Sucesos


Lo matan en Pasacaballos: “Al ‘Cachaco’ le cumplieron la amenaza”

Un viejo lío habría llevado a la muerte a un celador. En medio de una riña en días pasados quedó sentenciado. Policía capturó al presunto homicida.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

24 de enero de 2022 07:20 AM

Unos dicen que sintieron siete balazos, otros aseguran que fueron cinco. Lo cierto es que las detonaciones que se escucharon eran contra ‘el Cachaco’, asesinado ayer a las 6 de la mañana en Pasacaballos, corregimiento de Cartagena. Lea aquí: Amanecer violento en Pasacaballos: un muerto en riña y disturbios

A partir de ese momento lo que se vivió en esa comunidad fue dolor y sed de venganza. Fue necesaria la presencia del Esmad de la Policía y de los llamados ‘casco negros’ para controlar a una multitud que quería cobrar justicia por su propia cuenta.

El presunto homicida se escondió en una vivienda del sector El Campo, donde se resguardó y pudo ser rescatado por la Policía. “Deivis” fue capturado y debe responder por el crimen de José Gregorio Pérez Wilches, ‘el Cachaco’, quien era celador, en el sector donde fue asesinado, muy cerca de su casa.

Tras escapar, el presunto homicida fue perseguido por la comunidad y se escondió en una vivienda. Lo querían linchar

Un viejo lío

Nelcira Zabala, mujer del hoy fallecido, contó que hace unos 15 días ‘el Cachaco’ tuvo un enfrentamiento con un hermano de quien sería hoy su verdugo. “Yo estaba en la casa y cuando salí vi que estaban discutiendo, pero realmente no sabía por qué. Quienes estaban aquí les dijeron que dejaron eso así y todo quedó así, pero un rato después llegaron los hermanos de ese muchacho con machetes y lo amenazaron”, contó la adolorida mujer.

La viuda indicó que pensó que todo había quedado hasta ahí. “Nunca pensé que iban cumplir la amenaza. De que te mato te mato, eso era lo que le decían el día que tuvieron la pelea”, precisó.

Sobre lo acontecido ayer explicó que ella sintió los balazos, pero no pensó que había sido contra su marido. “El entregaba turno a las 5 de la mañana, me extrañó que no llegara y al rato fue que me avisaron que lo habían asesinado.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Disturbios

Como quiera que la comunidad tenía sed de venganza, el Esmad hizo presencia para rescatar al presunto homicida. Los ánimos estaban caldeados entre los pobladores, y por eso se utilizaron los gases lacrimógenos para dispersar a las personas.

“Ellos (el Esmad) llegaron y enseguida fueron tirando los gases. Eso no era necesario y fueron ellos quienes partieron los vidrios de una droguería”, dijo un testigo.

Tiempo después el presunto homicida fue sacado de la vivienda donde se escondía y capturado. Sobre este acontecimiento no ha habido un reporte de las autoridades.

  NOTICIAS RECOMENDADAS