Política


¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

Esta es la historia de la detenida concejala de Cartagena, su galopante evolución y cómo llegó a protagonizar la política cartagenera en tan poco tiempo.

REDACCIÓN POLÍTICA

15 de enero de 2022 04:05 PM

“¿De dónde sacará tanta plata para llenar la ciudad de afiches que, poco después, se convierten en más basura para la ciudad?”, publicaba un lector de El Universal en 2019, en plena campaña política del Concejo de Cartagena, preguntando en una nota que este medio tituló: ¿Quién es Gloria Estrada, la candidata al Concejo que empapeló toda Cartagena?

Con los miles de afiches, avisos, pendones y murales, con los colores rojo y blanco del Partido Liberal, en los que se proyectaba Gloria Estrada fue como gran parte de la ciudad la conoció, ya que se multiplicaron en las principales vías de Cartagena. Quedó elegida como concejala distrital en esos, sus primeros comicios a esa entidad, y desde 2020 ha ganado protagonismo por su acérrima oposición al alcalde William Dau, hasta ser nombrada el pasado 7 de septiembre como presidenta de esa entidad.

¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

Mesa Directiva del Concejo

Sin embargo, con su detención mientras se movilizaba en una camioneta en la que la Policía halló 1 kilo de cocaína, armamento y ocho millones de pesos, la otra Cartagena la conoció. Esa porción de la población apolítica o desinteresada por la imagen desfavorable que cada 8 de 10 ciudadanos tiene del Concejo, según una reciente encuesta de Cartagena Cómo Vamos.

¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

Las autoridades encontraron 1 kilo de clorhidrato de cocaína, armamento y una alta suma de dinero.

Distintas voces de la ciudad han repudiado el presunto delito (porte y tráfico de estupefacientes) incurrido por la concejala; su esposo, Martín Barreto; y Avelino Villamizar, el tercer tripulante. No sin antes solicitar que las autoridades esclarezcan los hechos. No obstante, es un escándalo tan ruidoso que, según analistas en caso de sortearlo y ser declarada inocente, truncará su prometedora carrera como pensaban todos los que han atestiguado su galopante evolución política. He aquí su recorrido.

Magangué, feudo de “la Gata”

Gloria Estrada Benavides es una administradora de empresas oriunda de Magangué, Bolívar, que se estableció al llegar a Cartagena en el barrio San José de los Campanos junto a su pareja, quien supuestamente era jefe de seguridad de Enilce López Romero, más conocida como “la Gata”, empresaria del chance en el departamento. La potencia felina, según el corrillo político, la catapultó a ser edilesa de la Localidad 3 Industrial y De La Bahía.

¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

Gloria Estrada cuando era edilesa de la Localidad 3.

Su primer bastión político fue el barrio El Socorro de Cartagena. De allí comenzó su carrera como edilesa por el Partido de Integración Nacional (PIN), hoy Opción Ciudadana, una polémica colectividad fundada por el exsenador Luis “el Tuerto” Gil, condenado por haber pactado con exjefes paras del Bloque Central Bolívar y, recientemente, un juez lo condenó por haber participado en una organización ilegal que favoreció al disidente de las desaparecidas Farc, Jesús Santrich, como informa el portal La Contratopedia Caribe.

Estrada fue edilesa por dos periodos (2012-2015 y 2016-2019) gracias a estar aliada políticamente con Emilia López, aspirante en su momento a la Asamblea de Bolívar y hermana de “la Gata”. “Sus campañas se caracterizaron por mostrar un fornido músculo económico. Tanto llamaban la atención ciudadana, que en esta capital aquellos despliegues los comparaban con los que suelen tener las candidaturas al Concejo”, indica La Contratopedia.

¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

Gloria Estrada junto a Emilia López, hermana de “la Gata”.

(Le puede interesar: Consejo de Ética del Partido Liberal tramita expulsión de Gloria Estrada)

Salto al Concejo

Su potente campaña política en 2019 al Concejo de Cartagena sorprendió a muchos, ya que hasta ese momento no era reconocida en gran parte de la ciudad. Como una de los 205 candidatos se tomó con sus afiches las principales avenidas de la ciudad (avenida Pedro de Heredia, avenida Crisanto Luque y avenida Jiménez en el barrio Manga), a pesar de ser una práctica que siempre provoca gran polémica y detractores.

Su estrategia publicitaria no escatimó esfuerzos para promocionar su candidatura, esta vez avalada por el Partido Liberal, en cabeza del senador Lidio García y bajo el lema ‘Cartagena hagamos equipos”. Relación política que se mantuvo en los dos años como concejala, ya que la camioneta en la que fue aprehendida por las autoridades estaba empapelada con publicidad política de la campaña de reelección al senado de García.

¿Quién es Gloria Estrada?, una política con una vertiginosa carrera

En los dos años de gestión como miembro de la corporación edilicia adelantó proyectos y debates relacionados a los derechos de los niños, de los cuales se declaró en distintas ocasiones como su defensora en el recinto. Siempre le hizo un activo control político al Programa de Alimentación Escolar (PAE), contratado por la alcaldía de William Dau. Sin embargo, la secretaria de Educación distrital, Olga Acosta, la señaló de mentirle a la ciudad por tergiversar el costo de los huevos contratados por el programa. “Dijo que cada uno costaba $2.000 y no $370. El Distrito pagó por cada media docena $2.220”, reporta La Contratopedia.

(Lea: “Cuando uno pensaría que no se podía caer más bajo, pasa esto”: Dau)

“Fue la artífice de la elección de un sinvergüenza”

Fue el señalamiento de William Dau en su reacción a la escogencia, por parte del Concejo, del actual contralor encargado de Cartagena, Rafael Castillo Fortich. Quien entró como reemplazo de Freddys Quintero, uno de los rivales más conocidos del alcalde al embargar su cuenta y la de otros 42 funcionarios y exempleados del Distrito, fue tildado por Dau como “más de lo mismo, incluso peor”, refiriéndose a presuntas irregularidades en el ente de control.

(Lea: “El Concejo eligió a un sinvergüenza como contralor distrital”: Dau)

Dau afirmó que Castillo y su esposa, Adriana Hernández, eran, presuntamente, alfiles políticos miembros del grupo del senador Lidio García, y que incluso, Hernández trabajaba en el Concejo de Cartagena con la venia de Gloria Estrada. Algo que el contralor (e) definió como “una falacia y una mentira”.

Sin embargo, un concejal que pidió reserva de su nombre informó a este medio que Castillo Fortich y su esposa son miembros del grupo político de la concejal Gloria Estrada Benavides. “Es cierto, ella (Adriana Hernández) está en un cargo de libre nombramiento y remoción que es cuota política de Estrada, aunque no haga parte de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL)”.

No obstante, esto indicó Castillo en su momento: “Ni a Adriana ni a mi nos pueden vincular con ninguna casa política. No hemos pertenecido nunca a un grupo electoral como señala el alcalde Dau. El bonito y único vínculo que tenemos con la honorable concejala Estrada es que somos vecinos del mismo edificio y hemos hecho una bonita amistad. Tanto yo como mi esposa tenemos hojas de vida con los soportes académicos requeridos para nuestros cargos. No tenemos problemas disciplinarios, fiscales o penales. Tampoco le he hecho ningún favor a ningún político para que me tengan que retribuir algo”, precisó Castillo.

Nubes de tormenta

Con la detención ayer de la concejala Estrada por porte y tráfico de estupefacientes en su horizonte político, que muchos vaticinaban que galopaba hacia una aspiración a la Alcaldía de Cartagena o al Congreso, ahora solo hay nubes negras. La Contratopedia Caribe expone que con su polémico proceso judicial el prestigio del Concejo está siendo cercenado con cada hora que pasa sin mayor información de su situación jurídica, su presunta implicación o su inocencia.

En esa lógica se suscribe la Misión de Observación Electoral (MOE): “Las autoridades deberán esclarecer con prontitud los hechos materia de investigación y asignar las responsabilidades pertinentes por el bien de la gobernabilidad local. Independientemente del resultado de la investigación sobre este caso, situaciones como esta, que involucran a actores políticos locales con acciones presuntamente criminales, y donde lo político electoral se asocia a este tipo de acciones, acentúa la crisis de percepción que la ciudadanía tiene sobre las instituciones democráticas y los políticos, lo que desincentiva la participación”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS