Bolívar


Aguacero provoca emergencias en El Carmen de Bolívar

La institución educativa, viviendas y parcelas de la vereda Mala Noche resultaron seriamente afectadas con el vendaval que acabó con techos y dañó las vías de acceso. Autoridades estudiaban medidas para ayudar a superar el desastre.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

21 de julio de 2021 12:00 AM

Por segunda ocasión en menos de una semana, las cerca de 80 familias que residen en la vereda Mala Noche, del municipio de El Carmen de Bolívar, sufrieron graves afectaciones por culpa de las lluvias que llegaron acompañadas de fuertes brisas.

Eran cerca de las 6 de la tarde cuando el vendaval apareció en la comunidad, arrasando con los techos de la mayoría de las humildes viviendas, así como con el tejado de la Institución Educativa Gabriel García Taboada, cuyos baños quedaron a la intemperie. Las vías de acceso a la vereda también quedaron intransitables por el barro y el agua empozada.

(Lea: En El Carmen de Bolívar habrá “revolución del concreto”).

Así mismo, las parcelas donde los campesinos tenían sus cultivos se inundaron y a algunos les tocó despedirse definitivamente de los productos que habían sembrado como maíz o árboles frutales.

“En principio eran 59 familias pero esto ha crecido mucho y ahora somos 80 aproximadamente. Esas brisas fueron muy fuertes, arrasaron con muchos techos, la gente no pudo dormir, eso fue horrible. Los cultivos también se perdieron”, le contó a El Universal la señora Blanca Sierra, una de las afectadas de Mala Noche.

Requieren ayudas

En esta vereda, que tiene poco menos 15 años de haber sido constituida, residen personas que resultaron damnificadas o desplazadas en años anteriores en diversos municipios de Bolívar, a quienes el Estado reubicó en esta zona, a tres kilómetros de la cabecera municipal de El Carmen de Bolívar.

(Lea: 41 municipios de Bolívar inician su camino a la inmunidad de rebaño).

La emergencia del lunes también provocó que la gente se quedara sin energía eléctrica, ya que el único transformador terminó en el suelo y hasta ayer en la tarde los operarios de la empresa a cargo no habían ido a restablecer el servicio.

“Los campesinos están desesperados, aquí se vive con la esperanza de los cultivos pero todo se dañó. Este fenómeno natural nos afectó muchísimo en las casas y en el colegio. Aparte los caminos se echaron a perder, quedamos incomunicados”, agregó Jorge Vázquez, otro de los perjudicados.

El hombre aseguró que se sienten desamparados y pidió a las autoridades municipales y departamentales una ayuda urgente. “Llevamos dos vendavales consecutivos en estas tierras y hasta ahora no hemos visto el interés del gobierno, ojalá vengan pronto a darnos la mano”, puntualizó Vázquez.

Haciendo gestiones

Sobre la emergencia en la vereda Mala Noche, la Alcaldía de El Carmen y demás autoridades adelantaban ayer las reuniones para determinar las acciones a seguir allí y en otras zonas tanto rurales como urbanas afectadas con el vendaval.

La magnitud de las lluvias fue tan alta que hasta el cierre de esta edición continuaban haciendo las revisiones para ayudar de la mejor forma a todas las familias perjudicadas y reparar los daños en el colegio y parcelas.