Política


Posiciones encontradas por contrato de alumbrado público

Mientras que el alcalde (e) Pedrito Pereira considera que el contrato con Iluminemos debe ser prorrogado por hasta 9 años, el alcalde electo, William Dau, dice que es demasiado tiempo y que hay que renegociar.

SOFÍA FLÓREZ

06 de diciembre de 2019 12:00 AM

La historia se repite. Por segundo año consecutivo, Cartagena se debate entre quedar a oscuras o encontrarle una solución a la prestación del servicio de alumbrado público, el cual es administrado desde 1998 por la Concesión Iluminemos y termina el 3 de enero de 2020, cuando acaba la prórroga de un año que se le dio al contrato que finalizó en diciembre del 2018.

Para definir una solución a esta situación, ayer en el Concejo se realizó la audiencia pública del proyecto de acuerdo presentado por el alcalde (e) Pedrito Pereira, con el cual se busca una nueva prórroga, esta vez hasta por 9 años, al contrato de concesión y en la cual hubo opiniones divididas.

El alcalde electo, William Dau Chamatt, participó de la audiencia y expresó no estar totalmente de acuerdo con dicha prórroga, pues a su parecer nueve años es un “exabrupto”. (Lea aquí: William Dau se opone a renegociar contrato de alumbrado público)

Dau propuso que, de ser aprobada, sea máximo por seis meses, tiempo que el nuevo gobierno puede usar para abrir una licitación corta y en donde además participen empresas internacionales, como garantía para ejecutar un proceso transparente o determinar si el Distrito asume y maneja directamente el servicio.

“No soy quien legalmente tiene la decisión en sus manos; es claro que no podemos quedar en la oscuridad, pero eso no es justificación para empeñar a la ciudad durante nueve años más en un contrato que ha sido oscuro y cuestionado, me parece un exabrupto”, dijo.

Y añadió: “Soy partidario de que el servicio sea prestado por el Distrito, ese debe ser nuestro objetivo, sin embargo, para no dejar a la ciudad a oscuras se puede prorrogar la concesión pero por un breve período, o hacer un convenio interadministrativo con otra entidad para luego hacer una licitación. Hay diferentes alternativas y todas son técnicamente viables”.

A su turno, el concejal del partido de La U, César Pión González, aseguró que “lo ideal sería que el servicio lo manejara el Distrito, pero en seis meses ni en un año el Distrito estará preparado logística ni presupuestalmente para tener una empresa que regule y administre este servicio”.

Agregó que pedirá a la Contraloría Distrital y la interventoría de la concesión de alumbrado público, una serie de certificaciones e informes para determinar si es viable o no la aprobación del proyecto que busca prorrogar la existencia del contrato con dicha concesión.

“Es una decisión que no se puede tomar a la ligera ni con suposiciones. Es importante tener en cuenta la parte técnica y medible para determinar qué tan viable es dar continuidad al contrato actual o por el contrario ponerle fin. Por eso pedimos esta información, para poder evaluar y con base en eso decidir qué se debe hacer”, señaló.

Pereira responde

Tras el debate protagonizado en el Concejo, el alcalde Pedrito Pereira expresó su respeto por las opiniones y explicó las razones de su proposición. (Le puede interesar: Distrito alista propuesta para garantizar el alumbrado público)

“Siempre he sido muy respetuoso sobre las opiniones que presenten sobre los proyectos de la administración. Este es un trabajo que se viene haciendo desde hace mucho tiempo; llegué al encargo y encontré una concesión de más de 19 años y se vencía, había que tomar una decisión y de inmediato me hice acompañar de los órganos de control, especialmente de la Procuraduría. En ese momento se sugirió hacer una prórroga por un año y durante este tiempo nos dedicamos a buscar un consultor que ofreciera las garantías para que diera las orientaciones del futuro del alumbrado y se escogió Findeter; un operador autónomo y su trabajo ha dado resultados en donde nos da varias alternativas; este encargo lo que ha hecho es escoger la alternativa técnicamente viable y que tuvo la primera calificación por parte del consultor”.

Puntualizó que “una prórroga de pocos meses no la recomendó en un principio la consultoría. Además, esto no es de una sola parte, la prórroga necesita el concepto del concesionario actual. Esperaremos lo que decida el Concejo; igualmente la propuesta que presente el concesionario para la renegociación tiene que cumplir con los requisitos de la consultoría y, si no es así, se puede buscar otra de las soluciones”.

Vicepresidencia
se pronuncia

Como parte de su acompañamiento y supervisión a la administración de Pedrito Pereira, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez le solicitó al presidente del Concejo, Rafael Meza, y al procurador General de la Nación “que en las discusiones que se adelanten al respecto en el Concejo, se incluya en la agenda la posibilidad no solo de renegociar el contrato de alumbrado público con el operador actual, sino también que se pueda buscar un mecanismo que permita garantizar el servicio unos meses e iniciar un nuevo proceso contractual que inicie el alcalde actual y lo entregue a la nueva administración para que finalice la selección del nuevo contratista, brindándole de esta manera para los próximos años un servicio moderno de alumbrado público a la ciudadanía y escogido de manera transparente”.

El estudio

En mayo de este año, el Distrito firmó un convenio con Findeter para que realice la consultoría del sistema y diga qué modelo establecer para la prestación del servicio en la ciudad. Este dio como resultado seis alternativas. Las tres que resultaron con mayor puntaje fueron:

-Celebrar un contrato interadministrativo.

-Celebrar un contrato de concesión, esta propuesta se divide en dos: celebrar un contrato nuevo o renegociar con los operadores actuales. Sin embargo, para esta última opción se deben ajustar detalles técnica , jurídica y financieramente.