Sucesos


Asesinato de Karol Ramírez, en Olaya, está a punto de esclarecerse

Policía capturó al principal sospechoso de la muerte de la joven extranjera, que ocurrió el 16 de septiembre de 2020.

EDWIN TORRES PADRÓN

15 de septiembre de 2021 12:00 AM

¿Un absurdo accidente o un hecho premeditado? Lo que pasó con Karol Patricia Ramírez Ozuna hace exactamente un año, el 16 de septiembre de 2020, aún es un misterio.

La joven, de 25 años y madre soltera, recibió ese día un balazo mientras estaba en la sala de la casa donde vivía alquilada, en la calle San Pancracio del sector Ricaurte, en el barrio Olaya Herrera.

El que le disparó no era su pareja o novio, solo era un amigo y mira el daño que le hizo”.

Familiar de la víctima.

Eran las 4 de la tarde y ella y un amigo que residía en esa misma zona esperaban que dejara de llover cuando un disparo y los gritos de su mamá y su hija de 7 años alertaron a todos los vecinos de la zona.

De inmediato muchos rodearon la casa y adentro encontraron tendida en la sala a Karol. Aún tenía vida y su hija gritaba. También estaba su amigo. Entre varios la llevaron al centro asistencial más cercano, pero los esfuerzos fueron en vano. El balazo en la cabeza fue mortal.

¿Qué pasó? Aunque del amigo de Karol no se supo más nada, las investigaciones apuntaron a dos situaciones: una de ellas dejó entrever que Karol recibió el proyectil mientras su amigo manipulaba un arma y esta se le disparó accidentalmente. La otra indicaba que pudo tratarse de un acto premeditado.

(Lea aquí: Van 200 feminicidios en Colombia este año; tres en Cartagena)

La muerte de Karol podría ser esclarecida justo un año después. La Policía Metropolitana de Cartagena ha reportado la captura del hombre que estaba con ella esa trágica tarde. Se trata de Raúl Ramos Babilonia, de 20 años y residente en el barrio San Fernando.

A Ramos, según la Metropolitana, lo aprehendieron con una orden judicial expedida el 28 de septiembre del año pasado por el Juez Primero Penal Municipal Ambulante de Cartagena, bajo la coordinación de la Fiscalía 51 local URI.

“El que le disparó no era su pareja o novio, solo era un amigo y mira el daño que le hizo”, contó una familiar de la víctima.

Sus vecinos aseguran que Karol era una joven tranquila, que no tenía mucho tiempo de estar viviendo en el sector y que era amable. Trabajaba en una agencia de giros.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.