coneo de la Localidad 3. Suspensión si no afloja el billete. Reales, por su parte, me comentó que Coneo le había dicho que varios concejales lo habían visitado para pedirle dineros y contratos”, aseguró el alcalde.

Las polémicas visitas al Dadis

El alcalde Dau expuso que los concejales Óscar Marín y Kattya Mendoza habían ido al Dadis a visitar a la directora Johana Bueno a pedir, supuestamente, mermelada. “Ellos manifestaron que iban en representación de la bancada electa de la Mesa Directiva del Concejo, presidida en su momento por Estrada y ahora reemplazada por Marín. En esta conversación, y quisiera que me confirmaran o negaran si es cierto o no, este par le pidió a Bueno que les diera la contratación del Plan de Intervención Colectiva (PIC), una serie de acciones de salud en las comunidades, un presupuesto de miles de millones de pesos financiado por regalías nacionales, que había sido controlado por más de 15 años por la ESE, manejada por Giovanni Meza y la familia Mendoza Saleme, de la que hace parte la concejala Kattya. Esa plata se la robaban hasta que llegó mi Gobierno. Ese presupuesto sirve para atender al dengue, la fiebre amarilla, la salud mental, entre otras cosas; pero, era utilizada para financiar campañas políticas y todos los años se lo daban a los concejales. Por eso estaban ahí pidiendo ‘lo suyo’.

Y agregó: “Además, Marín quiero que diga si es falso o no que le dijo a Johana Bueno que buscara en el Dadis otro contrato que le pudieran dar a su bancada mayoritaria. Es más, hasta plata pidió que le dieran. Y volvieron a mencionar a su arma de extorsión: el contralor Rafael Castillo, diciéndole a la directora que ellos lo tenían en su bolsillo y que al concejal Luder Ariza le habían dando en la Contraloría la potestad de nombrar a la directora técnica de Auditoría Fiscal, anterior cargo de Castillo Fortich. Burocracia a la orden. Esta persona se llama Icelia Newman Hurtado. En esa dependencia es donde se fraguan las investigaciones fiscales. Dando apertura a esos procesos en clave de extorsionar a quien no camine a su beneficio”.

El llamado a los entes de control

El alcalde recalcó sus críticas a los entes de control porque no son diligentes a las denuncias que su administración ha hecho y que se encuentran archivados, pero sí hay una supuesta celeridad de procesos en contra de sus funcionarios. “Es el desquite por no darles mermelada. Por ser honestos. Estoy muy orgulloso del trabajo de Johana Bueno y a su reticencia para no dejarse presionar por estos malandrines”, acotó Dau.

Y añadió: “A Didier Torres, director de Apoyo Logístico, se le presentaron en su oficina: Gloria Estrada, Óscar Marín y Laureano Curi. Estos concejales le pidieron gasolina, papelería, listados de OPS e incluso lo hicieron con agresividad. Exigiendo lo que siempre les han dado. Estrada le pidió que le cambiaran el carro porque no le gustaba. Quería uno nuevo. Nada más les faltó pedir una casa. Esa es la dinámica que siempre han manejado, utilizar el presupuesto público para los que se les dé la gana. Así que recalco que no les daremos nada y romperemos las costumbres clientelistas y los modos corruptos que funcionaban en anteriores administraciones. Luchar contra esa corrupción que se chupa los recursos y fomenta la pobreza y el atraso en Cartagena”.

El Universal se contactó con Óscar Marín, Kattya Mendoza y otros señalados por el alcalde Dau, pero hasta el momento no ha sido posible obtener sus versiones en contraste.

Los señalados por William Dau

Luz Stella Caceres: hija del exsenador condenado por parapolítica, Javier Cáceres Leal.

Nadia Blel: senadora que obtuvo la mayor votación del Partido Conservador en las pasadas elecciones al Congreso, quien es hija de Vicente Blel, otro excondenado por parapolítica, y hermana del gobernador de Bolívar, Vicentico Blel.

Martha Curi: esposa de William Montes, otro integrante de la lista de excondenados por parapolítica en Bolívar y quien logró mantener su presencia en el Congreso con las victorias electorales a la Cámara de Representantes de su sobrino Andrés Montes y del exconcejal Fernando Niño, quien es su yerno.

Sandra Villadiego: exsenadora y exrepresentante a la Cámara que no logró mantenerse en la lista del Pacto Histórico en Bolívar y fue relegada por su relación amorosa con Miguel Ángel Rangel, excondenado por parapolítica.

Karen Cure: exrepresentante a la Cámara que no logró reelegirse en las pasadas elecciones y quien es esposa de Giovanni Meza, exaspirante a la Alcaldía de Magangué, quien para Dau es un alfil político de Enilce López Romero,“la Gata. Meza presuntamente tendría sus redes en la ESE Cartagena de Indias.

Elsy Sampayo Benavides: exaspirante a la Cámara por Bolívar quien, según La Silla Vacía, es del grupo político de “la Gata”. Su pariente Javid Benavides, excongresista, fue otro de los señalados por Dau.

Andrés García Zuccardi: senador del partido de la U, hijo del finado Juancho García y Piedad Zuccardi, en juicio por parapolítica. El congresista es sobrino de Álvaro García, condenado por la misma relación con paramilitares. “Su tío fue el responsable de masacres en los Montes de María por lo que paga 40 años de cárcel en La Picota en Bogotá”, precisó el alcalde de Cartagena.

Y agregó: “Sus votos, presuntamente, se los pone el clan de su mamá, Piedad Zuccardi, y el de su papá, Juancho García que fue condenado por corrupción por el escándalo conocido como ‘el Miti-Miti’. Es así que se apropian de la institucionalidad y el presupuesto público para intereses particulares con el condicionamiento de los entes de control, bajo lógicas perversas de extorsión para controlar o castigar a los agentes que no cumplen con los pactos establecidos”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS