Silvia Tcherassi, un largo camino que no se detiene

28 de septiembre de 2015 11:46 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con pantalón blanco, blusa del mismo tono y botines camel, Silvia Tcherassi llegó al Sofitel Santa Clara a probarle la ropa a las modelos que desfilarían su nueva colección de vestidos de novia.

Atendía varias cosas al mismo tiempo: modelos, maquilladores y periodistas, y sin embargo se veía calmada y sin descuidar ninguno de esos “frentes”.

Sus ojos, ya acostumbrados a estas pruebas de vestuario, veían más allá, y descubrían pequeños detalles que a cualquier otra persona le pasarían desapercibidos.

“La parte de arriba le queda un poco justa”, les decía a sus asistentes que ayudaban a las modelos a probarse los vestidos, al tiempo que apreciaba tocados y hasta mis aretes largos –de la diseñadora Mercedes Salazar- que le encantaron y que le parecieron ideales para llevárselos de regalo a su hija Sofía.

Y es que Silvia tiene esa facilidad para mantener la calma en momentos de ajetreo. Es la misma serenidad que ha tenido a lo largo de su carrera para tomar decisiones y arriesgarse a salir con sus propuestas de moda fuera de Colombia.

Abrió tiendas en Miami, y ahora está emocionada con la nueva aventura que emprende: su tienda en Madrid, que abrió hace pocos días.

¿Cuéntanos de esa tienda?
-Acabo de abrirla hace 15 días en la calle Garza con Ortega y Gasset, donde están todas las tiendas de lujo, y qué mejor que Madrid para abrir una tienda fabulosa. La apertura oficial será en octubre, pero ya está abierta el público.

¿Cuántas tiendas tienes ahora?
-Diez en Colombia, dos en Miami y la de Madrid. Y en diciembre inauguro mi nuevo atelier en Miami. Ya tengo alrededor de 100 personas trabajando conmigo.

¿Cómo decidiste mostrar por primera vez tu colección de novias 2016 en el Cartagena Bridal Week?
-¿Qué mejor que Cartagena? Me encanta apoyar todo lo de mi país, yo soy barranquillera pero a Cartagena la llevo en mi alma. Barranquilla es mi ciudad de nacimiento pero a Cartagena le he apostado en todos los aspectos: en mis almacenes, hoteles y restaurantes.

¿Estás satisfecha de lo logrado hasta ahora profesionalmente?
-En realidad siento que me faltan muchas cosas por hacer, entonces el balance es que tengo algunos ‘chuleados’ pero siempre con una lista de pendientes todavía. Cada día hay cosas nuevas, para mí un salto en mi carrera es haber pasado de la moda a estilo de vida, a hoteles, y en cada parte siento que he recorrido un camino largo pero que falta mucho. Ahora viene la otra generación, que son mis hijos, ya Sofía va a empezar diseño de moda, entonces va a empezar otra etapa.

¿Cómo analizas el momento de la moda en América Latina?
-Estamos en un gran momento, me siento orgullosa de haber sido la primera diseñadora en decir sí se puede, en tener pasarela en París y Milán, y en tener tiendas por fuera del país.

¿Es diferente el gusto, en cuanto a la ropa de las latinas, de las estadounidenses y las europeas?
-En cuestión de gustos la moda es global, y así es en el caso mío. No diseño para una mujer latinoamericana, sino global, lo que pasa es que hay inspiraciones en ciertas regiones y momentos de la vida.

¿Ha habido colecciones más exitosas que otras?
-Sin duda alguna ha habido colecciones más especiales que otras, pero para mí todas son bellas y siento que la que viene será mejor, eso es lo importante. Esta que presento mañana –el pasado viernes-  ya pasó, ya estoy pensando en la que viene.

Bueno, cuéntanos de tus hijos...
-Sofía se gradúa y va a estudiar diseño de moda, Mauricio ya se gradúo y estará un año en Barranquilla, pienso que ellos nacieron en esto y tienen las puertas abiertas en la compañía y van a asumir su rol en su momento. A Sofía la veo siempre interesada en la moda.

¿Eres de las que aún coges el hilo y la aguja?
-No, solo en caso de emergencia, lo que me gusta es la parte creativa, lo que más disfruto es el desarrollo de las colecciones y escoger las telas. Lo que sí me gusta es bordar.

¿Cómo atiendes el hogar con tantas actividades?
-Desde cuando me casé fue así, entonces no ha cambiado nada, pero cada día es más difícil por la viajadera, que ahora se va a intensificar por la tienda en Madrid.

¿Cuál es tu estilo para vestir?
-Soy casual chic, me encanta el look relajado, pero un relajado impecable, para grandes fiestas uso vestidos de Silvia Tcherassi, pero tengo una vida muy tranquila, del trabajo a la casa, pero cuando salgo me encanta arreglarme.

Viéndote en esta prueba de vestuario noto que eres muy exigente...
-Sí, así soy con todo.

¿Sugerencia de vestuario para el Caribe?
-El Caribe es blanco, con telas que vuelen, que tengan transparencias, algodones, con estos calores lo ideal es el blanco con collares de colores.

¿Qué se siente al finalizar una pasarela?
-Que descansé, pero al día siguiente estoy pensando en el otro desfile.

¿Cuál es tu fuerte, el pret a porter o las novias?
-Para mí son las tiendas de pret a porter, las novias son un mercado apasionante que sólo atiendo en Miami. Me gusta vender en mis propias tiendas, no en las tiendas por departamento y así siempre va a ser porque es un diseño de autor, somos dueños de nuestras propias ideas y podemos hacer con nuestras ideas lo que queremos, somos autónomos en nuestro trabajo.

¿Y el nuevo hotel en Cartagena?
-Se abre a finales de 2016, en la calle del Curato. Tendrá 42 habitaciones, dos restaurantes, un café, una boutique de Silvia Tcherassi.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS