Cartagena


En La Boquilla piden que se respete su titulación colectiva

Un fallo de primera instancia anuló el año pasado la titulación colectiva de la comunidad. Los boquilleros impugnaron la decisión y esperan que el Consejo de Estado se pronuncie.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

12 de septiembre de 2021 12:00 AM

El 20 de agosto de 2020 la decisión del Tribunal Administrativo de Bolívar de anular el título colectivo de La Boquilla causó revuelo dentro de la comunidad afro, que con el fallo sintió que se le habían desconocido más de 300 años de presencia en el territorio. (Lea aquí: En primera instancia, anulan el título colectivo de La Boquilla)

Un territorio en el que se vive de la playa y de la ciénaga, del turismo y de la pesca y que tiene un entramado de costumbres y tradiciones que solo los boquilleros han sabido mantener. Así lo demostraron en una protesta que realizaron el 2 de septiembre del año pasado, que más que una marcha se trató de una “manifestación cultural”, en la cual los nativos expresaron por qué merecen quedarse en esa tierra. (Le puede interesar: Con manifestación cultural, La Boquilla defendió su título colectivo)

En La Boquilla piden que se respete su titulación colectiva

La comunidad fue respaldada. Luego de que el Consejo Comunitario impugnara el fallo, la Procuraduría apeló la sentencia, y después la Agencia Nacional de Tierras (ANT) hizo lo mismo. Igualmente, el Distrito de Cartagena manifestó su intención de acompañar a la comunidad en la defensa de la titulación.

Pero un año ha pasado desde entonces y lo que hay es incertidumbre. Si bien esperan el fallo de segunda instancia por parte del Consejo de Estado, muchos foráneos desconocen la impugnación y creen que el título colectivo de La Boquilla ya se anuló, por lo que no han dudado en comenzar a construir sobre la playa. Además, los boquilleros siguen sintiendo la zozobra de que los puedan sacar de allí.

“La espera nos afecta”

Irina Zúñiga, representante legal del Consejo Comunitario de La Boquilla, indicó que ya comenzaron a sentir los efectos del fallo de primera instancia que anuló el título.

“Esta espera nos afecta porque necesitamos que nos definan. Nosotros tenemos beneficios gracias a la titulación colectiva, gracias a ella no pueden coger nuestras tierras que es lo que quieren, los grandes inversionistas quieren adueñarse del territorio y con eso los frenamos. También tenemos mejores oportunidades y proyectos de inversión” afirma Zúñiga.

Con esto, temen que todos esos proyectos y beneficios estén en riesgo, además, la representante asegura que ya ha visto foráneos construyendo edificaciones de dos y tres pisos sobre la playa.

2012
fue el año en que se le entregó la titulación colectiva al corregimiento de La Boquilla.

Y es que según cuenta Jose Gabriel Ortega, otro miembro del Consejo Comunitario, no hay un tiempo estimado para el pronunciamiento del Consejo de Estado. “En primera instancia el fallo demoró casi ocho años, es posible que en segunda instancia demore dos años, tres, o quizá más. Eso nos perjudica porque hay mucha especulación de tierras”, expresó.

Optimistas

El respaldo que ha recibido la comunidad sumado a los argumentos que presentaron ante el Consejo de Estado para revocar la sentencia de primera instancia, ha hecho que en La Boquilla esperen un fallo favorable de parte del Alto Tribunal.

“Esperamos que este fallo sea favorable por lo que representa el título para la comunidad negra de La Boquilla, y segundo, porque para nadie es un secreto que el fallo de primera instancia fue un fallo más que jurídico, político”, dijo José Gabriel Ortega.

En La Boquilla piden que se respete su titulación colectiva

La decisión del Tribunal Administrativo de Bolívar se sustentó en que el antiguo Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) emitió el título colectivo de La Boquilla en el año 2012 en calidad de “suelo rural”, aún cuando “tenía conocimiento desde antes de dar inicio al trámite de titulación, que La Boquilla no era área rural”. Por este motivo decidió anular la resolución que otorgó el título.

Pero la comunidad rechaza de manera contundente estos argumentos, que están basados en un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que data del 2001 y que está vencido.

“El POT contempló al corregimiento de La Boquilla como urbano, no teniendo en cuenta su calidad de comunidad negra”, agregó Ortega.

Por este motivo, asegura que lo sucedido con el corregimiento también es un llamado a la Secretaría de Planeación a avanzar en la actualización del POT y a consultar a las comunidades afro a través de un proceso diferenciado.

En todo caso en La Boquilla confían en que la decisión del Consejo de Estado sea congruente con la protección de sus derechos y que así se les pueda garantizar su permanencia en el territorio a través de la titulación colectiva.

  NOTICIAS RECOMENDADAS