Sucesos


Los dos horrendos asesinatos que han estremecido este año a Marialabaja

El hombre que presuntamente mató a su mamá ya está en prisión, pero por el brutal crimen de una adolescente, de 17 años, aún no hay capturas.

EDWIN TORRES PADRÓN

06 de julio de 2022 12:45 PM

En Marialabaja aún no salen de su asombro por el atroz asesinato de una mujer a manos de su hijo que tiene problemas de alcoholismo. Los llamados de atención de María De los Reyes Julio Julio a Fredys Camargo se hacían cada vez más constantes y eso provocó la tragedia que ocurrió en la madrugada del lunes festivo en el barrio Chino, del corregimiento de Retiro Nuevo.

Fredys Camargo llegó embriagado a la casa de su mamá a eso de las 1:30 a. m. y sin contemplación la acuchilló dos veces mientras ella dormía. María alcanzó a reprocharle a su hijo por la condición en que estaba y eso lo enfureció. Le puede interesar: Detalles del hombre que mató a su mamá en Marialabaja: “Dios lo perdone”

María De los Reyes tenía 65 y sus otros hijos aseguran que Fredys había advertido que apenas saliera de la cárcel iba a matar a su mamá. El presunto parricida fue capturado esa misma madrugada y apenas 24 horas después un juez de Garantías lo envió a la cárcel por el delito de homicidio agravado.

Es la primera vez en la historia reciente que ocurre un asesinato de estas características en municipios de Bolívar. En Cartagena tampoco se conoce de un hecho similar en los últimos años.

El crimen de María De los Reyes, sin embargo, no es el único que con matices de crueldad y atrocidad ha ocurrido este año en Marialabaja. El sábado 28 de mayo, una adolescente, de 17 años, fue abusada sexualmente y brutalmente asesinada. Su cuerpo lo hallaron en una casa abandonada del barrio Buenos Aires, en las afueras de esa población. Por este homicidio aún no hay capturas, pero sí muchos sospechosos.

El celular, la clave

A partir de ese 28 de mayo la vida cambió para los tres hermanos y los padres de Yolimar Beatriz Díaz Guerra, en especial para su mamá, Angélica. La señora está bajo constante ayuda psicológica y tratamientos médicos. Lea también: Atroz crimen de una joven de 17 años tiene en conmoción a Marialabaja

“Esto no ha sido fácil para ninguno de nosotros. Yolimar era la menor y lo que le pasó a ella tiene afectada mucho a mi mamá. Ha pensado cosas que no debe pensar y por eso debe estar con orientación de profesionales”, cuenta Angie, una de las hermanas de Yolimar.

La joven le dijo a El Universal que aunque constantemente llegan a su casa funcionarios de la Sijín, las investigaciones aún no entregan resultados concretos. “Solo nos dicen que están trabajando en el caso y que están esperando para realizar unas diligencias técnicas que puedan llevar al asesino”, manifiesta Angie. Lea: Marialabaja salió a marchar en rechazo por el atroz asesinato de Yolimar

La hermana de Yolimar dice que no hay capturas y al responder una pregunta de si consideran a alguien sospechoso, afirma que “todos los que andaban con ella son sospechosos”. De ese grupo no hace parte el novio de la víctima, un joven que para la época de los hechos no estaba en Marialabaja porque presta el servicio militar.

La Alcaldía de Marialabaja ofrece 15 millones de pesos a quien entregue información del o los asesinos de Yolimar. Toda la población espera justicia.

Yolimar cursaba décimo grado en la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural. Era una estudiante destacada y de eso dan fe el rector, sus docentes y compañeros. Para ayudarse económicamente, la menor comenzó a trabajar como vendedor en un punto frío (local de venta de cervezas) en esa población. Por lo general laboraba los fines de semana. Lea aquí: Marialabaja: encuentran muerta a una joven con una herida en el cuello

Ese viernes (27 de mayo), recuerda su hermana, la adolescente fue al establecimiento a las cinco de la tarde. Ella dice que estaba normal y no le notó algo extraño. Volvió a verse con ella a las 8 p. m., cuando le llevó la cena.

“Le llevé la comida como de costumbre y lo único que me dijo es que no quería mucho. No volví a saber de ella hasta el sábado en la mañana, cuando un amigo en una moto me fue a avisar a la casa que la habían encontrado cerca de la casa de otra hermana mía”, relata Angie.

Para Angie, la clave para resolver el crimen de su hermana podría estar en la llamada que ella recibió en su celular a eso de las 2 a. m. “Lo que nos dicen es que apenas recibió la llamada se puso nerviosa y se fue enseguida del trabajo sola”, precisa la joven.

  NOTICIAS RECOMENDADAS