Mineros de Galerazamba, entre la esperanza y la duda

14 de agosto de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Recientemente la Agencia Nacional de Minería (ANM) adjudicó el contrato para la operación y explotación de las salinas de Galerazamba por 30 años, y si bien este acontecimiento supone una oportunidad para las más de 200 familias de este corregimiento que han dedicado su vida a la explotación de sal, por otra parte son varias las dudas y miedos que tienen los mineros.

(No deje de leer: Prorrogan por un año medida de aseguramiento para ‘La Madame’)

Aunque en el pliego de condiciones de la licitación pública hecha por la ANM se específica que el objetivo del contrato no solo será la extracción del mineral, sino que adicional a esto el operador deberá “impulsar el desarrollo de actividades productivas, innovadoras y complementarias a la minería, que beneficien a la comunidad de Galerazamba”, los mineros indicaron que faltan garantías para que esto se cumpla.

Gerson Estrada, habitante y minero de Galerazamba, refiere que durante más de 15 años dedicó sus días a trabajar en las salinas con la empresa operadora de ese entonces, y según explica, para ese tiempo él y los otros mineros pudieron trabajar en lo que mejor saben hacer (cosechar sal) sin embargo asegura que “no hubo una responsabilidad social” con la comunidad y tampoco con los trabajadores.

“En ese entonces la inversión estaba encaminada solo a la extracción de la sal, y nosotros no teníamos garantías, solo nos ganábamos el sustento diario pero no había un vínculo contractual con el operador, es decir, no había garantías. Ahora lo que no queremos es que solo se encamine a la inversión en la sal y se olvide a la comunidad, quien esté a cargo debe hablar con la comunidad, para ver en qué nos puede ayudar y también para que sepa en qué podemos nosotros ayudar a la empresa, porque nosotros tenemos los conocimientos”, asegura Estrada.

(Lea aquí: Candidato en el Atlántico habría plagiado a ex aspirante a la Alcaldía de Cartagena)

El hombre agregó que con la reactivación de las salinas en marzo, el turismo se catapultó como una nueva línea de desarrollo económico que no quisieran perder con la llegada del nuevo operador, por el contrario esperan reforzarla.

“No sabemos qué intenciones tendrá el nuevo operador, si va a cerrar las puertas al público otra vez o si nos dará la oportunidad de explotar el turismo, no sabemos y eso nos preocupa porque no permitiremos que lleguen a vulnerarnos”. Agregó que quisieran desarrollar proyectos de energía eólica, deportes y acuícolas que esperan sean impulsados por la empresa. “Definitivamente debe haber un diálogo antes que se inicien los trabajos, para dejar claras las cosas”.

“Se necesita inversión”

Enrique Porras, habitante de Galerazamba, agregó que también les preocupa la infraestructura del centro de producción de sal, “estamos preocupados por la forma en que se entregó el centro de producción de sal, dadas las malas condiciones en que se encuentra la bodega donde se guarda la sal, los jarillones en mal estado, lo canales de drenaje, la bocatoma que está cerrada por el movimiento de la arena y la erosión costera, que podría dañar toda la salina en caso que el mar llegue a ingresar”.

Debido a esto radicaron una solicitud ante la ANM para que “se tomen los correctivos necesarios y evitar el eminente deterioro de ese patrimonio nacional”.

Comercialización

Antes de la adjudicación del contrato de operación de las salinas, los mineros del corregimiento tuvieron la posibilidad de extraer sal y comercializarla, este plazo culminó el 15 de junio y aunque los resultados no fueron los esperados, lograron extraer unas 20 mil toneladas.

(Le puede interesar: Procuraduría formula cargos a Juan Carlos Gossaín por ‘cartel de la hemofilia’)

“El turismo afectó la extracción de 20 mil toneladas de sal en Galerazamba, quedó una gran cantidad de sal sin extraer porque el tiempo no nos dio, sin embargo se lograron extraer otras 20 mil toneladas de sal que han sido vendidas a diferentes lugares”.

Responde la ANM

Frente a las dudas de la comunidad explicó que dentro del contrato hay una cláusula especial de inversión social destinada al desarrollo de proyectos que contribuyan a la disminución de la pobreza y al mejoramiento de la calidad de vida de la población, concertados con la autoridad local, de acuerdo al esquema de ordenamiento territorial, esto es adicional al cumplimiento del Plan de Gestión Social que ya trae establecido el contrato, el cual se debe firmar entre Cabrales Paffen S.A. y la ANM en las próximas semanas.

Para verificar el cumplimiento la ANM hará el seguimiento a través del proceso de fiscalización al que se someten todos los titulares mineros del país, una vez firmado el contrato de concesión. “Cualquier incumplimiento acarreará sanciones”, precisó la ANM.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS