Salud


Tronarse las articulaciones del cuello no es bueno

EL UNIVERSAL

30 de agosto de 2018 12:00 AM

Muchas veces las personas estresadas deciden tronar las articulaciones de su cuello o espalda para aliviar la tensión o masajear un poco la zona y así aliviar el dolor.

Esta práctica común es un riesgo para la salud, indicó el doctor Aram Omar Gómez Mendoza, Director General de Innate, clínica experta en el cuidado de la columna vertebral y especializada en eliminar y corregir problemas en el cuerpo causados por la subluxación vertebral.

La subluxación vertebral es definida por el Sistema de Epstein, como  la consecuencia de una respuesta neurológica al estrés físico, emocional o ambiental. Esta precipita la desalineación entre las articulaciones de la columna vertebral, afectando la integridad del sistema nervioso.

“La manipulación incorrecta de nuestros huesos es perjudicial para nuestra salud. Esta práctica se ha vuelto una tendencia que nos daña considerablemente y más cuando intentamos manipular los huesos del cuello o nuestra espalda, pues tienen una conexión directa con nuestra columna vertebral”, explicó el especialista.
Por ello, se recomienda acudir con un especialista en el tema cuando hay molestia para que realice los estudios pertinentes y determine qué tipo de ajuste o tratamiento se requiere para resolverlo.

¿Quiénes te ayudan?
Un fisioterapeuta, quiropráctico o un ortopedista, entienden la estructura de nuestro cuerpo y además se basan en estudios previos para determinar la problemática inicial y comenzar a tratarla, sin embargo, hacer una manipulación por sí mismo o acudir con hueseros o personas no certificadas, pone en peligro la salud.

La manipulación puede ser incorrecta y en vez de corregir un problema y aliviar un dolor, este puede agravarse.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés laboral es un factor que genera en el ser humano tensión muscular, aumento de presión sanguínea, depresión, irritabilidad y enojo, éstos problemas dan como resultado un agotamiento emocional y contribuyen a desarrollar problemas en espalda, cuello y hombros.

“Es común que las personas crean que se siente más relajadas tras un masaje o al tronarse el cuello, los nudillos o la espalda, no obstante el alivio es superficial y a la larga trae más consecuencia que beneficios como desviaciones en nuestros huesos o hasta derrames provocado por una fractura en la arteria vertebral, que es la que se encarga de suministrar al cerebro con sangre”, comenta el doctor Aram.

Es importante asistir con un especialista  idóneo para diagnosticar la causa de un problema de salud, detectar subluxaciones y dominar la diferentes técnicas de ajustes que permitan a las articulaciones moverse de manera óptima para no generar presión en los nervios.

  NOTICIAS RECOMENDADAS