Sucesos


Golpe a la delincuencia: la magia negra no salvó a ‘los Brujos’

La Policía Metropolitana, la Armada y la Fiscalía desmantelaron una presunta banda vinculada a 26 atracos a mano armada en Cartagena.

REDACCIÓN SUCESOS

05 de mayo de 2021 07:38 AM

Altares, rezos, amuletos y protecciones de magia negra no le sirvieron a ‘los Brujos’ para seguir delinquiendo en Cartagena. La presunta banda, vinculada a más de 26 atracos a mano armada, fue desmantelada en una operación denominada ‘los Exorcistas’ realizada de manera conjunta por la Policía Metropolitana, Infantería de Marina, Gaula Militar y Fiscalía General de la Nación.

En once allanamientos simultáneos en la capital de Bolívar y los corregimientos de Bayunca y Punta Canoa fueron aprehendidos 11 presuntos miembros de esa organización criminal. Otro más fue notificado de los cargos en la cárcel.

Todos los investigados son solicitados por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, receptación y lesiones personales.

Las investigaciones indican que los capturados utilizaban motos para cometer los hurtos en diferentes barrios de la ciudad y en los corregimientos; y luego, de manera organizada, usaban viviendas en Olaya Herrera para guardar los elementos hurtados, entre los que se destacan joyas, celulares y pertenecías de valor.

“Es importante precisar que durante la ejecución de esta operación denominada ‘los Exorcistas’ fueron retenidos empleados de una compraventa que está en el sector de los Cuatro Vientos. Allí, los delincuentes comercializaban los objetos robados”, dice el Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Magia negra

La Policía asegura que en una casa en el sector El Tabú, en Olaya, miembros de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol encontraron tres altares de magia negra. Allí, dice el reporte, “los presuntos delincuentes planeaban su actuar criminal, seleccionando las rutas y zonas donde ejecutarían los robos, para los cuales empleaban tres motos y armas de fuego.

“Seleccionaban a sus víctimas, en su gran mayoría en vía pública, frente a establecimientos comerciales o vivienda, que portaran prendas de oro o celulares de gama media o alta”, asegura la Metropolitana.

En los allanamientos, la Policía, la Armada y la Fiscalía se incautaron de seis celulares y una moto.

En las audiencias concentradas, un juez de Control de Garantías otorgó la legalidad en los procedimientos de captura. Aún están pendiente la etapa de imputación de cargos.