“En nueva sede de la Cárcel de San Diego habrá 5 reclusas por celda”

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La oficina de Gestión del Riesgo del Distrito confirmó que sí existe un riesgo de derrumbe en la edificación en donde funciona la cárcel de San Diego. Es por ello que su traslado debe hacerse lo más pronto posible. Así lo confirmó Laura Mendoza directora de Gestión del Riesgo ante el Concejo.

“Hay riesgo de colapso, de incendio, porque hay ropas de las internas acumuladas, ya que no tienen dónde guardar sus ropas, las redes eléctricas están en mal estado”, aseveró Mendoza.

La nueva sede: 5 reclusas por celda

Ante ello el secretario del Interior, José Carlos Puello, confirmó que ya está definida una edificación en la variante Mamonal-Policarpa, hacia donde será trasladado el centro carcelario en seis meses.

“La nueva edificación está en la variante que conduce entre los barrios El Pozón y Policarpa en límites con el municipio de Turbaco”, dijo Puello.

Se trata de una edificación que posee más de 200 habitaciones porque iba a ser un motel. El funcionario explicó que en la nueva sede quedarán cinco reclusas por celda la cual tendrá un baño.

Todas las demás adecuaciones de seguridad ya están contempladas.

“La cárcel de San Diego es una prioridad para el alcalde Pedrito Pereira, es una necesidad que no da espera, ya tenemos un bien inmueble que cuenta con el visto bueno del Inpec, que era lo más difícil, logramos que se trasladaran a Cartagena, ya estamos en conversaciones con el propietario para hacer el contrato de arrendamiento y hemos iniciado el proceso de socialización con las comunidades vecinas”, dijo el funcionario.

“Ya la Uspec y el Inpec le dieron vía libre al alcalde Pereira para que se hagan las adecuaciones a la nueva sede, todos los problemas se irán con el traslado; porque ahora no podemos invertir en la cárcel de San Diego porque eso es un bien particular”, dijo Puello.

En el debate por la situación de la cárcel se ventilaron los problemas del centro penitenciario, como las malas condiciones sanitarias, ya que las 155 reclusas solo usan un baño; los vigilantes no tienen uniformes, no hay candados, ni esposas.

La estructura del edificio por más de 60 años no ha recibido ningún tipo de mantenimiento.

Se conoció por ejemplo, que los ratones se estaban comiendo parte del ducto del gas y eso podría generar riesgo de incendio, además de afectar la salud de las reclusas.

“Esto ha sido un logro después de 9 años desde que se dio la sentencia, que el Distrito ahora esté cumpliendo con este traslado, a pesar de todas las problemáticas que se han presentado, y se haya podido encontrar el lugar idóneo para el traslado de este penal”, dijo el concejal Wilson Toncel, citante del debate.

“Tengo 7 años de estar en el Concejo, y casi que anual se cita al secretario del Interior y obtenemos la misma respuesta, que se está haciendo el intento que se requiere, hoy hay un avance más próximo a que se dé el traslado, la idea es que hagan un compromiso con la ciudad y nos digan para qué fecha en específico podemos esperar el traslado, es inminente que el Distrito tiene que mover la cárcel de San Diego, no solo porque lo está obligando una sentencia a través de una tutela, sino para salvaguardar la vida de las internas, de quienes ahí trabajan y de los visitantes”, aseveró Toncel.

Habla sindicato

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía Sintraofipucar, Antonio Cabarcas, habló en el recinto y denunció negligencia administrativa por parte del Distrito con respecto a la cárcel.

“La cárcel de San Diego ha sido la cenicienta, ha sido desatendida por el Distrito, tienen 12 años que no les han suministrado dotación alguna, carecen de esposas para maniatar a las reclusas; no tienen vehículos para el transporte de las internas, es un peligro que corren hasta los mismos guardianes, hay un restaurante que funciona en las instalaciones del centro carcelario que no le proporciona nada al Distrito, ni a la cárcel en sí, entre otra serie de anomalías que afrontan los que a diario acuden a San Diego”, dijo el dirigente sindical.

Opinan concejales

La concejal Angélica Hodeg denunció por su parte que la atención médica no es la adecuada. “No hay un tensiómetro, medicinas, no hay un glucómetro; el médico solo va dos horas, las reclusas no tienen para cubrir una urgencia”, dijo.

A su vez el concejal Rodrigo Reyes aplaudió que la administración haya adelantado y logrado el traslado. Asimismo al término del debate se recordó que la Procuraduría General de la Nación solicitó ante el Tribunal Superior de Cartagena evacuar el centro penitenciario o en su defecto adoptar de manera inmediata medidas que salvaguarden los derechos de las internas

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS