Cartagena


Transcaribe agotó los recursos del segundo patio portal

Mientras el Distrito avanza en los trámites para sacar un crédito con Findeter, los operadores tratan de sostenerse con el recaudo diario, sin saber cuánto tiempo puedan aguantar.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

01 de marzo de 2021 12:00 AM

El 27 de marzo de 2021 Transcaribe cumple cinco años desde que empezó su operación comercial, sin embargo puede que sea uno de los aniversarios más amargos para el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), teniendo en cuenta la crisis financiera que atraviesa.

De acuerdo con Transambiental, uno de los tres operadores de buses del sistema, no hay recursos para mantener la operación y actualmente la flota se mueve con el recaudo del día a día, por lo que se hace imperativo buscar una rápida solución, ya que de lo contrario, entre marzo y abril algunas rutas podrían sufrir afectaciones por disminución de buses.

“Desde marzo de 2020 y hasta el 19 de enero usamos los recursos que había puesto el Gobierno nacional y el distrital para poder crear el patio en la Zona Norte, unos $38 mil millones más o menos, y ya se acabaron, entonces ya tenemos un déficit de infraestructura que no está y que queda incompleta porque en el momento en que Transcaribe quisiera pedir más buses no hay dónde guardarlos”, afirmó Mauricio Sandoval, gerente de Transambiental.

Por más crítico que es el panorama, el Distrito y Transcaribe han afirmado que no hay riesgo de parálisis y que el camino más expedito para poder inyectar recursos al sistema es a través de un crédito Findeter por aproximadamente $45 mil millones.

“La Secretaría de Hacienda viene trabajando en los trámites necesarios que permitan al SITM usar los recursos de este crédito, y el Distrito presentará al Concejo Distrital el proyecto de acuerdo que le permita a esa corporación estudiar la solicitud de autorización por parte del alcalde, para poder acceder a este crédito”, afirmó Sindry Camargo, gerente de Transcaribe.

Pese a esta declaración un poco esperanzadora, los operadores conocieron que el crédito podría salir en mayo e incluso en junio, y deberá pasar la prueba de fuego en el Concejo, lo que lo hace aún más incierto, teniendo en cuenta que en 2019 la corporación negó cinco veces el proyecto de acuerdo para un crédito público por $20 mil millones para la chatarrización de buses, hecho que acrecentó la crisis actual.

En este escenario lo único seguro es que la bomba de tiempo en que se ha convertido el SITM ha sido una seguidilla de desaciertos desde hace muchos años que lo tienen a punto de explotar.

Obligaciones incumplidas

Para poder entender la génesis de este problema hay que recordar que cuando se licitó el proyecto de Transcaribe hubo una concesión que quedó desierta más de cuatro veces y el Distrito decidió asumir las obligaciones de operador (además de ser ente gestor). Ese, fue el inicio de las dificultades.

“Eso implicó que la flota que tenía que traer Transcaribe no llegara al mismo tiempo de la que trajimos los operadores, llegó casi dos años después; los aportes al FUDO, que cada uno ha puesto tres, Transcaribe ha puesto dos y tiene casi cuatro años de retraso en los aportes para chatarrizar”.

Todo esto se resume en que el SITM debía estar al 100% en tres años y ya han transcurrido cinco años con un 53% de avance. Además de eso, últimamente el sistema ha trabajado a pérdida debido a que el reajuste del valor del pasaje (que es responsabilidad del alcalde) no ha correspondido a lo indicado en la tarifa técnica, y la diferencia no ha sido subsidiada por el Distrito.

La situación la agrava el hecho de que a la fecha la administración guarda silencio sobre si habrá o no un alza en el pasaje. Cabe recordar que en septiembre del año pasado fue radicado en la Alcaldía el informe que indicaba que la tarifa pasajero para el 2021 debía ser de $4.900, pero el nuevo año comenzó y los operadores se vieron en la necesidad de enviar una actualización de costos que la elevó a $5.500.

Para hacer este cálculo se tuvo en cuenta variables como el índice de Precios al Consumidor (1,61%), variación del salario mínimo (3,50%), el cambio en el comportamiento del precio del Gas Natural Vehicular y los egresos teóricos. Según lo expuesto en el documento, tan solo en 2020 el SITM gastó $11.910.524.050 en combustible y tuvo egresos por $79.301’017.863.

“El 1 de enero de 2021 el alcalde de Cartagena debió decretar el aumento de la tarifa al usuario conforme a la recomendación realizada por Transcaribe. Sin embargo, a la fecha no se ha realizado dicho ajuste, configurándose la materialización del riesgo de tarifa asignado a Transcaribe, conforme a los términos previstos en el Contrato de Concesión SA-MC-007-2014”, indicó Transambiental en un documento enviado a la gerente del sistema.

También señaló que en virtud de la materialización del riesgo, Transcaribe, en su calidad de ente gestor, debe gestionar ante el Distrito de Cartagena la apropiación de los recursos necesarios para compensar al SITM por no ajustar la tarifa de usuario en la fecha indicada.

“Teniendo en cuenta que el riesgo de tarifa fue valorado con un impacto alto, en el caso que estos recursos no sean apropiados y se mantenga el acaecimiento de dicho riesgo, esto puede llegar a comprometer la prestación del servicio de transporte de la ciudad de Cartagena y el adecuado cumplimiento del contrato de concesión”, puntualizó.