Sucesos


Cuatro miembros de la comunidad LGBT han muerto en actos violentos

Según Caribe Afirmativo, son cuatro los miembros de la comunidad LGBT que han muerto en el 2020.

ZULEIMA BALAGUERA

13 de octubre de 2020 12:00 AM

Hace nueve días acabaron con la vida de Michel Ramos, una mujer transgénero paisa que vivía en Cartagena desde hacía varios meses, en la calle El Tancón, del barrio Olaya Herrera. En la morgue de Medicina Legal, sus familiares y esa institución la identificaron como Anderson Andrés Ramos Alarcón, de 26 años.

A Michel, o Brenda como también le decían, la asesinaron de tres cuchilladas en la madrugada del 4 de octubre en la parte trasera de la Plaza de Toros. Según testigos, un sujeto conocido como ‘Carlos’ sería el agresor.

Su muerte causó indignación en las redes sociales y en la comunidad LGBT de Bolívar y todo el país. La trágica muerte de esta chica trans recordó otros casos que siguen exigiendo justicia y evidenciando la violencia para con esta comunidad.

Cuatro víctimas

Según la organización Caribe Afirmativo, son cuatro los miembros de la comunidad LGBT que han muerto de manera violenta en la ciudad en lo que va del 2020.

El primer caso ocurrió el 27 de enero en el sector La Unión, del barrio El Pozón. Alid Machado Polanco, de 31 años, fue hallado muerto en su habitación, sobre su cama, desnudo y con varias cuchilladas en el tórax.

El 17 de mayo, en el sector Loma La Calva, en el barrio Nariño, Katia Rosario León Navas, de 39 años, fue asesinada de varias cuchilladas por un vecino taxista con el que tuvo algunas diferencias. El hombre fue capturado y enviado a la Cárcel de Ternera.

Estefany Chispita’ es la víctima del tercer caso, atribuido como negligencia del Estado y al sistema de salud. La mujer transgénero fue hallada inconsciente en una calle del barrio Marbella. Al parecer, era un caso sospechoso de coronavirus, pero, según la organización Caribe Afirmativo, que lucha por los derechos de esta comunidad, no recibió la atención médica oportuna y adecuada y por eso falleció.

El último caso en la ciudad es el de Michel, quien al igual que Chispita, eran trabajadoras sexuales. El arma blanca blanca fue la más usada en estos hechos de sangre.

En Bolívar se reportó el caso de Jhony Menco Galvis, un joven asesinado dentro de su vivienda, en Magangué. Se conoció que era gay y tenía una discapacidad auditiva. Recibió tres balazos.

Las estadísticas de Caribe Afirmativo afirman que Bolívar es el cuarto departamento en el Caribe con más hechos violentos para con los miembros de la comunidad LGBT.