Salud


Consejos para viajar durante la pandemia

Protégete a ti mismo y a otros con estas precauciones, si necesitas viajar en estos tiempos de pandemia.

Aunque lo más recomendable es permanecer en casa y en aislamiento, hay quienes han tenido o tienen que viajar, muchos por trabajo, otros para regresar a sus lugares de residencia y quizá por algún motivo de fuerza mayor. Si estás considerando volver a programar un viaje que tuviste que posponer a causa de la COVID-19 y necesitas movilizarte por obligaciones laborales o familiares que te obligan a viajar, quizá debas tener en cuenta la seguridad durante el viaje y en el alojamiento. La Clínica Mayo, organismo de salud a nivel mundial, ha emitido recomendaciones puntuales sobre los viajes en épocas de pandemia. Es pertinente tenerlas presente, aun más cuando la ciudad de Cartagena inició su primera fase para la reactivación de vuelos nacionales, mediante la aprobación de un vuelo piloto entre La Heroica y Pereira, a partir de septiembre. Eso, sumado a que el alcalde, William Dau, ha emitido una solicitud al Gobierno Nacional para que la ciudad también dé apertura a los vuelos internacionales, lo que ayudaría a reactivar el turismo. Lo importante es que estés informado sobre tus opciones para viajes y aprender a cómo protegerte si tienes que viajar. Según la clínica Mayo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC te recomiendan:

- Mantener una distancia de 2 metros entre tú y los otros cuando sea posible.

- Evita tener contacto con cualquier persona enferma.

- Limita el contacto con las superficies que se tocan con frecuencia, como pasamanos, botones en el ascensor, y paneles táctiles. Si tienes que tocarlas, usa desinfectante para manos o lávate las manos.

- Ponte una mascarilla de tela.

- Evita tocarte los ojos, la nariz, y la boca.

- Cúbrete la boca al toser o estornudar.

- Lávate las manos con frecuencia. Esto es especialmente importante después de usar el baño, antes de comer, y después de toser, estornudar, o sonarte la nariz.

- Si no dispones de agua ni jabón, usa un desinfectante de manos. Cubre todas las superficies con el desinfectante, y frota las manos hasta que estén secas.

- Infórmate sobre los requisitos y restricciones locales.

-Ten en cuenta que las restricciones pueden cambiar rápidamente dependiendo de las condiciones locales.

VIAJES EN AVIÓN

A causa de la manera en que circula y se filtra el aire en los aviones, la mayoría de los virus no se diseminan fácilmente en los vuelos. Ten en cuenta que, como hay menos pasajeros, hay menos mostradores abiertos para los pasajeros para los controles. También hay cambios al proceso de registro: los operarios podrían pedirles a los viajeros que se ajusten las mascarillas para identificación. Los objetos personales como llaves, billeteras, y teléfonos deben ponerse en el equipaje de mano y no en la bandeja. Asegúrate de lavarte las manos con agua y jabón por lo menos por 20 segundos inmediatamente antes y después de pasar por el control y registro.

COSAS PARALLEVAR

Haz una lista de cosas para llevar Cuando sea el momento de empacar para el viaje. Lleva cualquier medicamento que puedas necesitar, así como estas cosas esenciales para un viaje seguro:

- Mascarillas de tela.

- Desinfectante para manos a base de alcohol (por lo menos 60 % de alcohol).

- Pañitos desinfectantes (por lo menos 70 % de alcohol) para limpiar superficies.

-Termómetro.

PARA VIAJAR EN AUTO

Quizás viajar por avión no sea lo mejor para ti. Tal vez prefieras conducir, lo que te da más control de tu ambiente. Tendrás que ser cuidadoso en cuanto a las paradas, pero esto solo significará que tendrás que planear un poco más. Estas son cosas que considerar antes de empezar el viaje:

- Planea detenerte lo menos posible, pero deja de conducir si tienes sueño.

- Lleva contigo mascarillas de tela, desinfectante para manos, y pañitos desinfectantes en un lugar fácilmente accesible.

- Prepara comida y agua para llevar. Considera incluir algunos alimentos no perecederos que pueden serte útiles en caso de acceso limitado a restaurantes y supermercados.

- Cuando llegues a tu destino, usa agua y jabón para lavarte las manos por lo menos durante 20 segundos.

- Si decides comer en el camino, opta por restaurantes que ofrezcan atención en la ventanilla para automóviles o que te traigan la comida al auto.

- Si viajas en bus ten en cuenta que estar de pie o sentado a una distancia de 6 pies (2 metros) de otros por un período prolongado puede ponerte a alto riesgo de contraer o trasmitir el coronavirus. Adopta las precauciones mencionadas anteriormente para protegerte durante el viaje.

- Si piensas usar transporte estilo taxi, no te sientes en el frente, al lado del conductor. Considera cargar y descargar tu propio equipaje al subir al medio de transporte y al bajar cuando llegues a destino. Evita el contacto con superficies usadas con frecuencia antes de limpiarlas.

PARA LOS HOTELES

El sector hotelero reconoce que los viajeros están preocupados sobre el coronavirus y la seguridad. Busca información en el sitio web de cualquiera de las cadenas de hoteles más importantes para saber cómo protegen a los huéspedes y al personal. Algunas de las mejores prácticas incluyen:

Limpieza más frecuente y detallada de las áreas públicas, ascensores, cuartos, y también de la preparación de comida y lavandería.

Medidas de distanciamiento físico en el vestíbulo, la recepción y las áreas de estacionamiento.

Uso de mascarillas para el personal y los huéspedes.

Pago sin contacto físico.

Para más tranquilidad, llama al hotel. Pide un cuarto que no haya estado ocupado por lo menos por 24 horas antes de tu llegada.

Al llegar a tu cuarto de hotel o casa de alquiler, desinfecta todas las superficies que se tocan con frecuencia, como pestillos de puertas, interruptores de luz, encimeras, mesas, escritorios, teléfonos, controles remotos, y grifos. Lava platos, vasos, tazas y cubiertos (a no ser que sean de plástico y estén envueltos) antes de usarlos.

PERSONAS EN_RIESGO

Cualquiera puede enfermarse con el virus, pero los adultos mayores y la gente de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes están en mayor riesgo. Las afecciones que aumentan tu riesgo incluyen el cáncer, las enfermedades renales crónicas, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, los problemas cardíacos graves, la enfermedad de células falciformes, la diabetes tipo 2, y tener el sistema inmunitario debilitado.