Salud


Ansiedad: claves para reconocer si estás teniendo un ataque de pánico

El ritmo de vida acelerado puede hacernos sentir agobiados. Pero, ¿cómo saber si estamos enfrentando una de estas crisis o simplemente un mal día?

COLPRENSA

10 de agosto de 2023 12:54 PM

La crisis de ansiedad, también conocida como ataque de pánico, es una reacción intensa de miedo o malestar extremo que se presenta abruptamente. Aunque estos episodios suelen durar pocos minutos, la sensación puede parecer eterna para quien lo experimenta y el temor a sufrir otro ataque puede persistir durante mucho tiempo. Lea: ¿Estrés y ansiedad en parciales? Tips para cuidar tu salud mental

Señales físicas

Una crisis de ansiedad se manifiesta a través de varios síntomas físicos, entre los cuales destacan:

Palpitaciones y ritmo cardíaco acelerado: muchos describen sentir su corazón “salir del pecho”.

Sudoración excesiva: a pesar de no estar realizando una actividad física, la persona puede sudar en exceso.

Temblores: se pueden sentir temblores o sacudidas involuntarias en las manos o todo el cuerpo.

Sensación de falta de aire o ahogo: se experimenta una dificultad para respirar, similar a estar bajo el agua.

Dolor o molestia en el pecho: se puede confundir con síntomas cardíacos, pero en la ansiedad no tiene un origen cardiovascular.

Ansiedad: claves para reconocer si estás teniendo un ataque de pánico

Náuseas o malestar abdominal: es común sentir un “nudo en el estómago”.

Además de las manifestaciones físicas, es posible identificar síntomas emocionales.

Señales emocionales

Sensación de irrealidad o despersonalización: se siente como si uno estuviera viendo las cosas desde fuera de su cuerpo o como si el entorno fuera extraño.

Ansiedad: claves para reconocer si estás teniendo un ataque de pánico

Miedo a perder el control o volverse loco: la intensidad del episodio puede hacer pensar que se está perdiendo la razón.

Lea: 5 cosas que puedes hacer para controlar la ansiedad

Temor a morir: a pesar de que no hay un peligro real, se siente un miedo abrumador a la muerte.

Triggers o desencadenantes: aunque las crisis de ansiedad pueden surgir sin una razón aparente, en ocasiones hay factores desencadenantes específicos como el estrés acumulado, experiencias traumáticas, cambios hormonales o el consumo de sustancias como la cafeína.

Reconocer los síntomas de una crisis de ansiedad es el primer paso para poder afrontarla. No obstante, es esencial entender que cada persona es única y que, si sospechas que padeces de ansiedad o cualquier otra condición, la mejor opción es siempre buscar asesoramiento y apoyo de un profesional en salud mental.

¿Qué hacer si sospecho que estoy teniendo una crisis?

1. Reconoce la situación: entender que estás teniendo un ataque de ansiedad y no algo más grave puede ayudarte a calmarte.

2. Respira profundamente: la respiración controlada es una herramienta poderosa. Inhala lentamente contando hasta cuatro, mantenla contando hasta cuatro y exhala contando hasta cuatro.

3. Habla con alguien: si te sientes cómodo, avisa a alguien cercano sobre lo que sientes para que pueda ayudarte a calmarte o simplemente acompañarte.

4. Desvía tu atención: concentrarte en otra actividad o estímulo puede ayudar a reducir la intensidad del episodio.

5. Consulta a un profesional: si las crisis son recurrentes o afectan tu calidad de vida, busca ayuda profesional.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS