Regional


Vendaval causa estragos en pueblos del norte de Bolívar

Los fuertes vientos se desataron, aproximadamente, a las 2 de la madrugada de ayer. Arjona, Mahates, Santa Rosa de Lima y Villanueva resultaron con casas destechadas y árboles derribados.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

03 de agosto de 2021 12:00 AM

Serios estragos causó el aguacero de ayer en la madrugada, el cual vino acompañado de fuertes vientos que provocaron daños en varias poblaciones del norte de Bolívar.

De acuerdo con un informe de la Unidad de Atención de Riesgos y Desastres de Bolívar, algunas de las poblaciones más afectadas fueron Arjona, Villanueva, Santa Rosa de Lima, Mahates y Turbaco.

Juan Pablo Guerrero, el director del Cuerpo de Bomberos de Arjona y encargado de la Unidad de Riesgos de ese municipio, informó que los sectores más afectados fueron Las Brisas, La Concordia, el corregimiento de Gambote, Nuevo Porvenir, José María Córdoba, Buenos Aires y La María, entre otros, que podrían estar sumando unas cien viviendas perjudicadas.

Guerrero afirmó que la Alcaldía está emprendiendo un censo, para determinar el número exacto de familias afectadas y, de esa forma, entregar las ayudas según las gravedad de cada caso.

Carmen Elena Núñez Ojeda, una habitante de la segunda calle de Santa Rosa de Lima, dijo que desde las 2 de la madrugada los vecinos comenzaron a evacuar sus casas, debido a que los vientos desprendieron las tejas y había temor de que derribaran los postes y el cableado del alumbrado público.

Ever Escobar Hernández, el rector de la Institución Educativa República de Colombia, del barrio Las Delicias, relató que precisamente ayer había citado a sus estudiantes para iniciar el proceso de clases presenciales, pero debieron aplazarse debido a que el vendaval desprendió los techos de tres salones.

Se supo que en Mahates las brisas derribaron los techos de varias casas en la plaza principal y descuajaron varios árboles, mientras que en el barrio La Guajira se desbordó un arroyo que inundó más del 50% del sector.

Los líderes comunales de La Guajira dijeron que varias semanas atrás habían advertido a las autoridades sobre la colmatación del arroyo y la necesidad de limpiarlo por la proximidad del invierno, pero, según ellos, no hubo respuesta positiva para la petición.

El director de la Unidad de Riesgos de Bolívar, José Ricaurte Gómez, indicó que en el sur de Bolívar también se están precipitando lluvias copiosas, pero sin vientos fuertes, por lo que únicamente se han presentado crecidas de cuerpos de agua.

Asimismo, aseguró que hace varios días envió una circular a las alcaldías del norte de Bolívar avisando sobre el advenimiento de la temporada de huracanes, que irá hasta noviembre de este año.

“El aviso —añadió— tenía como fin que las autoridades y los pobladores revisaran el estado de las redes y los postes de alumbrado público, los árboles que tienen raíces visibles y los techos de las viviendas que necesiten ajustarse. Todo eso con el fin de que no se presentara lo que ocurrió con el aguacero de ayer”.

Igualmente, el mismo documento solicitaba poner atención a los canales de aguas pluviales que estuvieran colmatados de maleza, sedimento y basuras.

“Muchos de esos cuerpos de agua no solo tienen invadidos sus lechos, sino que también carecen de espacios para que entren las maquinarias que podrían dejarlos en buen estado; y esta es otra de las observaciones que hemos hecho a las alcaldías”, señaló.

  NOTICIAS RECOMENDADAS