Salud


Esto es lo que pasa en tu cerebro cuando terminas un noviazgo

Terminaste con tu novio o novia y no aguantas el desespero por llamarlo (a). Las rupturas duelen y es verdadera química. ¡Te contamos por qué!

LAURA ANAYA GARRIDO

27 de octubre de 2022 12:05 PM

Terminar una relación amorosa duele, aunque no se trate de algo físico y todo tiene una explicación científica.

La psicóloga clínica Diana C. Gómez Miranda asegura que superar una ruptura puede ser más difícil de lo que parece.

No eres débil, no es que seas ‘bob@’ por desear llamar a tu ex, y por pensar que no podrás mantener la distancia, lo que sucede es que la dopamina y la oxitocina han estado actuando en ti”,

Diana C. Gómez Miranda, psicóloga clínica.

Se trata de química cerebral, pero te lo explicaremos sencillamente.

Dopamina y oxitocina, asociadas al placer

La dopamina es neurotransmisor que está en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para la función motora del organismo. De acuerdo con el Hospital San Fernando, en Ciudad de Panamá, esta hormona “influye en nuestro estado de ánimo, nuestro comportamiento y es esencial para regular nuestro metabolismo. Entre estas cosas, también se considera como el neurotransmisor del placer, es clave para promover los procesos de seducción, la sexualidad y el deseo”. Lee aquí: Síndrome del corazón roto: una tusa sí puede afectar tu salud cardíaca

Esto es lo que pasa en tu cerebro cuando terminas un noviazgo

La oxitocina, por su parte, es conocida como la hormona del amor, pues media en procesos relacionados con la reproducción, como el parto o la lactancia.

“En su papel como neurotransmisor, está implicada en comportamientos relacionados con la confianza, el altruismo, la generosidad, la formación de vínculos, los comportamientos de cuidado, la empatía o la compasión, pero hay mucho más: tiene un papel fundamental en el comportamiento maternal y sexual, en los comportamientos de agresión y su presencia interviene en la regulación del miedo, eliminando las respuestas de parálisis”, menciona ABC en su artículo “Oxitocina, la hormona responsable del amor”.

Es como si dejaras una droga

Y es que, de acuerdo con Diana C. Gómez Miranda, que “cuando estás con alguien”, tu cerebro secreta estas sustancias, “que generan una sensación de placer, y cuando el cerebro comienza a separarse de estos químicos, ‘sufre una especie de desregulación’”.

Entonces ¿qué hacer para que duela menos?

Para “sanar un corazón roto”, Diana recomienda “volver a cablear al cerebro”.

“Mira la relación de pareja como una droga y el proceso de dejarla, cuando te alejas de esa persona se da una especie de abstinencia en la que tu cerebro está tratando de crear nuevas vías neuronales, pero las viejas vías de recompensa que buscan placer intentarán convencerte de que te acerques a tu ex, para recibir de nuevo esa ‘dosis’ de neurotransmisores y ‘sentirte bien’”... por eso es que te mueres de ganas por llamarlo o llamarla, pese a que sabes que no te convendrá.

Esto es lo que pasa en tu cerebro cuando terminas un noviazgo

En este proceso, la parte racional del cerebro queda “secuestrada” por la emocional y hay mucho dolor. Aquí es donde entra tu fuerza de voluntad: es importante que con conocimiento, motivación y ayuda profesional, de ser necesario, decidas no sacrificar tu bienestar emocional a largo plazo por una “gratificación inmediata”, como lo menciona Diana C. Gómez Miranda. Lee la nota y escucha el pódcast: ¿Un beso cuenta como traición?, un infiel te cuenta su experiencia

¿Qué hacer entonces?

La experta recomienda:

-Contacto cero.

-Vive tu dolor.

-Si lo consideras necesario, haz una carta de despedida para ti, la idea es que saques el dolor.

-Rodéate de personas que te quieran.

-Enfócate en ti, define objetivos en tu vida.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS