Sucesos


4 muertes que hicieron que Cartagena alzara su voz para pedir justicia

Las manifestaciones pacíficas han sido el común de estas comunidades para exigir justicia.

ZULEIMA BALAGUERA

24 de septiembre de 2020 04:26 PM

Pese a las medidas sanitarias, donde se prohiben aglomeraciones para mitigar el contagio por el virus del COVID-19, son varias las manifestaciones pacíficas que se han realizado en Cartagena en las últimas semanas por casos puntuales que han dejado víctimas para muchos inocentes.

El pasado 24 de agosto murió el menor Harold Morales Payares tras recibir un balazo por parte de policías en el barrio San Francisco. Cuatro días después, sus familiares y vecinos organizaron una velatón, seguido de una marcha y otras actividades como un mural y caminatas. Para ellos, lo que ocurrió fue un asesinato y no un enfrentamiento como lo hizo saber esa institución.

Imagen 25harold

El 14 de septiembre fue asesinada por sicarios la cartagenera Taniuska Romero Sibaja, de 12 años, junto a su tía Melissa Romero, de 27, en el municipio de Montelíbano, Sur de Córdoba. El cuerpo de la menor llegó a Villagrande de Indias en la tarde del 16 de septiembre, donde vivía con sus padres, en medio de una calle de honor y homenajes. También realizaron una velatón donde participó toda la comunidad.

Imagen 25taniuskacara

Otros hechos

El lunes 21 de septiembre, en el barrio La Esperanza, Carlos Herrera Vergara recibió dos balazos. Al día siguiente falleció y sus familiares y amigos realizaron una marcha, usando la bandera de Colombia al revés para manifestar indignación, pues aseguran que los balazos fueron propinados por policías.

En la noche del miércoles, en Villas de Aranjuez, decenas de mujeres participaron en una velatón y rechazaron la muerte de Ledys López Vásquez, el pasado sábado. Aseguran que no fue un suicidio, sino un feminicidio por parte de su pareja. El caso es investigado por las autoridades.

Imagen 24 esperanza 2

Estos casos despertaron repudio y un clamor de justicia entre los ciudadanos. Aunque son materia de investigación, no dejan de causar dolor y lo que se espera es que hechos como estos no se repitan.

Cabe resaltar que, a diferencia de ciudades como Bogotá, en Cartagena el comportamiento en las manifestaciones ha sido pacífico, pese a que dos casos vinculan a policías en actos violentos.