El mundo aún convive con la tuberculosis

29 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La tuberculosis, originada por el bacilo de Koch o Mycobacterium Tuberculosis, es una enfermedad antigua que afecta principalmente los pulmones, pero que puede impactar a otras partes del cuerpo. En muchos países, actualmente sigue siendo un importante problema de salud pública, por el daño que provoca y también como causa de mortalidad, pues pese a ser totalmente curable y prevenible, es considerada la novena causa de decesos en mundo.

Los más afectados por tuberculosis en el mundo siguen siendo los pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia Humana o VIH. Cifras registradas en 2016 sostienen que en el mundo existen 10,4 millones de pacientes con tuberculosis (de los cuales 1,2 millones son cero positivos) y, según la Organización Mundial de la Salud, un 40% de las personas VIH-positivas que murieron sufrían tuberculosis. (Lea aquí: Pacientes con tuberculosis, en mayor riesgo de contraer el COVID-19)

Cualquier persona podría contraer esta enfermedad, y es que las bacterias de la tuberculosis se transmiten de una persona a otra por el aire y se liberan cuando una persona que padece de tuberculosis de los pulmones o de la garganta tose, estornuda, habla o canta.

“La coinfección se genera en su mayoría por la debilidad del sistema inmune de pacientes con VIH, lo que genera un ambiente propicio para la aparición de la tuberculosis. Esta condición se debe principalmente a dificultades en el acceso a terapias para controlar la enfermedad, diagnóstico tardío y problemas de adherencia al tratamiento, lo que impide que pacientes puedan alcanzar un control del virus en niveles infectables”, dice el doctor Víctor Saravia, médico infectólogo y gerente médico de VIH Colombia, quien además responde:

¿Por qué algunas personas desarrollan la enfermedad y otras no, teniendo el bacilo causante?¿Lo pueden transmitir?

-Las personas que están expuestas siempre son susceptibles de infectarse, algunas personas en donde su sistema inmunológico es óptimo logran controlar al bacilo (bacteria) y no desarrollan la enfermedad, aquellas en donde su sistema inmunológico no es óptimo o es deficiente, son aquellas que desarrollan la enfermedad. Las personas que son capaces de transmitir son solo aquellas que tienen síntomas respiratorios (tos y expectoración).

¿Qué personas están es riesgo de tener tuberculosis?

- Las personas que viven con VIH son uno de los grupos más susceptibles a la infección por el deterioro que tienen en su sistema inmunológico cuando están en fases severas de la enfermedad. Pero existe otro grupo de personas que también puede presentarla, entre ellas las personas desnutridas, personas con tratamiento de inmunosupresor (Lupus eritematoso sistémico por ejemplo), quimioterapia, personas en hacinamiento (reclusos) y el personal de salud expuesto. Las personas sanas que tienen un componente inmunológico adecuado son capaces de controlar a la bacteria y no desarrollar enfermedad.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección. (Le puede interesar: Aumentaron casos de tuberculosis en Cartagena)

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen a lo largo de la vida un riesgo de enfermar de tuberculosis de un 10%. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunitario está dañado, como ocurre en casos de infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco.

¿Por qué las personas con VIH desarrollan comúnmente esta enfermedad, qué pasa en su cuerpo?

-Las personas que viven con VIH son más susceptibles, porque el virus ataca principalmente el sistema inmunológico, linfocitos CD4, encargados de defendernos contra infecciones, dejando al paciente a medida que avanza la enfermedad sin posibilidades de protegerse contra múltiples gérmenes entre ellos la Tuberculosis.

¿Cuáles son los signos y síntomas que la diferencia de otras enfermedades respiratorias?

- Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son: tos, (a veces con esputo que puede ser sanguinolento), dolor torácico, debilidad, pérdida de peso (sin disminución de la ingesta), fiebre (por lo general prolongada, más de 2 semanas) y sudoración nocturna profusa (moja la ropa y amerita cambio). Estos pueden ser leves durante muchos meses.

¿Cuáles son las precauciones que debe tomar la población en riesgo?

-Las precauciones generales son evitar contacto con personas con diagnóstico conocido de TB pulmonar, evitar lugares muy concurridos. En algunos casos es posible iniciar quimioprofilaxis (tratamiento antes, durante o inmediatamente después de la exposición a un agente o agentes infecciosos) para evitar presentaciones severas de TB.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS