Sucesos


Muere domiciliario herido en un presunto caso de abuso policial en La Esperanza

El hecho se registró en la madrugada del lunes en medio de una discusión. Familiares aseguran que un Policía le disparó en dos oportunidades. Falleció en la clínica Crecer.

REDACCIÓN SUCESOS

23 de septiembre de 2020 09:01 AM

El domiciliario que resultó presuntamente herido en una discusión con uniformados del CAI de la Perimetral, en hechos ocurridos el lunes en la madrugada en el barrio La Esperanza, falleció la tarde de ayer.

Así lo confirmó Fidel Jiménez Pardo, familiar de Carlos Herrera Vargas, como fue identificado el fallecido y cuyo deceso se produjo en la clínica Crecer, tras permanecer varias horas en una UCI.

Lo que relató Jiménez Pardo sobre este caso ocurrido más exactamente en la calle Cubero Niño de La Esperanza, es que él y otros familiares tenían música en su vivienda cuando a eso de las 12:30 de la madrugada del lunes llegó un grupo de diez policías en cinco patrullas motorizadas pidiéndole que apagaran el equipo de sonido, pues esas celebraciones son restringidas por razones de la pandemia.

Precisó que en ese momento se procedió a obedecer lo que les pidieron los uniformados, pero que no hubo discusiones. Al rato fue que uno de los policías comenzó a increpar a unos tres jóvenes y tras ese cruce de palabras se inició una discusión, que se fue a los golpes. Luego de eso, los policías persiguieron a los jóvenes.

Destacó que el hoy fallecido, no corrió sino que se fue caminando para su casa y cuando iba llegando unos policías comenzaron a golpearlo y a decirle que él también estaba tirando piedra.

Este también fue golpeado por los uniformados y, según cuenta el familiar, este comenzó a defenderse también. Al intentar huir de los uniformados uno de ellos saca su arma de fuego y le propina un balazo en el abdomen y otro en la espalda.

Aseguró que los policías se fueron y lo dejaron malherido y fueron los familiares quienes lo llevaron al centro asistencial, donde desafortunadamente falleció. El CTI de la Fiscalía realiza el levantamiento del cuerpo.

En la tarde de ayer familiares hicieron una marcha por el barrio en señal de rechazo por la manera en que la Policía actuó con estos jóvenes, pues otros más resultaron con golpes.

Carlos Herrera Vargas trabajaba como domiciliario en un negocio de pollos asados en el mercado de Bazurto.

El Universal consultó desde ayer con la Policía Metropolitana sobre este caso y hasta el momento no se ha entregado información oficial del hecho.