Salud


3 maneras de fortalecer tus defensas y no solo contra la COVID

Tras más de un año de pandemia, has retomado tu vida, pero tu sistema inmune ha perdido entrenamiento: ahora pareces resfriarte por todo.

LAURA ANAYA GARRIDO

01 de noviembre de 2021 02:25 PM

¿Recuerdan aquello de “lo que no se usa se atrofia”?, pues bien, esa sentencia popular aplica perfectamente para el sistema inmunológico. Después de más de un año aislados intentando cuidarnos de la COVID-19, has retomado tu vida y quizá ahora te parece que cualquier sereno te resfría. No es tu impresión: sí está pasando y César Muñoz, médico pediatra y magíster en Inmunología, nos explica los motivos y, por supuesto, nos cuenta cómo contrarrestarlo.

“Cuando empezamos a protegernos con el tapabocas y con el aislamiento social, estuvimos en menos contacto con las bacterias, con los virus, con todo lo que nos rodea, y eso hizo que el sistema inmunológico perdiera ese entrenamiento que necesita para mantenerse activo”, asegura el doctor Muñoz. Lea aquí: Lo que pasa cuando sus defensas están “muy bajas”

Tras perder ese “entrenamiento”, ahora nuestros sistemas inmunes están “más predispuestos a que las infecciones le den más rápido”.

Volver a “entrenar”

El experto también sostiene que, tras perder ese “entrenamiento”, ahora nuestros sistemas inmunes están “más predispuestos a que las infecciones le den más rápido. (...) Ahora, cuando estamos retomando el contacto con nuestro medio, ya nos estamos reuniendo, nos estamos encontrando con otras personas, tenemos más posibilidad de contagiarnos de todo y no solo me refiero al coronavirus, sino a otros tipos de virus asociados a gripas, resfriados y otras infecciones. Eso lo puedes palpar cuando vemos que la gente está regresando a la normalidad y se contagia más fácilmente de una gripa, de un resfriado, y suele complicarse con mayor facilidad”, asegura el médico.

Para resolver esta situación es necesario volver a “entrenar” a nuestras defensas, recordarles cómo responder de forma rápida y eficaz contra cualquier infección, ¿pero cómo se consigue eso? El doctor Muñoz plantea tres estrategias. Lea también: Cinco alimentos para subir las defensas y combatir el COVID-19

Reciba noticias de El Universal desde Google News

1. Vacúnate.

“Una de las más importantes estrategias es la vacuna y no solamente hablamos de la del coronavirus, que es el virus que más nos preocupa en estos momentos, sino de otros tipos de bacterias y virus contra los cuales suelen vacunarnos, pero que no tenemos la cultura de irnos a inmunizar para recordarle a nuestro sistema inmunológico cómo se deben combatir esas infecciones, porque eso es lo que hacen las vacunas: darle un repaso a las defensas de cómo deben actuar ante una infección, y eso es lo que hacemos con la vacuna contra la influenza, contra el neumococo; en los niños, contra el sarampión. Hay diferentes tipos de vacunas y dependerá del riesgo de cada persona cuál debe recibir, por eso es importante también una valoración con el especialista por inmunología, para saber cuáles son las vacunas que pueden beneficiar a cada paciente en estos momentos”.

2. Ejercítate.

“Volver a la actividad física es clave. La inactividad predispone a que el sistema inmunológico se duerma, así que es importante hacer una hora de ejercicio físico al día, al menos cinco días a la semana. No un ejercicio de alto rendimiento, sin necesariamente gimnasio, sino yoga, caminar, etc.”.

3. Nútrete.

“Asegúrate de mejorar tu alimentación: menos azúcar, menos mecatos, menos comida chatarra, porque esa comida es inflamatoria y hace que el sistema inmunológico pierda el equilibrio. Es recomendable aumentar proteínas, frutas y verduras”. Lea además: Pescado para proteger el sistema inmune

A consultar

¿Recuerdan aquello de “lo que no se usa se atrofia”?, pues bien, esa sentencia popular aplica perfectamente para el sistema inmunológico. Después de más de un año aislados intentando cuidarnos de la COVID-19, has retomado tu vida y quizá ahora te parece que cualquier sereno te resfría. No es tu impresión: sí está pasando y César Muñoz, médico pediatra y magíster en Inmunología, nos explica los motivos y, por supuesto, nos cuenta cómo contrarrestarlo.

“Cuando empezamos a protegernos con el tapabocas y con el aislamiento social, estuvimos en menos contacto con las bacterias, con los virus, con todo lo que nos rodea, y eso hizo que el sistema inmunológico perdiera ese entrenamiento que necesita para mantenerse activo”, asegura el doctor Muñoz.

  NOTICIAS RECOMENDADAS