Salud


Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

Conoce las características de cada tipo de piel e identifica el tuyo, para que sigas los cuidados ideales.

REDACCIÓN SALUD

07 de septiembre de 2023 10:50 AM

De la secreción de las glándulas sebáceas, que son aquellas que ayudan a remover las células viejas de la piel, la mantienen lubricada y previenen el resecamiento de los tejidos; y de la secreción de las glándulas sudoríparas, que son glándulas exocrinas consideradas el sistema secretor más grande del cuerpo, se forma el manto hidrolipídico. Lea: ¿Quieres una piel sana, sin inflamación ni irritación? Sigue estos consejos

El también llamado film hidrolipídico cubre la última capa de la piel, manteniendo una barrera contra el exterior que la protege de agentes externos; y es, además, el causante de que nuestra piel permanezca hidratada y con aspecto aterciopelado.

Pero cuando el manto hidrolipídico o film hidrolipídico –que a grandes rasgos se compone de agua, sebo (grasas y lípidos) y sudor– pierde el equilibrio, aparecen los diferentes tipos de piel: normal, seca o alípica, grasa, mixta y sensible.

Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

La doctora Mónica Jiménez Correa, médico con adiestramiento en medicina estética, quien actualmente se capacita con Hans (una empresa coreana distribuidora de hilos tensores y de colágeno), señala que, en todos los tipos de piel, para lograr un adecuado cuidado se requiere seguir una rutina de tres pasos básicos.

1. Limpiador, que se aplicará mañana y noche.

2. Hidratante facial, de aplicación mañana y noche.

3. Protector solar con aplicación cada tres horas.

¿Y el biotipo?

La experta, quien dirige el centro de medicina estética Iuventus, indicó que “para elegir el producto adecuado para tu biotipo de piel se requiere conocer el vehículo en el que vienen los diferentes productos dermatológicos (sérums o sueros, geles y cremas), y su aplicación es del más ligero al más pesado”. Lea: Iuventus, el cuidado con rigor médico

“Es decir -precisó- los pacientes con pieles grasas requieren productos que vengan en vehículos ligeros, como sérums o geles; y las personas que tienen pieles secas productos que vengan en vehículos como cremas”. Todas estas opciones, así como asesoría adicional, se encuentran disponibles en Iuventus, en el barrio Bocagrande.

A continuación, Jiménez explica cuáles son las características de cada tipo de piel y te enseña a identificar el tuyo, para que sigas los cuidados ideales.

Piel normal

Es una piel que tiene equilibrio adecuado de agua y lípidos.

Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

No es demasiado seca ni demasiado grasa y se caracteriza por tener poros finos, lucir aterciopelada suave y lisa, tener un color uniforme y no presentar imperfecciones.

Lea: Tenga en cuenta estos cuidados para proteger su piel del cambio climático

Piel seca o alípica

Es una piel fina y tensa con poros imperceptibles. Se caracteriza por ser poco elástica, de coloración mate, sin brillo y opaca. Además, presenta una descamación fina y tendencia a la formación de arrugas.

Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

El cuidado ideal

1. Limpieza. Aplica limpiador facial dos veces al día, usando productos altamente hidratantes con PH compatible.

2. Hidratación. Puedes optar por sueros que contengan ácido hialurónico. Se recomiendan cremas o aceites.

3. Usa protector solar a base de crema.

Piel grasa

Es una piel con textura gruesa, que se caracteriza por presentar poros dilatados, sentirse untuosa al tacto y tener poca tendencia a la formación de arrugas. La seborrea (grasa) se localiza en el cuero cabelludo, centro facial (zona T), zona centrotorácica e interescapular. La secreción sebácea puede variar en mayor o menor intensidad y presenta imperfecciones como puntos negros o acné.

Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

El cuidado ideal

1. Limpieza. Se debe limpiar dos y máximo tres veces al día, usando limpiadores con PH neutro y componentes que ayuden a evitar la resequedad.

2. Hidratación. Usa hidratantes a base de agua. Una buena opción son los sueros hidratantes y geles solubles en agua.

3. No uses hidratantes a base de aceites.

4. Usa un protector solar libre de grasa.

Lea: ¿Tiene cicatrices de acné? Le enseñamos a prevenirlas y tratarlas

Piel mixta

Es una piel grasa en la zona T y seca en el resto de las zonas faciales.

Piel: ¿sabes cuál es tu tipo y cómo cuidarla? Aquí te enseñamos

El cuidado ideal

1. Limpiador. Debes usarlo dos veces al día. Lo más importante es evitar la resequedad y mantener controlada la producción de grasa.

2. Hidratación. Este paso dependerá de qué biotipo es tu piel.

3. Usa protector solar libre de grasa.

Piel sensible

Es una piel susceptible, que reacciona más rápido o más intensamente que una piel normal. Los pacientes refieren diferentes reacciones como ardor, picazón, enrojecimiento, prurito, tirantez, entre otras.

Identifica tu tipo de piel

Sigue estos pasos para determinar cuál es tu tipo de piel.

1. Lava y seca tu rostro.

2. Deja tu piel libre de cualquier producto por unas dos horas.

3. Pon un pañuelo de papel sobre tu rostro y presiona suavemente.

4. Mira las áreas donde quedan residuos de grasa.

Si tras estos cuatro pasos tu piel queda libre de grasa, tienes una piel seca o normal.

Si la grasa se concentra en la zona T, tu piel es mixta.

Y si notas residuos por todo el pañuelo, tiene una piel grasa.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS