Sucesos


Capturaron a sus asesinos por foto que les tomó antes que lo golpearan

El comerciante de oro fue asesinado en Santa Rosa del Sur y su cuerpo fue escondido en una vivienda de la zona rural. Fue citado para realizar un negocio.

REDACCIÓN SUCESOS

22 de julio de 2022 03:44 PM

¿Fabián Jaimes Agredo sabía el peligro qué corría? ¿Por qué acudió a la cita y no dio aviso a las autoridades? Muchas son las preguntas que hoy se hacen familiares, amigos y pobladores de Santa Rosa del Sur, sur de Bolívar, tras conocer su atroz asesinato el pasado 16 de julio. Lea aquí: Iba a comprar oro y apareció muerto a golpes dentro de una casa

Dos personas extranjeras fueron detenidas por este hecho y son las que están respondiendo ante un juez de Bucaramanga por este crimen.

Pero, ¿por qué las autoridades dieron de inmediato con los presuntos responsables de este homicidio?

De acuerdo con lo que se ha dado a conocer hasta ahora es que Fabián Jaimes Agredo, de 22 años, le tomó una foto a quienes estarían involucrados en este hecho minutos antes de ingresar a una vivienda en donde horas después hallaron su cuerpo con señales de tortura y golpes provocados, al parecer, con un martillo.

Esa evidencia, el comerciante la mandó a su mujer Sonia Marín, pues este iba a hacer un negocio de la compra de oro y, al parecer, llevaba en su poder 40 millones de pesos.

Esa evidencia, el comerciante la mandó a su mujer Sonia Marín, pues este iba a hacer un negocio de la compra de oro y, al parecer, llevaba en su poder 40 millones de pesos. Ese día iba con un amigo de infancia en una moto, quien supuestamente resultó herido en hechos que aún se investigan.

La esposa de Fabián, dio a conocer a través de redes sociales que desde el día 15 no había tenido noticias de su pareja, por lo que denunció que estaba desaparecido y pedía que la ayudaran para dar con su paradero.

Su moto fue hallada destrozada en una zona enmontada y su amigo habría sido llevado a un hospital. Tras hablar con las autoridades, la mujer ayudó a dar información para capturar a los responsables.

Lo sucedido

Lo que se conoce hasta ahora es que, al parecer, los dos hombres con los que iba a hacer el negocio de la compra de oro lo llevaron a una vivienda en la vereda San Benito. Allí, con un objeto contundente, al parecer un martillo, lo mataron y lo escondieron debajo de una cama.

La rápida reacción permitió que se emitiera una orden de allanamiento, y tras la llegada de los uniformados, hallaron el cadáver del comerciante. La moto estaba destrozada.

  NOTICIAS RECOMENDADAS