Regional


Empieza la transición a temporada seca en la costa caribe

El fenómeno de El Niño podría afectar el patrón de siembra, dañar cultivos y poner en riesgo la seguridad alimentaria del país.

REDACCIÓN REGIONAL

23 de noviembre de 2023 04:29 PM

Colombia se encuentra en alerta ante la llegada de un fenómeno de El Niño que se prevé más intenso de lo esperado, según Diana Carolina Rueda, jefe de la Oficina de Pronósticos del Ideam, quien explicó que, a pesar de ser un evento de “alta duración”, en esta ocasión no se traducirá necesariamente en sequía, sino en una significativa disminución de las precipitaciones.

El informe más reciente del Ideam señala que la probabilidad de que el fenómeno sea fuerte oscila entre el 75% y el 85%, y los periodos de mayor intensidad se esperan desde noviembre de 2023 hasta enero de 2024.

¿Cómo afectará a Colombia?

El patrón climático de El Niño, que ocurre cada dos a siete años, se caracteriza por el calentamiento inusual de las aguas superficiales del Pacífico tropical, generando intensas lluvias en ciertas regiones y sequías en otras. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha confirmado oficialmente el inicio de este fenómeno, detectando condiciones que probablemente causarán un aumento de las temperaturas y alteraciones meteorológicas en el país.

Regiones más susceptibles:

1. Región Caribe: Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Valledupar, entre otras ciudades.

2. Región Andina: Áreas centrales del país, con valles, cañones, y mesetas, incluyendo ciudades como Bogotá y Medellín.

3. Sur del Pacífico: Incluye los municipios de Francisco Pizarro y Tumaco.

Recomendaciones y impactos:

El Ideam destaca la importancia de la protección y el autocuidado ante las altas temperaturas. Además, advierte sobre la no manipulación de incendios para la preparación de la tierra, ya que esto podría tener consecuencias catastróficas en un escenario de altas temperaturas. Le puede interesar: Umata invita a pequeños productores a reservar y proteger cuerpos de agua

El fenómeno de El Niño podría afectar el patrón de siembra, dañar cultivos y poner en riesgo la seguridad alimentaria del país. También se espera una incidencia directa en la disponibilidad del recurso hídrico, por lo que se insta a la economización del agua en cada hogar.

Ante este escenario, las autoridades colombianas están reforzando las capacidades de respuesta en las regiones más vulnerables, preparándose para afrontar los posibles impactos de un El Niño más fuerte de lo anticipado.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS