Salud


Hipertensión pulmonar: nada de salidas y nada de visitas

En el Mes de la Hipertensión Pulmonar, veamos la situación de estos pacientes en medio de la pandemia.

REDACCIÓN SALUD

13 de mayo de 2020 09:59 PM

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las personas con enfermedades subyacentes, como problemas cardiacos o pulmonares, cáncer o hipertensión arterial, son más propensas a desarrollar síntomas agudos relacionados con el nuevo coronavirus. Por ello, en el mes de la hipertensión pulmonar, es importante que los colombianos se informen sobre esta condición, sus síntomas y tengan en cuenta algunas recomendaciones durante la pandemia.

La hipertensión pulmonar, conocida por los pacientes como la enfermedad de los ‘labios azules’, es catalogada como una condición respiratoria crónica, compleja e incurable, que se caracteriza por el aumento de la presión en las arterias que llevan la sangre del corazón a los pulmones. Como resultado se dificulta el flujo sanguíneo, causando daños en el tejido pulmonar e incrementando el tamaño del corazón, lo que puede provocar insuficiencia cardiaca en el ventrículo derecho -que se encarga de transportar la sangre al sistema respiratorio- e incluso la muerte.

Entre los síntomas más comunes de esta condición, se encuentran: dificultad para respirar, fatiga, dolor en el pecho, edemas en pies y tobillos y palpitaciones o arritmias cardiacas. Sin embargo, se trata de una enfermedad subdiagnosticada, dado que sus síntomas son inespecíficos y sus diferenciales más frecuentes son asma y Epoc.

Teniendo en cuenta que los pulmones son uno de los órganos más afectados por el COVID-19, debido que afecta todo el sistema respiratorio, desembocando incluso en algunos casos en neumonía, es importante que los pacientes con problemas pulmonares, y aquellos diagnosticados con hipertensión pulmonar, tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Autoaislarse es la mejor forma de cuidar su salud durante la pandemia. Si usted tiene alguna enfermedad respiratoria de base, evite al máximo el contacto con otras personas, no reciba visitas de familiares o amigos que pudieron estar en contacto con algún foco de contagio y mantenga una distancia mínima de dos metros.

-Evite salir a realizar compras y asegúrese siempre de implementar todas las medidas de protección al recibir sus productos. Límpielos bien.

-Mantenga una rutina de limpieza y de autocuidado que incluya lavarse las manos constantemente, con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Evite al máximo tocarse la boca, nariz u ojos si no se ha lavado las manos o si ha estado en contacto con alguna superficie que pudiera estar infectada.

-Si en las próximas semanas se anuncia el final de la cuarentena, es recomendable que mantenga un régimen de limpieza, autocuidado y aislamiento, por unas semanas más, y evite los lugares concurridos.

-Asegúrese de tomar toda su medicación habitual y siga con sus tratamientos para mantener sus pulmones lo más sanos posible.