Política


Los pros y contras a la naciente Coalición Centro Esperanza

La recién creada coalición ha recibido críticas como que es el brazo político del expresidente Juan Manuel Santos entre otras.

COLPRENSA

29 de noviembre de 2021 06:10 PM

Como era de esperarse la recién creada Coalición Centro Esperanza, comenzó a suscitar grandes controversias, desde quienes la respaldan por considerar que es una alternativa a los extremos, o quienes la cuestionan por ser el ala política que tendrá el expresidente de la República, Juan Manuel Santos en las elecciones de 2022. Lea: Coalición Centro Esperanza, ¿ahora sí entran a la competencia presidencial?

Esta alianza que se consolidó el fin de semana tras la reunión que tuvieron los dirigentes de la Coalición de la Esperanza Juan Manuel Galán, Jorge Enrique Robledo, Carlos Amaya, Sergio Fajardo, Juan Fernando Cristo, con el candidato Alejandro Gaviria, quien al hacer su ingreso a esta alianza dieron paso a la Coalición Centro Esperanza.

Este pacto entre dirigentes de centro izquierda, llevará a estos seis aspirantes a una consulta popular el 13 de marzo de 2022, para que entre ellos, salga el candidato que será respaldado para la primera vuelta en mayo próximo.

El exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya, quien competirá como precandidato presidencial el 13 de marzo en la consulta de la Coalición del Centro Esperanza, aseguró que pese a que muchos decían que no era posible un acuerdo del centro político se logró.

Pero el acuerdo político logrado el domingo va más allá. También todos pactaron, incluyendo Ingrid Betancourt y Humberto de la Calle, llegar al acuerdo de presentar listas conjuntas al Congreso, en especial para el Senado.

De la misma forma está un acuerdo programático con el que se compromete el candidato ganador a gobernar, en la eventualidad que ganen en la segunda vuelta, tal y como lo proyectan de pasar a esa instancia.

El exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya aseguró que está “feliz porque encontramos un camino de unidad, ahora vamos a competir fraternalmente, vamos por la esperanza, vamos a cambiar este país profundamente, con un liderazgo colectivo, y bueno lo que decían muchos que era imposible, lo logramos, fue posible”.

Sin embargo el también precandidato de esa coalición, Juan Manuel Galán, fue el que se encargó de subir el tono sobre las diferencias que hay entre esta alianza y la que se está consolidando en el sector denominado de la centro derecha. Para Galán en la Coalición de la Experiencia o Equipo Colombia, compuesta por Enrique Peñalosa, David Barguil, Federico Gutiérrez, Juan Carlos Echeverri y Dilian Francisca Toro, es la coalición de la compra de votos.

Su cuestionamiento fue de inmediato respondido por el exalcalde Enrique Peñalosa quien aseguró que “me parecen desafortunadas las declaraciones de Juan Manuel Galán, en un momento en que deberíamos estar pensando en qué es lo que nos une. Yo jamás he comprado un voto, pero no solo eso, en mi vida política no ha siquiera un líder que pueda decir que le he dado 200 mil pesos para comprar un refrigerio para una reunión”.

Los dardos contra la Coalición Centro Esperanza también llegaron de parte de la otra alianza, el Pacto Histórico, sector de extrema izquierda que lidera el senador y precandidato, Gustavo Petro, quien sostuvo que “entre el Centro Esperanza y el Centro Democrático hay un bebé indígena muerto solo por no dialogar y construir soluciones. Con bebés muertos ni centros, ni esperanzas, ni democracia, ni futuro. A cuidar la Vida”.

El también senador y precandidato Roy Barreras, igualmente cuestionó a la recién consolidada alianza de centro y dijo que “le deseo suerte a la Coalición Centro Esperanza, no quisieron que ganara la paz en 1a vuelta haciendo una sola consulta alternativa. Su decisión divisiva y equivocada causará que el uribismo pase a segunda vuelta a competir con el Pacto Histórico. Los espero en segunda vuelta sin irse a ver ballenas”.

El senador Armando Benedetti, consideró que “como actor político estoy contento con la “Coalición Centro Esperanza porque sé de las cualidades de cada uno de sus integrantes. Pero me hacen falta mujeres, caribeños, me hace falta la diversidad. ¿Cuánta Colombia está representada en ellos?” e incluso fue más allá y consideró que “no arrastra al Partido Liberal, ni a las regiones ni al Partido Verde”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Desde el uribismo es de desde donde se defiende la idea que la Coalición Centro Esperanza es el sector que está apoyando el expresidente Juan Manuel Santos, como también que para la segunda vuelta estarán Petro. La representante a la Cámara, Margarita Restrepo, sostiene que “la Coalición de “Centro” Esperanza tiene de todo menos centro. Ahí hay muchos líderes de izquierda radical posando de moderados para seducir incautos, seguro terminarán apoyando a Petro en una segunda vuelta”.

Pero más allá de las críticas y defensas, a la Coalición Centro Esperanza, le falta dar un paso que puede llegar ser igual o más complejo que definir la consulta interpartidista de los seis candidatos, integrar la lista al Senado, esto porque en la misma deben ir los candidatos que pongan el Nuevo Liberalismo, Dignidad, los aspirantes que apoye Sergio Fajardo, Juan Fernando Cristo y la gran encrucijada es ver si la Alianza Verde llega a esa plancha o si se va de manera independiente.

Esa decisión la tendrá que concretar la Coalición Centro Esperanza en menos de dos semanas, esto porque el plazo máximo para inscribir las listas será el 13 de diciembre.

  NOTICIAS RECOMENDADAS