Las casas políticas detrás de los aspirantes a la Alcaldía

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Después de siete años en los que la Alcaldía de Cartagena ha estado a la ‘deriva’ y sumergida en una crisis político-administrativa, nuevamente está a la espera de que se realicen unas nuevas elecciones para definir quién se sentará en el Palacio de la Aduana como alcalde en propiedad.

Aspirantes de distintos partidos y movimientos políticos se alistan para la contienda electoral de este año, afinan sus estrategias y continúan en búsqueda de respaldos políticos y económicos que los ayuden en esta carrera.

Como se anunció el domingo pasado, El Universal entrega hoy la segunda parte de ‘Las casas políticas y escándalos detrás de los aspirantes a la Alcaldía de Cartagena’. En esta oportunidad tenemos a Fernando Araújo, Jaime Hernández Amín y Sergio Londoño que, aunque no tienen el apoyo -directo- de un partido, sí tienen en sus hojas de vida algunos escándalos públicos y aliados cuestionados.

Espere la tercera entrega el próximo domingo.

Fernando Araújo Perdomo

El pasado 6 de mayo el grupo ‘Juntos haremos el cambio’ inscribió el nombre de Fernando Araújo Perdomo para la candidatura a la Alcaldía de Cartagena. Este cartagenero, ingeniero civil de profesión, es miembro de una de las familias más importantes de la ciudad, reconocidos por ser accionistas de importantes empresas; entre esas, en Editora del Mar S.A., propietaria de El Universal, donde la familia Araújo posee una participación minoritaria.

Araujo se desempeñó como ministro de Desarrollo durante el gobierno del presidente Andrés Pastrana.

Después de su paso por el Ministerio de Desarrollo enfrentó el sonado escándalo del ‘caso chambacú’, en el que se denunció una presunta red de corrupción al interior de un proyecto de construcción en Cartagena en el que decenas de personas de escasos recursos fueron desalojadas para darle paso al proyecto. Las denuncias recibidas por la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía señalaban que los terrenos en donde se alza hoy el ‘Edificio Inteligente’ fueron adquiridos a “precios muy por debajo del mercado y con préstamos de bancos oficiales”.

Tras varias investigaciones, en el año 2000, Araújo Perdomo fue imputado por la Fiscalía del delito de prevaricato por asesoramiento ilegal, por supuestamente haber usado su cargo (ministro de Desarrollo) para beneficiarse de la venta de dos lotes en los que se construyó el proyecto. Tres años después, el ente acusador precluyó esta investigación por no encontrar méritos para dictarle resolución de acusación, entre otra razones porque probó que la negociación se realizó antes de que ocupara la cartera de Desarrollo.

Otro capítulo muy recordado de este aspirante fue su secuestro en diciembre del año 2000 por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que lo mantuvo en cautiverio por seis años. El 31 de diciembre de 2006 recobró su libertad cuando, en medio de combates con la Infantería de Mariana, logró escaparse de sus captores. Meses después, por designación del presidente Álvaro Uribe, ocupó el cargo de ministro de Relaciones Exteriores, en el cual estuvo hasta mediados de 2008.

Araújo Perdomo, de filiación conservadora, ha asegurado que no quiere ‘casarse’ con ningún partido político y que prefiere conseguir las firmas necesarias para avalar su candidatura; sin embargo, es conocido que varios miembros de la familia Araujo son de corriente ‘uribista’ e, incluso, uno de sus hijos, Fernando Araújo Rumié, es senador por el Centro Democrático.

En mayo de este año, el exministro se reunió con la exalcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, aliada de la casa Char y quien aspira a la Gobernación del Atlántico. Dicho encuentro generó varios comentarios sobre un posible respaldo de los Char a la campaña de Araújo.

Sergio Londoño Zurek

Sergio Londoño Zurek es un politólogo de 34 años, nacido y criado en el seno de una de las familias más tradicionales e influyentes de Cartagena. Su abuela, Teresita Román de Zurek, es autora del famoso libro de recetas culinarias ‘Cartagena de Indias en la olla’ y ex propietaria de la fábrica de la popular gaseosa Kola Román.

Londoño Zurek fue nombrado en mayo de 2017 como alcalde encargado de Cartagena por el expresidente Juan Manuel Santos tras la suspensión del exalcalde Manolo Duque.

Londoño, quien fungía como director de la Agencia Presidencial de Cooperación (APC), llegó a Cartagena con imagen de niño bueno. Tener la venia ‘santista’ le permitió sortear y organizar un gabinete distrital penetrado por la clase política tradicional que apoyó a Manolo Duque durante la contienda del año 2015.

Bajo la bandera de “Por Cartagena”, Londoño Zurek hizo cambios en varias dependencias del Distrito y designó una gerencia para el Centro Histórico, un cargo que cayó de ‘sorpresa’.

También recibió varias críticas por mantener en el cargo de secretaria de Infraestructura, a Clara Calderón, cuota de la casa García Zuccardi y exdirectora de Valorización Distrital durante la administración del fallecido alcalde Campo Elías Terán.

Durante sus primeros meses de encargo, Londoño Zurek obtuvo una imagen de desfavoravilidad del 66 por ciento, lo que lo situó entre los cinco alcaldes con peor imagen del país. Cabe mencionar que la encuesta no preguntó a los ciudadanos por nombres específicos de los alcaldes sino por la Alcaldía.

Además, enfrentó varias polémicas como alcalde interino: retrasos en las obras de alcantarillado de las poblaciones de Tierra Baja y Puerto Rey, evacuación de las familias en riesgo por los edificios del Clan Quiroz y la negativa a las corridas de toros.

El joven Londoño le confió además la Secretaría del Interior a Yolanda Wong, quien enfrentó una polémica tras sostener un encuentro en horario nocturno, con el exsenador Juan José ‘Juancho’ García Romero, condenado por corrupción.

Ahora, Londoño Zurek se alista para la contienda electoral de la mano del santismo. El Universal conoció que el joven politólogo, junto a Germán Viana y Dionisio Miranda Tejedor, radicaron su solicitud de aval por el partido Colombia Renaciente.

Jaime Hernández Amín

Este cartagenero de 34 años, politólogo y especialista en Gobierno y Gestión Pública, ha dedicado doce años de su vida a la política.

Fue candidato a la Cámara de Representantes por Bolívar en 2010 con el aval del Partido Liberal; secretario privado de la Presidencia del Senado; asesor del exgobernador de Bolívar Juan Carlos Gossaín; y su último cargo público fue como secretario de Educación de Cartagena, puesto al que llegó en el encargo de Sergio Londoño Zurek.

Hernández Amín es hijastro del entonces cuestionado alcalde de Cartagena, Gabriel García Romero, elegido en el año 1992.

Cuando llegó a la Secretaría manifestó a El Universal que encontró un déficit por el orden de $21 mil millones en algunos programas. Por eso, propuso reducir los rubros destinados a los contratos para el PAE, vigilancia y transporte escolar, con el fin de reducir gastos y tener más recursos disponibles para invertir en otras áreas.

La decisión de Hernández Amín generó toda una polémica en las instituciones, ya que aunque la premisa era no bajar la calidad, los directivos manifestaron que sí hubo afectaciones sobre los servicios.

Debido a los cambios ejecutados, el exsecretario tuvo que responderle a la Contraloría General de la República por supuestos hallazgos en el proceso contractual y posterior ejecución del contrato para el suministro de las raciones alimentarias dispuestas por el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“La Administración Distrital no ha incurrido en fallas de control y seguimiento, ya que el servicio se prestó acorde a los lineamientos técnicos y con el lleno de los requisitos establecidos en las obligaciones del contratista”, fue su respuesta ante las observaciones de aquel momento.

Es la primera vez que aspira a la Alcaldía de Cartagena, aunque la palabra ‘alcalde’ ya ha acompañado su nombre, pues fungió como mandatario encargado de Villanueva, municipio de Bolívar.

Hernández espera conseguir el aval de la Registraduría para ser candidato oficial, para eso, debe recolectar 50 mil firmas con ´la metodología transparente para hacer campaña´. Pese a haber estado unido al Liberalismo durante muchos años, Hernández ha expresado que para estas elecciones quiere hacerse a un lado de los partidos tradicionales y dice estar abierto a formar una unión contra el clientelismo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS