Revista viernes


Andrés Cepeda, un artista total

Andrés Cepeda no deja de crear, cada canción es una historia por musicalizar y se renueva a sí mismo, incluyendo desde su paso por La Voz Kids, hasta la pequeña participación en una película.

HEIDI LLANES

22 de abril de 2022 09:00 AM

Cercano, afable, pero ante todo talentoso, esa es la percepción que se tiene de uno de los artistas más queridos en Colombia, el dueño de esas letras que bien calan en un joven enamorado, un niño ilusionado, o el adulto que sucumbe a un poema cantado. Se habla de Andrés Cepeda, el bogotano que se reinventa en cada proyecto y siempre tiene algo para sorprender.

La calidad humana de Andrés se equipara con su capacidad creativa, y generalmente sus seguidores están expectantes, porque es bien sabido que sólo Cepeda es capaz de superarse a sí mismo en lo que a propuestas se refiere, allí siempre hay una especie de caja de sorpresas que se activa y lleva directamente a su mundo artístico. (Lea aquí: Andrés Cepeda presenta lo más íntimo de su música)

En lo personal, la prudencia es esa coraza que protege sin volverlo inalcanzable y allí radica un poco lo más reciente del cantautor, cuando en medio de lo que nunca cuenta, se motivó a hablar del amor que profesa por Elisa Restrepo, su esposa, y que expresa como bien lo sabe hacer, componiendo, cantando.

“Lo que había olvidado” es la canción que enmarca su historia de amor, y en sus palabras advierte que está inspirada en ese sentimiento de volver a enamorarse y todo lo que rodea a la conquista, que fue exactamente lo experimentado al conocer a su esposa.

Cuando llegó el momento de hacer el video, la propia Elisa le sugirió contar una historia como la de ellos y las palabras de Andrés fueron, “contemos la nuestra”. Se programó ese pequeño retrato de su vida en pareja desde cuando se conocieron, lo emprendido en el camino, lo disfrutado, acompañando bien el tema de la canción, que es lo que sucede cuando la persona indicada llega y permite sentir el amor renacer.

Con Elisa Restrepo, su esposa, protagoniza el video de “Lo que había olvidado”, donde también estuvo “Dorita”, su mascota. FOTO CORTESÍA ÓSCAR PEÑA
Con Elisa Restrepo, su esposa, protagoniza el video de “Lo que había olvidado”, donde también estuvo “Dorita”, su mascota. FOTO CORTESÍA ÓSCAR PEÑA

Con este tema es la primera vez que el bogotano abre una ventana a su vida privada y la muestra, para lo cual agrega que le resultó muy natural y obvia contar la historia de esta manera, porque no se imaginó otra, además, cree que muchas personas se van a sintonizar con él.

El video, que capta instantes propios de su pequeña familia, además de tener allí a sus protagonistas, cuenta con la presencia de “Dorita”, la perrita que los acompaña y que hace parte de esas vivencias desde casa.

Mil y un proyectos

Andrés Cepeda no da tregua en lo que a creatividad se refiere. “Lo que había olvidado” hace parte del material programado para su próximo álbum, el número catorce de su carrera, siendo el tercero en presentarse y faltarían dos más para liberar el disco completo, afirma el artista de los mil y un proyectos.

Los formatos diferentes están para inventarse maneras nuevas para el público y uno mismo, soy inquieto y busco posibilidades para grabar”

Andrés Cepeda

Si bien su espíritu creativo no requiere de tanta estimulación, afirma que la pandemia y ese tiempo libre obligado lo llevaron a extender mucho más allá sus ideas. Entró al estudio y dio rienda suelta a un trabajo con mucha innovación, y es así como además de ser uno de los cantantes que mayor acercamiento tuvo de manera virtual con su público, también creó nuevos formatos para seguir explorando.

El álbum “Me estás haciendo falta, las canciones que cantaba mi papá”, un merecido homenaje a Humberto Cepeda, su padre y su respectivo documental que sale el próximo 22 de mayo; “Guitarra y voz”, un compendio que se acerca mucho a su sentir personal; la gira “Compadres” al lado de su entrañable amigo Fonseca; otra gira programada para la segunda mitad de 2022; “Cepeda en tablas” que se reinventó en el confinamiento y este nuevo disco, son solo una parte de esa labor incansable de Andrés, que en buena medida le sirve, como aclara, “para no aburrirse”.

Dentro de ese cúmulo de proyectos, está el viaje a México, donde estará por dos meses grabando un álbum, cuyo título aún no se define, pero que ya tiene la forma y es una serie de colaboraciones con grandes artistas mexicanos y Natalia Jiménez, versionando algunas de sus canciones más conocidas, así como otras inéditas.

“Guitarra y voz” es uno de sus consentidos de esta serie. Se grabó en un concierto realizado en el Teatro Colón y de las once canciones que presenta, siete son inéditas que se han escogido por años para hacer parte de este álbum y cuya finalidad es que se “sostengan” solas con la guitarra.

Se trató de un experimento interesante para el cantautor, toda vez que es un álbum que necesariamente se debe hacer en una sola toma, con el público presente, no se puede repetir, entonces de principio a fin está implícita la exigencia de que debe salir bien, y esa adrenalina, tanto en él como su gran amigo guitarrista Jhon Harby Ubaque ‘Dartagnan’, les hace exponer su mejor versión.

El sonido del tiempo

Con un inagotable talento expresado en su repertorio sin igual, Andrés Cepeda ha cumplido tres décadas de carrera, en un proceso que ha valorado y disfrutado paso a paso, y que piensa seguir haciendo por muchos más.

“Cada vez me enamoro más de comunicarme por medio de la música y de cantar con la gente que más admiro, viajar por el mundo llevando mis canciones, estoy muy agradecido, me siento afortunado por vivir de esto que amo tanto”, indica el bogotano.

Cepeda tiene en su haber tantos formatos cuyo hilo conductor es la música, él advierte que este trabajo se logra con las ganas y el aprovechamiento del tiempo, de otra parte, siendo fiel a lo que quiere expresar, se mantiene ese carácter personal que tiene frente a su trabajo.

Este año seguirá la senda incansable de la creación con dos giras muy importantes para el artista. La primera presentará el décimo cuarto álbum y se desarrollará a partir del segundo semestre, mientras que a final de año se tiene programada la de “Guitarra y voz”, que espera cumplir uno de los sueños de Andrés, que es presentarla en los teatros más hermosos de Colombia, Latinoamérica y Estados Unidos, y no puede dejar de lado el Teatro Adolfo Mejía de Cartagena.

  NOTICIAS RECOMENDADAS